Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares
La toma de decisiones en la empresa familiar
26 jul
2016
Escrito por juancarlos

La toma de decisiones en la empresa familiar »

por Francisco Santana – Nuestro negocio: micro, pequeño o mediano es una empresa familiar. Surge de la inquietud de cada uno de nosotros de ser dueños de nuestro propio destino económico con la misma visión de aquellos propietarios de empresas que en sus inicios fueron pequeños.Poco a poco unas fueron creciendo hasta llegar a ser grandes y reconocidas compañías en nuestro medio; otras por el contrario, no se desarrollaron adecuadamente y con el tiempo pasaron desapercibidas hasta esfumarse por completo. A nuestro entender, el parámetro que marca la diferencia en estas dos vertientes está referido a la parte administrativa del negocio y el impacto de los efectos de la toma de decisiones en los momentos críticos del negocio.
En el contexto estándar, las empresas familiares, están bien centralizadas: La toma de decisiones depende de una sola persona (que en la generalidad de los casos es el dueño) y no hay otra persona que sepa los detalles internos y que domine adecuadamente el manejo de la empresa.

Las emociones en las empresas familiares
25 jul
2016
Escrito por juancarlos

Las emociones en las empresas familiares »

por Eduardo Press – Cuando me llama un miembro Muchas veces, las dificultades relacionales se convierten en una barrera para ir resolviendo los temas habituales de la marcha del negocio de una familia que maneja una empresa familiar habitualmente es por problemas en las relaciones entre los miembros de la familia. Discusiones, desacuerdos y peleas que dificultan la marcha del negocio e influyen negativamente en el clima de trabajo.
De este modo y en forma muy resumida tenemos los ingredientes informales que conforman una empresa de familia: circulación intensa de las emociones con problemas en las relaciones y dificultades en la marcha del negocio.
Las dificultades relacionales se convierten en una barrera para ir resolviendo los temas habituales de la marcha del negocio; aunque este funcione, lo hace con mucho sufrimiento para la mayoría de los miembros de la familia.
En este camino, la gestión de las emociones es fundamental. La discusión sobre cualquier tema está atravesado y “fogoneado” por cuestiones emocionales, la mayoría de ellas de vieja data. La memoria emocional está fuertemente arraigada en todos nosotros.

Empresas familiares olvidan estrategia
20 jul
2016
Escrito por juancarlos

Empresas familiares olvidan estrategia »

por Angélica Pineda
La mitad de las compañías familiares que hay en México carece de un plan estratégico de negocio, y las que lo tienen dedican una hora al mes a su análisis “lo que vuelve a sus directivos tremendamente operativos”, señalaron expertos de Tecnológico de Monterrey, quienes subrayaron la importancia de potenciar este tipo de unidades económicas para generar empleo.
“El 85% de los directores generales de las empresas familiares dedican una hora en algún momento del mes a revisar la estrategia. Es poco tiempo y se debe a que la gestión es la parte que más los absorbe”, indicó Gustavo Vigueras López, profesor del Departamento de Administración y Liderazgo.
En entrevista, el académico dijo que cuando la empresa ya tiene un plan estratégico, basado en su misión y visión, tiene que dedicar cada trimestre al menos tres horas para preparar los resultados del plan y analizarlos por lo menos otras tres en la sesión del Consejo de Administración, en la que se confrontarán los datos. Si la compañía carece de este plan, debe desarrollarlo.

En el nombre del hijo: empresas familiares que se potencian con las nuevas generaciones
18 jul
2016
Escrito por juancarlos

En el nombre del hijo: empresas familiares que se potencian con las nuevas generaciones »

Javier Ickowicz (foto) se crió entre bolsas de harina y azúcar, panes de manteca y la magia con la que, desde finales de la década del ’70, su mamá, Regina “Nucha” Vaena, transformaba esos ingredientes en delicias que, pronto, se convirtieron en el éxito del barrio. Años más tarde, y con mucho trabajo mediante, ese microemprendimiento que la familia había ideado para escapar de una crisis económica, se convirtió en una de las marcas más destacadas de la pastelería del país que, justamente, lleva el apodo de Regina como nombre.
Pero, más allá de la mano privilegiada de Vaena, la empresa se convirtió en garantía de calidad, también, gracias a la mano de Javier que, de chico, ayudaba a su mamá a batir las cremas que marcaron el puntapié inicial de este exitoso emprendimiento familiar y, hoy, se define como “el alma comercial de Nucha”. Es que, desde aquel día de 1989, en pleno período de hiperinflación, en que le propuso a su madre convertir el garage de la casa familiar de Belgrano en un primer e improvisado local, el proyecto no paró de crecer.
Es que, al igual que sucedió con Nucha, son muchas las empresas familiares que se nutren del impulso de los hijos para dar el salto necesario y potenciar su crecimiento.
Las ideas también se heredan

Empresa Familiar: Cultura Corporativa ¿Innovadora?
15 jul
2016
Escrito por juancarlos

Empresa Familiar: Cultura Corporativa ¿Innovadora? »

por Dra. Rosa Nelly Trevinyo-Rodríguez

Las empresas familiares tienden a funcionar con mecanismos e ideas preestablecidas que generan culturas corporativas fuertes: “Así lo hemos hecho siempre y nos ha funcionado”
Lamentablemente, entre más fuerte y cerrada es la cultura corporativa de nuestro negocio, más perjudicamos el rendimiento de nuestos colaboradores—y de nuestra propia empresa… ¿Por qué? Porque éstos, siguiendo nuestro ejemplo, aprenden a “rechazar” procedimientos novedosos; a “ignorar” cualquier idea eficiente y efectiva que los empuje fuera de su zona de confort.
¿Cómo romper este círculo vicioso? Si realmente quieres que funcione…¡Empieza por TÍ mism@! El cambio de cultura debe venir desde arriba—¡Desde los dueños!

La educación en la familia empresaria
14 jul
2016
Escrito por juancarlos

La educación en la familia empresaria »

por Leonardo Glikin

Que los hijos estudien es una de las principales incumbencias de sus padres. En las empresas de familia, esto adquiere una significación mayor, porque hay desafíos particulares, y también recursos extraordinarios para lograrlo.
La educación de los hijos es una de las principales preocupaciones de las familias empresarias.
La expectativa de mínima consiste en los hijos terminen la escuela secundaria con éxito. Ello constituye, entre otras cosas, una estrategia de contención, para evitar en lo posible las malas compañías, y para que tengan un mínimo de formación cultural, indispensable en el mundo actual.
La mayor parte de los empresarios va más lejos: espera que sus hijos terminen un ciclo de educación terciaria o universitaria, y, en algunos casos, que también obtengan un diploma de posgrado.
Los fundamentos, sin embargo, no son siempre coincidentes.