Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Coaching


Home » Coaching
Los valores más apreciados en un profesional
20 abr
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Los valores más apreciados en un profesional »

Por Ángel María Herrera – Durante la crisis, mientras los economistas explicaban por qué había ocurrido e intentaban predecir cuándo terminaría, se comenzó a hablar de una “crisis de valores”, responsable de la recesión económica y de un sinfín de calamidades. Se popularizó hablar de lo mal que estaba “la cosa” y de que era necesario regresar a los valores para salir de la crisis fortalecidos. Pero ¿de qué valores estamos hablando?
Hace poco mencionábamos la importancia de definir la misión, la visión y los valores de una startup, y de seguirlos al pie de la letra. Pero no son sólo las empresas las que deben recordar sus valores: también los empresarios y profesionales de cualquier sector, incluyendo los emprendedores.
¿Cuáles son los valores más importantes para un emprendedor? (aunque muchos de ellos podrían aplicarse a un trabajador por cuenta ajena). Se ha hablado sobre ello en numerosos artículos e informes, pero lo cierto es que, en general, se trata de valores universales:

Distinguiendo el potencial
12 abr
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Distinguiendo el potencial »

Continuando con la nota anterior sobre el relato de los aprendizajes que me dejo esa vivencia inesperada –que sin lugar a dudas marcó un hito en mi vida–, quiero compartirte un cuento antiguo, que refleja muy claramente lo que experimenté en ese momento crucial…
Cerca de Tokio vivía un gran samurai, ya anciano, que se dedicaba a enseñar el budismo zen a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que era capaz de vencer a cualquier adversario. Cierto día un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos pasó por la casa del viejo. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación esperaba que el adversario hiciera su primer movimiento y, gracias a su inteligencia privilegiada para captar los errores, contraatacaba con velocidad fulminante. El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una batalla. Conociendo la reputación del viejo samurai, estaba allí para derrotarlo y aumentar aún más su fama.

La pregunta por quién soy y qué es lo mio
6 abr
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

La pregunta por quién soy y qué es lo mio »

Por Gabriel Bunster – Vamos por la vida ciegos quizás a las fuerzas que nos impulsan.
El deber ser, lo correcto, suele ser una voz con la que me suelo encontrar y contra la que instintivamente reacciono en contra.
Tenemos sobre dimensionada la mente razonante. Es como que toda la época del colegio, nos hizo crecer, pero en una dirección que no nos conectó con lo profundo de cada uno. Más nos conectó con lo correcto, lo conveniente incluso, lo exitoso en muchos casos.
Vamos por la vida, impulsados por dos vectores o fuerzas. Una es la del pasado, el producto de nuestra experiencia, de lo que hemos visto y aprendido.
Y otra fuerza, es la del futuro, la de aquella persona que en potencia somos, que se sitúa en alguna parte allá adelante y que tira hacia si. Es la mejor versión de nosotros mismos que quiere emerger.
Para poder conectar con esa mejor versión de nosotros mismos que quiere emerger, necesitamos ciertas habilidades, capacidades, que en general no hemos desarrollado. Conectar con nuestro corazón; conectar con nuestro cuerpo.

5 razones para buscar un buen mentor
5 abr
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

5 razones para buscar un buen mentor »

Por Francisco Alcaide Hernández – El pasado jueves tuve la ocasión de participar en Madrid (Torre Espacio) en la mesa redonda Corporaciones y startups: ¿amigos o enemigos? con ocasión del lanzamiento de Wanajump (@wanajump), la aceleradora corporativa del grupo Recreativos Franco, y en el que también participaron Pepe López de Ayala (Director General de Twitter), Ángel Sáenz de Cenzeno (Director de Innovación de Microsoft), Miguel Caballero (CEO y Fundador de Tutellus), Chema González (CEO y Fundador de Alterkeys, vendida a Room Mate) y como moderadora Helena Díaz-Fuentes (ver álbum de fotos).
Fue un evento interesante en todos los sentidos —intervenciones, organización, público, lugar…—, pero me quiero detener uno de los aspectos clave que se abordaron, para el éxito de las aceleradoras corporativas: los mentores.
Como autor de Aprendiendo de los mejores (Alienta, 10ª edición) —los mejores aprenden de los mejores— también fui preguntado al respecto por el papel de esta figura tan extendida en Norteamérica y mucho menos en España. Y éste es mi punto de vista:

La importancia de controlar la atención
3 abr
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

La importancia de controlar la atención »

Por Pablo A. Arango – “Las personas necias e ignorantes se dedican a vivir con descuido, mientras que un hombre sabio guarda su atención como su posesión más preciosa” —Buda
Mientras conducía, ponía un audio-libro. Lavando los platos, algún videillo en Youtube. En el gimnasio, escuchaba lecciones de inglés. Incluso en algunas tardes de domingo, cuando el deseo y la pasión asomaban, dejé el televisor encendido, por si marcaba un gol mi equipo.
¡Qué listo era! ¡No desperdiciaba ni un minuto! Bendita sea la multitarea, cuánto provecho me daba.
Hasta que un día aprendí que la multitarea no existe. No es más que un mito. Como el monstruo del lago Ness y la no muerte de Elvis.
Pensamos que estamos haciendo varias cosas a la vez, siendo súper eficientes y productivos. Pero en realidad, lo que estamos haciendo lo hacemos peor y tardando más tiempo del que tomaría hacer una cosa primero y luego la otra.
Además, dividiendo nuestra atención en más de una cosa, lo que conseguimos es no estar por completo en ningún lugar. ​

La constancia o el hábito de los primeros pasos
1 abr
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

La constancia o el hábito de los primeros pasos »

Por David Criado – Este artículo aborda la importancia de la constancia como destreza clave para toda persona decidida a lograr algo. Es constante quien actúa con “firmeza y perseverancia de ánimo en las resoluciones y en los propósitos“. Sostengo que tan solo actuando de este modo podemos lograr alcanzar objetivos y desarrollarnos como personas. Quien trabaja para ser constante recorre cada día gran parte del camino hacia el bienestar y la satisfacción propios. Medimos de hecho las “constantes vitales” para determinar si una persona sigue viva. Lo hacemos porque la constancia es la esencia de la vida.
Hoy presento la constancia como el hábito de los primeros pasos y como una combinación de actitudes entrenables. Porque lo que hoy voy a enunciar se lleva aplicando millones de años por todos los organismos y sistemas vivos que han logrado desarrollarse hasta nuestros días fruto del ejercicio consciente o inconsciente de su naturaleza. Hablo más en concreto de cualquier niño que aprende a andar a diario en cualquier hogar durante meses, de cualquier planta que crece en cualquier bosque o manglar durante años, de cualquier especie que evoluciona para adaptarse durante miles de años, de cualquier continente que se forma durante millones de años o de cualquier planeta o sistema que nace, crece y muere en la vastedad del infinito. Todas estas maravillas son resultado explícito y testimonio continuo del valor de la constancia.