Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Pymes » Por qué mueren prematuramente las empresas

Por qué mueren prematuramente las empresas

por Sergio Suarez Rosa

Es un hecho y así lo reflejan las estadísticas, que el índice de mortalidad de las nuevas empresas es muy elevado. Pero, ¿por qué mueren prematuramente las empresas? Tratamos en este post de acercarnos a algunas, y solo algunas, de las que creo que son causas de estos fracasos. Son unas pocas de las muchas cuestiones que son causantes de que el 80% de las nuevas empresas no llegue a los 5 años de vida, como el emprendedor y su preparación, la estrategia y el foco, el equipo, el ritmo o los clientes y el producto o servicio.

Preparación y el emprendedor

Antes de empezar un proyecto, la preparación tanto en el sentido formativo y de conocimientos como la preparación física, emocional son vitales. Muchos proyectos acaban sucumbiendo ante los azotes de realidad sufridos por sus promotores que no los soportan y terminan tirando la toalla. Emprender es un proceso duro y muy sacrificado, sobre todo a nivel físico y también emocional. Quienes no estén dispuestos o preparados para asumir ciertos costes personales, los costes no económicos de emprender, tendrán pocas posibilidades de resistir.

Cualquier proyecto que vayamos a emprender requerirá de una mínima preparación, de al menos unos conocimientos y un nivel formativo mínimos. No se trata de dominar todas las disciplinas, no se trata de saber de todo, pero sí deberíamos tener unasnociones fundamentales de las áreas básicas para desarrollar un proyecto empresarial.
Si eres de esos (pocos) emprendedores que creen saberlo todo, que crees que no necesitas más formación o información para emprender, estás equivocado. La formación debe ser una constante y debemos estar siempre aprendiendo cosas nuevas o reciclándonos en las materias que ya dominamos.

Quienes no estén dispuestos o preparados para asumir ciertoscostes personales, los costes no económicos de emprender, tendrán pocas posibilidades de resistir

Estrategia y foco

Sin estrategia, cualquier proyecto se convierte en un barco a la deriva que no sabe si va o viene, mecido por las olas de mercados, clientes y competidores. Es vital tener una visión clara del proyecto y que, además, esta visión sea compartida por todos los promotores, socios, emprendedores. Un típico error es tener una visión poco definida del rumbo hacia donde se quiere navegar. Y cuando se tiene, no suele ser compartida por toda la organización. Debemos reflexionar sobre los objetivos que queremos alcanzar, para poder definir el rumbo adecuado, basado en una estrategia. Todos en la organización deben conocer y compartir el rumbo hacia donde navega.

Es vital tener una visión clara del proyecto
y compartida por todos

Es muy habitual perdernos en mil batallas y no focalizar. Ir dando palos de ciego, aquí y allí, será un obstáculo para alcanzar resultados positivos. Hay que saber en todo momento cuáles de las tareas son las urgentes e importantes a las que dedicar nuestro tiempo para no perderse en el día a día.

Equipo

Normalmente y sobre todo en las startups tecnológicas, el emprendedor, habitualmente de perfil tecnológico, domina el tema sobre el que decide emprender, pero no siempre (casi nunca) domina el resto de áreas vitales en un proyecto emprendedor. Es por eso que necesitará de un equipo multidisciplinar que complemente con sus conocimientos y experiencias los suyos.
Ningún emprendedor de éxito lo logró caminando en solitario. No rodearse de un buen equipo de profesionales que se complementen y que sean mejores que él mismo es causa de problemas de solvencia que pueden acabar con el proyecto. Formemos un equipo, multidisciplinar, cohesionado, motivado y con una visión y objetivo compartidos y tendremos más opciones de éxito.

Ningún emprendedor de éxito lo logró caminando en solitario

Sin embargo, aunque estos emprendedores tecnológicos normalmente se encuentran más cómodos programando que realizando tareas administrativas, de gestión, o comerciales, no podemos desatender las tareas básicas de funcionamiento en la empresa. No es positivo dedicarse sólo a aquellas que más nos gustan o con las que nos encontramos más cómodos, a no ser que podamos delegar en alguna persona capaz y de confianza.

Ritmo

Se suele comparar el proceso emprendedor como una carrera de fondo. En este tipo de actividad el ritmo es fundamental para llegar a la meta y en una buena posición. Si vamos demasiado deprisa en la salida, si agotamos nuestras fuerzas en los primeros metros no tendremos capacidad para continuar y perderemos posiciones o, peor aún, tendremos que abandonar. Por el contrario, una salida a ritmo de paseo nos retrasará demasiado, dejándonos descolgados del pelotón, con pocas opciones a diferenciarnos y superarlo.

Si agotamos nuestras fuerzas en la salida
no tendremos capacidad para continuar.
Una salida a ritmo de paseo nos retrasará demasiado

Siguiendo con el símil, a mitad de recorrido puede que estemos bien posicionados, que estemos en el grupo de cabeza. Es ahí cuando más peligro hay de confiarse, de pensar que está todo hecho y que no hay quien nos pueda superar. Dormirse en los laureles del éxito es una causa peligrosa de pérdida de posición que nos hace perder competitividad frente al resto que no parará hasta superarnos.

Clientes y producto/servicio

Qué duda cabe de que los clientes son unos de los activos fundamentales de la empresa. Sin clientes a quien vender nuestros productos o servicios ésta no tendría sentido. Tener clientes es importante, peromás importante es tener buenos clientes y a éstos hay que cuidarlos desde antes de que lo sean. Debemos escuchar a nuestros clientes, los que ya los son y los potenciales clientes, aquellos que aún no lo son. La información que nos facilitarán será de gran valor para configurar nuestra oferta.

Debemos lograr que los clientes deseen nuestros productos o servicios, que descubran que nuestras oferta les soluciona un problema o les facilita la vida. Y para esto hay un paso previo que muchos ignoran y es eso mismo, nuestra oferta debe solucionar problemas, minimizar molestias, en definitiva, hacer mejor la vida de los clientes. Y esta oferta debe ser, además, de calidad, con aportación de valor.

Tener clientes es importante,
pero más importante es tener buenos clientes
y a éstos hay que cuidarlos desde antes de que lo sean

No significa que debamos esperar a que el producto o servicio tenga el nivel máximo de perfección. Cuanto antes seamos conscientes de que la perfección nunca llegará antes avanzaremos. Debemos probar y buscar un producto con la calidad suficiente, pero sin pretensiones de perfección, y lanzarlo al mercado para que sean los propios clientes los que nos digan si les ayuda o no, para que lo validen y nos den feedback sobre sus beneficios y, sobre todo, sus defectos o necesidades de mejora. De esta manera podremos ir mejorando nuestro producto o servicio.

Estas son algunas cuestiones que me parecen muy importantes a la hora de emprender, ya que su descuido puede ocasionar, en la mayoría de los casos, la muerte prematura de nuestro proyecto. Como he comentado al inicio, son una pequeña muestra que espero podamos ir ampliando con tus sugerencias y comentarios.

Fuente https://mprende.es

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someone

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail Suscribiendote a nuestro boletín

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla. Sólo entonces estarás realmente suscripto !! Muchas gracias por acompañarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>