Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Gestion del Cambio


Home » Gestion del Cambio
Como saber si un cambio está avanzando en mi empresa u organización ?
25 sep
2016
Escrito por juancarlos

Como saber si un cambio está avanzando en mi empresa u organización ? »

por Guillermo Raúl Borda – La palabra CAMBIO no resulta extraña, todos estuvimos, estamos y estaremos inmersos en uno o más cambios en nuestra vida, y para desarrollar el tema de hoy me voy a poner foco en los cambios a los que se enfrentan cada vez más frecuentemente los equipos de trabajo. El interrogante que deseo plantear es:
COMO MEDIR EL AVANCE DE ESE CAMBIO EN CADA RINCÓN DE LA ORGANIZACIÓN.
Parto de la hipótesis para este ejemplo que es un cambio positivo, es decir un cambio deseado, (implantar Normas ISO por ejemplo) pero estimo que el “medidor” servirá también si eventualmente una organización se va deteriorando por influencia de cambios y deseamos medir de todos modos el avance de ese deterioro.
Para compartir el punto de partida me remito a la figura UNO, donde he asociado a una organización a una tabla de madera y me he permitido marcar andariveles que simbolizan las distintas áreas o gerencias. Podrá observar además que en la parte SUPERIOR (que es la parte donde trabajan Gerentes, Jefes y Mandos Medios) he colocado un distribuidor de líquidos (una canaleta), que posee UN orificio justo encima de CADA andarivel.

ENTREVISTA A ELENA ARNAIZ. GESTIÓN DEL CAMBIO EN LA EMPRESA
23 sep
2016
Escrito por juancarlos

ENTREVISTA A ELENA ARNAIZ. GESTIÓN DEL CAMBIO EN LA EMPRESA »

Imaginemos la siguiente escena: una empresa que lleva años haciendo una gestión nefasta de los recursos humanos. Los empleados están cansados del mal clima laboral, la motivación está por los suelos… ¿Esta situación es reversible? ¿O después de cientos de intentos fallidos los empleados ya no se van a tomar en serio cualquier tipo de cambio? ¿Por dónde se empieza a arreglar una empresa en estos casos?
El cambio siempre es posible. Hasta en los peores panoramas que nos podamos imaginar. Pero tenemos que ir a la raíz. Las soluciones superficiales y “vistosas” que no calen en la cultura de la organización y aquellas que no pasen por sensibilizar a las personas que dirigen la misma sirven de muy poco. Por decirlo de otra manera,aquellas empresas que no entiendan que por encima de sus productos y sus procesos están las personas que en ellas trabajan y que ese es su principal valor tienen muchísimas más dificultades para gestionar su cambio. Y muchas más posibilidades, por tanto, de desaparecer.

Cambio y estrategia: el desafío emocional
19 sep
2016
Escrito por juancarlos

Cambio y estrategia: el desafío emocional »

por Astrid Moix – Todo proceso de cambio es, ante todo, un desafío emocional. Eso es algo que he observado tanto en las situaciones de cambio personal como también en las transiciones más complejas que se dan en las organizaciones. Aún cuando a muchos nos pueda parecer, desde un punto de vista intelectual, que los cambios generan retos y que los retos pueden ser en si mismos atractivos, la verdad es que desde la perspectiva de lo que sentimos, hay que reconocer que los cambios nos despiertan emociones contradictorias. En el fondo todos oponemos cierta resistencia cuando se nos pide que hagamos las cosas de forma distinta. Somos animales de costumbres y nos gusta lo previsible. Pero resulta que la estabilidad es -casi siempre- inestable y efímera.
En entornos organizativos se suelen invertir muchos más recursos en los aspectos estructurales del cambio que en la gestión de sus implicaciones humanas. Y con mejores resultados, claro está. Porque es más fácil diseñar procesos o implementar nuevos programas informáticos para desarrollar una transformación organizativa, que cambiar las actitudes y comportamientos de las personas que la han de llevar a cabo.

Si quieres cambiar cosas… vas a tener que romper cosas
4 sep
2016
Escrito por juancarlos

Si quieres cambiar cosas… vas a tener que romper cosas »

por Enrique Dans – “El problema de esta compañía es la falta de cultura innovadora”, dijo el CEO mientras pedía a su secretaria que le imprimiese los correos electrónicos del día para revisarlos y sacaba su pluma del bolsillo para firmar las actas de una reunión…
De acuerdo, la situación corresponde a una simple imagen mental dramatizada, pero no deja de ser habitual: directivos que afirman buscar una cultura innovadora, una orientación proactiva de su compañía hacia eso que llaman “las nuevas tecnologías” – cuando en realidad suelen referirse a productos y servicios que fueron creados generalmente hace ya varios años… ¿cuánto tiempo tiene que estar una tecnología entre nosotros para que algunos le quiten el calificativo de “nueva”? – pero que no son capaces de plantearse el abandono de algunos de los elementos más rancios y anticuados de su cultura.
Lo primero que tienes que tener claro si hablas de innovación es si realmente quieres que tu organización sea innovadora. Gestionar organizaciones verdaderamente innovadoras es un verdadero dolor de cabeza.

¿Por qué nos cuesta tanto aceptar un cambio y cómo hacer?
2 sep
2016
Escrito por juancarlos

¿Por qué nos cuesta tanto aceptar un cambio y cómo hacer? »

Cada persona se caracteriza por tener una forma de actuar y relacionarse con el mundo: mientras que para algunos hacer amigos es una tarea fácil, para otros puede convertirse en una labor titánica, dada su personalidad.
Es así como cada quien tiene unas habilidades y cualidades que le ayudan a destacarse o a trabajar más, especialmente en el ámbito laboral.
Entonces, cuando surgen situaciones desconocidas o desconcertantes mientras se trabaja, hay quienes tienen una capacidad de reacción mucho más amplia y pueden actuar de manera tranquila, mientras que otros se sienten inestables y dejan entrever sus debilidades.
En esto, el cambio suele ser un hecho que se presenta de forma inesperada y puede hacer quedar mal a muchos, ya que no todas las personas saben cómo asumirlos y, a la mayoría, puede costarle bastante hacerles frente.
Es así como en los últimos años, investigadores de distintas disciplinas, desde la neurociencia, sociología, psicología hasta el management, han estudiado cómo las personas asumen con dificultad un cambio, que se da por:
Cambiar implica para el cerebro entrar en conflicto ya que le saca de la zona de confort y ello nos puede disparar la ansiedad (que es una emoción), entonces, la persona se anticipa al hecho que va a suceder y está alimentada por el miedo a lo desconocido y la creencia de que no tenemos ningún control sobre la situación.

El miedo a cambiar y la resistencia al cambio
31 ago
2016
Escrito por juancarlos

El miedo a cambiar y la resistencia al cambio »

por Adriana Reyes Zendrera – ¿Por qué cambiar es tan difícil a pesar de que lo deseemos tanto? Preferimos vivir en zonas conocidas (nos gusten o no), y por tanto más seguras para nosotros. El cambio nos obliga a dar un paso a ciegas. Se da en todo proceso de crecimiento sin poder evitarlo. El cambio es exigente, algo desconocido para quien lo vive y la mayoría de las veces, es dificultoso. Muchas veces nos cuesta salir de dónde estamos porque aquello que queremos cambiar, nos da un beneficio encubierto o una ganancia secundaria.
Reconocer que tengo miedo a cambiar
Con frecuencia no somos conscientes de qué es lo que nos da miedo, y nos quedamos congelados sin comprender por qué nos resistimos al cambio.¿Podemos atrevernos a romper nuestros esquemas y enfrentar lo desconocido? La primera toma de conciencia consiste en reconocer el miedo que nos produce el cambio en sí mismo. Si nos hemos pasado toda la vida protegiéndonos de los cambios que no nos gustan ¿cómo no vamos a temer nuestra propia transformación interna?
La resistencia al cambio muchas veces es inconsciente, pero esto no quiere decir que no sea nuestra.