Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Publicaciones del día

  • ¿Estás viviendo el síndrome del burnout? Haz estas 3 preguntas para volverte a enamorar de tu negocio

    Estás viviendo el síndrome del burnout Haz estas 3 preguntas para volverte a enamorar de tu negocio
    ¿Qué pasa cuando se nos acaba el amor por nuestro negocio? ¿Qué haces con la fatiga? Es una pregunta muy común que es razonablemente complicada de contestar como presidente, socio y dueño de negocio. Y tanto Clay como yo hemos ayudado a líderes durante años a luchar contra este agobiante problema en nuestro Curso para presidentes en Aileron. Cuando nos metemos de lleno en la batalla por lograr nuestros sueños, suele haber bajas de guerra. Es normal tener que sacrificar tiempo, hobbies e incluso nuestra cultura laboral en la búsqueda de algo mejor. Y en el camino, incluso puede pasarnos que se nos acabe el amor por el negocio. Entonces, ¿cómo reorientarnos? ¿Cómo reconectar nuestro amor por el negocio y su propósito? Regresamos a lo básico y nos hacemos tres preguntas. 1. ¿Qué necesito de mi negocio? Cuando estamos construyendo un negocio estamos ocupados haciendo crecer nuestra cartera de clientes. Constantemente nos estamos preguntando qué es lo que necesitan nuestros clientes, empleados y socios. Estamos ajustando, iterando y creando. Esto es lo que se espera y es lo normal. Ser considerado con los demás es señal de buen liderazgo. Pero muchos de nosotros necesitamos recordar que también es bueno, sano y necesario pensar en nuestras propias necesidades. Esto puede incluir de todo, desde lo financiero hasta lo emocional. Puede que necesitemos cierta cantidad de ganancias para nuestra familia y el futuro. Puede que necesitemos sentirnos exitosos o como que hemos logrado algo. Puede que necesitemos más tiempo lejos el negocio o que los que nos rodean se hagan responsables de las cosas.
  • 10 preguntas sencillas para gestionar un cambio complejo

    10 preguntas sencillas para gestionar un cambio complejo
    Por Andrés Ortega Martínez Hablar de gestión de empresa es hablar de cambio y transformación. En realidad, siempre ha sido así, pero en los últimos años la velocidad a la que se han producido las revoluciones tecnológicas y sociales (y como estas han impactado los patrones de consumo de los clientes) ha evidenciado más que nunca la necesidad que tienen las organizaciones y sus profesionales de transformarse, cambiar y por lo tanto evolucionar. Hacer frente a un proceso de transformación es un reto mayúsculo. Y lo es, independientemente de que este cambio deba producirse de forma organizativa, departamental o individual. Gestionar la transformación es sinónimo de complejidad. Cada vez son más los elementos que hay que considerar para diseñar la estrategia de cambio con ciertas garantías de éxito. En la mayoría de las ocasiones nos focalizamos en encontrar respuestas razonablemente complejas… sin embargo existen preguntas, relativamente sencillas, que pueden ser un buen punto de partida. Tanto si ya hemos iniciado la transformación como si estamos en su ejecución, las siguientes preguntas nos pueden ayudar a reflexionar sobre aspectos fundamentales a tener en cuenta o sobre los que habrá que actuar. 1.¿Qué está pasando? Y ¿Cómo nos afecta? Entender las variables que nos impactan es el principio básico de cualquier proceso de cambio. Si no hacemos la reflexión adecuada y en profundidad sobre como es nuestro contexto, los factores exógenos que nos impactan y los elementos endógenos que nos caracterizan, es probable que la hoja de ruta de la transformación sea errática y gran parte de nuestros esfuerzos nos conduzcan a un lugar diferente del que en realidad debemos llegar. Comprender que está pasando y que impacto tiene en nosotros en el presente y a medio plazo es un punto de partida fundamental.
  • Cómo terminar esa tarea que se nos resiste: El principio de Parkinson

    15686858-bomba-vieja-empezando-a-explotar-explosión-del-cómic-bomba-de-estilo-antiguo
    Por  Recursos para Pymes He aquí una técnica para terminar, de una vez por todas, esa tarea que se nos resiste. Vamos a trabajar con una cuenta atrás similar a esas de las películas en las que la bomba está a punto de explotar. La técnica es sencilla: Coja su móvil y vaya a la aplicación de temporizador. Póngase un tiempo para hacer la tarea. Este tiempo no debe ser demasiado largo. De hecho, debería ser un poco menor que el tiempo estimado que tardaría en hacerla. Si cree que va a tardar media hora, póngase 20 minutos. Elimine cualquier otra distracción y apueste, con usted mismo, a que terminará esa tarea antes de que suene la alarma. Encienda el temporizador, téngalo a la vista y comience a trabajar en la tarea. He visto gente que usa la técnica apostando de verdad, de manera que si no termina en el tiempo estipulado, pierde algo. O no se compra ese café que iba a tomar, o no se permite jugar durante diez minutos en el descanso a ese jueguecito de móvil que le tiene tan enganchado. Lo de la bomba del princpio no es una tontería. En cierta ocasión conocí a alguien (francamente productivo) que se imaginaba a sí mismo en una película. El tiempo que corría era como el de una bomba y estallaría si no terminaba la tarea a tiempo.
  • Cómo validar una idea de negocio

    validar-idea-de-negocio
    por  SANTIAGO SALOM Para qué validar una idea de negocio Validar una idea de negocios o un modelo de negocios es comprobar que las hipótesis sobre las que basamos nuestra estrategia de negocios son ciertas y que nuestra empresa es viable. Básicamente es fijarnos si “hay agua en la pileta” antes de que intentemos un clavado (suena como una buena idea ¿no?) Validar la idea de negocio nos puede ahorrar mucho tiempo y dinero ¡sobre todo frustraciones! Cuando pensamos un modelo de negocios seguramente establecemos una propuesta de valor (solución a un problema), dirigida a un público objetivo (a quienes vamos a ayudar) que va a recibirla por un canal determinado (¿internet? ¿Un local físico?)  y que va a estar dispuestos a pagarnos un precio que justifique nuestra inversión (Precio x cantidad de productos vendidos>costos variables + fijos). Validar nuestro modelo de negocio significa poder entrever las suposiciones de negocio rápidamente y testearlas. El modelo de negocios es la estructuración de nuestra estrategia y un buen emprendedor debe aprender a hacerse las preguntas adecuadas para validar una idea de negocios. El siguiente ejemplo simple nos va a ayudar a entender la importancia de validar una idea de negocios. Juan tiene la idea de negocio del millón: vender plantas por internet a personas mayores que gustan de las plantas pero no pueden moverse de su casa hasta el vivero. Juan tiene una tía que le dijo que la idea era muy buena; a la abuela de un amigo la idea también le pareció interesante.
  • Proverbio japones

    tmp532652176976117762
    “El que quiere subir, inventa la escalera”.

    Proverbio japones

LO MAS VISTO

  • Guía para elaborar correctamente la visión y misión de la empresa

    Para ser emprendedor o empresario debes tener clara la misión y visión de tu empresa para hacer crecer tu negocio. La importancia de saber desarrollar correctamente la Visión y Misión es fundamental pues estas nos ayudaran a la creación de nuevas, innovadoras e importantes metas para poder llegar a ser lo que deseamos ser. Cualquier empresa que desee tener éxito y busque beneficios, debe someterse a un sistema formal de dirección estratégica, es decir, seleccionar y definir perfectamente sus valores dentro de la cadena de valor de la compañía que la hará destacar frente a la competencia.La dirección estratégica puede ser dividida en tres fases: Definición de objetivos estratégicos:
    LEER MAS...
  • Definición y características de los indicadores de gestión empresarial

    por Joanna Camejo
    Se conoce como indicador de gestión a aquel dato que refleja cuáles fueron las consecuencias de acciones tomadas en el pasado en el marco de una organización. La idea es que estos indicadores sienten las bases para acciones a tomar en el presente y en el futuro.
    LEER MAS...
  • Cómo Calcular El Punto De Equilibrio De Su Negocio (Qué Significa Para La Gestión De Su Negocio)

    por Kevin Hagen
    En el punto de equilibrio de un negocio los ingresos son iguales a los gastos y por lo tanto no hay ni ganancia ni pérdida. Es el punto de partida desde el cual un aumento en las ventas produce una ganancia y una reducción en las ventas genera una pérdida. ¿Para Qué Calcular el Punto de Equilibrio?
    LEER MAS...
  • Cómo hacer un análisis FODA? (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas)

    por Alberto Levy
    Qué hombre de negocios nunca ha realizado un análisis de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas? Sin embargo, con frecuencia esta herramienta se aplica incorrectamente. A continuación, una visión estratégica, sistémica y cognitiva del célebre diagnóstico FODA... Pocas herramientas son tan conocidas en el mundo de la empresa como el célebre análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas). Y, sin embargo, este es un instrumento que, con frecuencia, se aplica incorrectamente.
    LEER MAS...
  • El control administrativo. Su importancia

    El control es la función administrativa por medio de la cual se evalúa el rendimiento. El control es un elemento del proceso administrativo que incluye todas las actividades que se emprenden para garantizar que las operaciones reales coincidan con las operaciones planificadas. Cuando hablamos de la labor administrativa, se nos hace obligatorio tocar el tema del control.
    LEER MAS...
  • Las 4 etapas del Ciclo de Vida del Producto

    por Pedro A. Corraliza
    El mejor momento para lanzar un nuevo producto se debe establecer en base al análisis del mercado, sector, competencia, tecnología, capacidad y muchos más aspectos que determinan, a priori, la idoneidad de dicho momento. Pero la evolución de un producto en el mercado ha sido analizada a lo largo de los años para poder contar con datos muy aproximados de su comportamiento, teniendo en la actualidad modelos de predicción de dicha evolución que, a pesar de los matices que en cada caso particular deban ser tenidos en cuenta, pueden aportar una idea muy aproximada de dicha evolución, como es el caso del denominado Ciclo de Vida del Producto. El Ciclo de Vida de un producto es un modelo de análisis de la tendencia de evolución de las ventas desde su lanzamiento en el mercado hasta su retirada del mismo
    LEER MAS...