Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » RAICES PROFUNDAS

plantar arboles
Tiempo atrás, yo tenía un vecino médico, cuyo “hobby” era plantar árboles en el enorme patio de su casa. A veces observaba, desde mi ventana, su esfuerzo por sembrar plantas y más plantas, todos los días. Lo que llamaba mi atención, era que él apenas regaba los brotes y, después de algún tiempo, noté que sus árboles demoraban mucho en crecer.

Cierto día, me aproximé al médico y le pregunté si no tenía temor de que las plantas no creciesen.

Con un aire orgulloso pero seguro, me describió su teoría.

Me dijo que, si regase sus árboles, las raíces se acomodarían en la superficie y quedarían siempre esperando por el agua fácil, que venía de encima. Como él no las regaba, las plantas demorarían más para crecer, pero sus raíces tenderían a migrar para lo más profundo, en busca del agua y de las varias nutrientes que encontraban en las capas más hondas del suelo.
Así, según él, los árboles tendrían raíces profundas y serían más resistentes a la intemperie. Y agregó que frecuentemente daba unas palmadas en sus plantas, con un diario doblado, para que se mantuvieran siempre despiertas y atentas.

Poco después viajé para vivir en otro país, y no volví a recordar el hecho.

Hasta que luego de varios años, al retornar del exterior, fui a dar una mirada a mi antigua residencia. Al acercarme, ví un bosque que no estaba antes.

¡Mi antiguo vecino, había concretado su sueño!.

Aquel era un día de viento muy fuerte y helado; los árboles de la calle estaban arqueados, como si no resistieran el rigor del invierno. Pero al aproximarme al patio del médico, noté cómo estaban de sólidas sus plantas: prácticamente no se movían, resistian en forma estoica aquel fuerte viento.

Qué efecto curioso, pensé… Las adversidades por las cuales aquellos árboles habían pasado, con palmadas y privados de agua, parecían haberlos beneficiado más que el confort. Un tratamiento más fácil, jamás hubiera generado tanta fortaleza.

El médico -ya anciano- salió a recibirme y me dijo:

“-Siempre habrá una tempestad en algún momento de nuestras vidas, porque, queramos o no, la vida no es muy fácil. Generalmente pedimos no tener dificultades pero, en verdad, lo que necesitamos es desarrollar raíces fuertes y profundas, de modo que cuando lleguen las tempestades y soplen los vientos helados, resistamos bravamente, en vez de ser barridos”.

Fuente: tomado de internet

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:

suscribete sobre

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Blog

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail Suscribiendote a nuestro boletín

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla. Sólo entonces estarás realmente suscripto !! Muchas gracias por acompañarnos.

Comentarios (0)

  1. ricardo castellanos dice:

    Saludos

    Llegue por accidente a su espacio en la internet, aproximadamente hace tres años, en el transcurso de ese tiempo me han hecho llegar varios miles de correos, los cuales leo diariamente, al grado que si no leo o releo uno o dos artículos al día me siento muy incómodo, se produce una sensación parecida a la acción de no comer durante el día en mi ser, esos son los síntomas que han logrado producir en mi, haber tenido contacto con los escritos que me envía me ha ayudado como no se imagina, he sido emprendedor la mayor parte de mi vida, pero por la ignorancia del conocimiento y la frase “LA BONDAD NO HACE LA RIQUEZA.” Me justificaba para no dar el paso de emprendedor a empresario, pero llegue a ese nivel, y gracias a Ud. Juan Carlos valda voy día a día reafirmándome como empresario aunque es lento el proceso voy por ese camino tortuoso pero placentero.

    Su labor créame tiene un valor incalculable, al grado que no tendría tiempo ni económicos en toda mi vida, como pagarle lo que ha hecho por mí y por mucha gente mas, que no conoce y no espera agradecimiento alguno, y que por nuestra aparte no agradecemos, no porque no queramos si no que no sabemos cómo hacerlo.

    Mi única forma de agradecerle su labor es transmitiéndoles conocimientos, apoyo a los nuevos emprenderos y a la gente que lo necesite y, es mi única forma de agradecimiento de mi persona hacia Ud.

    Soy artesano de profesión y reitero que gracias Ud. Y al entorno en que me hecho rodear estoy por organizar un grupo de emprendedores, para transmitir los conocimientos necesarios para que no se queden solo en eso, en emprendedores que den el gran salto a empresarios.

    SENCILLAMENTE GRACIAS

  2. Maria Jose Pita dice:

    Esto es así, hay un dicho en mi tierra que dice:”lo que no te mata te hace más fuerte”.
    Las personas que hasta ahora tuvieron una vida llena de comodidades y ahora sus ingresos disminuyeron,viven una agonía,porque no usaron el ingenio nunca para llegar a fin de mes

  3. Daniel Hernández Golding dice:

    Bárbaro que reflexión de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>