El deseo y el entusiasmo son claves para el éxito empresarial que motivan a iniciarse como emprendedor. En la actualidad el perfil Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » El nuevo emprendedor

El deseo y el entusiasmo son claves para el éxito empresarial que motivan a iniciarse como emprendedor. En la actualidad el perfil del emprendedor español es: varón, de entre 26 y 40 años y con un título universitario, complementado con otros estudios de postgrado y el conocimiento de idiomas.
 Ser emprendedor significa innovar y perseguir nuevas oportunidades. Según la Real Academia Española significa “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”. Pero ser emprendedor va más allá de esta definición y actualmente el comportamiento emprendedor está siendo el objeto de diferentes análisis y estudios. Según el estudio realizado por el profesor Bakr Ibrahim de la canadiense John Molson School of Business de Montreal, la innovación y el riesgo son los principales elementos que definen a un emprendedor. Los demás son:

– el deseo de auto realización y cumplimiento
– la necesidad de independencia
– el control
– la tolerancia hacía la ambigüedad

La importancia del espíritu emprendedor está fuertemente impregnada en el tejido relacional de la empresa familiar, dado que este tipo de negocio casi siempre tiene su origen en un emprendedor, quien, ejerciendo el liderazgo, hace que la organización se desarrolle y crezca a la vez que se construye una cultura común. Los valores de esta fuerte cultura instaurada son, según destaca Joan Amat Salas en el libro La iniciativa emprendedora en la empresa familiar, “un reflejo directo del impulso y orientación emprendedora del fundador”.

Andrew Keyt, director ejecutivo de Loyola University Family Business Center en Chicago, va más allá y aconseja: “Si quieres conseguir que tu patrimonio familiar tenga continuidad y asegurarte que pasarás la empresa familiar a las siguientes generaciones, tienes que enseñar a tus hijos cómo identificar y evaluar las oportunidades de negocio”.

La relación emprendedor-empresario

Aunque existen grandes diferencias entre iniciativa emprendedora y empresa familiar, su relación es muy próxima. En el libro recopilatorio La iniciativa emprendedora en la empresa familiar, Joan Amat Salas lo explica de la siguiente manera: “Lo que destaca en las empresas familiares emprendedoras es que sus líderes están más motivados para crear una organización emprendedora de la que ser ellos mismos los emprendedores”. A continuación el mismo autor explica las principales ventajas y desventajas que tiene la empresa familiar: “Aunque la empresa familiar tiende a ser de menor tamaño y menos burocratizada que la empresa no familiar y por ello ser más flexible e innovadora, también tiende a ser más conservadora y menos orientada al crecimiento y, por lo tanto, más contraria a la renovación estratégica y a mantener la iniciativa emprendedora.”

La clave para fomentar la actividad emprendedora en una empresa familiar es hacer que la familia comparta los mismos valores y, a continuación, desarrollar las habilidades emprendedoras de cada miembro. Al mismo tiempo la familia ha de fomentar la autonomía de los miembros porque, tal como sostiene el profesor Miguel Ángel Gallo “la capacidad emprendedora crece con el incremento del nivel de autonomía conferido a las personas”.

Lectura relacionada  Las dos caras de los vínculos emocionales en la empresa familiar

 “Si quieres conseguir que tu patrimonio familiar tenga continuidad y asegurarte que pasarás la empresa familiar a las siguientes generaciones, tienes que enseñar a tus hijos cómo identificar y evaluar las oportunidades de negocio”.

Pero, el trabajo del emprendedor no se ha de confundir con el del empresario. El emprendedor es quien abre el camino hacia los nuevos negocios. Es el líder que crea, inventa y arriesga. Por otro lado, el empresario es quien dirige la empresa. Es, más bien, el gestor y administrador que, al mismo tiempo, transmite la ilusión al equipo de sus colaboradores, pero es menos propicio a tomar decisiones arriesgadas. A pesar de sus diferencias, es muy común encontrar las características de ambos juntas en una misma persona, sobre todo en la del fundador de la empresa.

Además de tener virtudes los emprendedores también poseen defectos, como por ejemplo el exceso de confianza del emprendedor en el éxito alcanzado hasta el momento, la falta de tolerancia a que las cosas no se hagan a su manera y la resistencia a los cambios de organización del trabajo.

Cuatro tipos de emprendedor

 Salvador Figueros recuerda que no existe un único prototipo de emprendedor, pero sí reconoce que existen algunos rasgos comunes como la aversión al riesgo. En un artículo publicado en Cinco Días, Figueros distingue entre cuatro tipos diferentes de emprendedores.

El primero de ellos es el vocacional. Es el prototipo de empresario muy común en las empresas familiares encarnado en la figura del fundador. Es una persona motivada y obsesionada por crear algo propio y hacerlo crecer. Si el negocio fracasa no se desespera, sino que monta otro. Según Figueros, estas personas son independientes e incapaces de trabajar para otros. Son soñadores y, mientras el cuerpo aguante, son incombustibles.

El segundo modelo es el emprendedor pasional. Está movido por alguna pasión en concreto y emprende para poder seguir alimentándola y profundizando en su realización. El emprendedor pasional no se verá implicado en un negocio que no está estrechamente vinculado con su pasión. El autor nombra como ejemplos a las personas amantes de la música que montan un grupo, o los apasionados por la gastronomía que abren un restaurante.

El tercer tipo de emprendedor también tiene mucho que ver con las empresas familiares: es el emprendedor casual. Dentro de este tipo se engloban los herederos de las empresas, personas que heredan una actividad ya fundada y estructurada y continúan su desarrollo. Esta categoría caracteriza a todas esas familias en las que una segunda generación recogió el testigo de un negocio próspero y, gracias a una buena preparación, le dio continuidad y éxito. El emprendedor casual también puede ser el que, sin pretenderlo, se ha visto envuelto en una iniciativa empresarial y ha acabado conduciéndola hasta convertirla en una empresa de éxito.

Lectura relacionada  Empresa Familiar: “Si no se Delega, no se puede Crecer”

En la última categoría está el emprendedor forzoso, que es probablemente el tipo menos común. Le distingue una motivación y manera de hacerse emprendedor diferente. El emprendedor forzoso no ha tenido la pretensión de hacerse emprendedor, sino que se ha visto obligado a ello por la falta de ingresos y carencia de expectativas. En su caso la necesidad activa el mecanismo de supervivencia y a partir de allí realiza sus actividades.

Actualidad emprendedora

Un estudio titulado Perfil Joven Empresario 2006, realizado por AJE Confederación juntamente con el Instituto de la Juventud, informa que la edad de los empresarios se distribuye entre los 26 y los 40 años y más del 60% de ellos posee un título universitario, complementado con otros estudios y el conocimiento de idiomas.

Pero en el futuro estos datos podrán cambiar. Según los resultados presentados en la Cena de Trabajo del Cercle per al Coneixement el 16 de enero, ser emprendedor no resulta muy atractivo para los universitarios españoles. El evento, que reunió a docentes de las cuatro universidades públicas del área de Barcelona, sirvió para analizar nuevas iniciativas en aras de fomentar la colaboración entre universidad y sociedad civil, para incrementar la interacción entre universidad y empresa y lograr el reconocimiento social del mundo científico, aspecto clave en la sociedad del conocimiento. Juanjo Villanueva, el profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona, reveló un dato importante para el conjunto de la empresa familiar española. El académico destacó que el entorno no promociona a los emprendedores y explicó que un profesor que había ejercido en Estados Unidos y Cataluña hizo una encuesta a sus alumnos de ambos lugares: mientras un 65% de los estadounidenses aspiraban a crear una empresa, el 65% de los catalanes quiere llegar a ocupar un puesto en la administración. Villanueva lo resumió en una sola frase: “Nuestros estudiantes no están por el riesgo”.

Pero, tomar riesgo forma parte de ser emprendedor y ayuda a buscar los medios para conseguir los objetivos. Éste, entre otros, fue el tema del Día del Emprendedor, celebrado el 15 de marzo, en el Palau de Congresos de Barcelona. Durante la jornada, entre los principales problemas que afrontan los emprendedores, se destacaron la dificultad para captar los primeros clientes, la internacionalización y conseguir financiación. Por ello “pensar en grande pese a ser pequeño” es la actitud recomendada para adoptar frente a éstos y otros retos del inicio de un negocio. Entre los invitados estaban seis emprendedores de éxito y, entre ellos, Christian Escribà, miembro de la cuarta generación de la empresa familiar dedicada al sector de pastelería. En la categorización por tipo de emprendedor, Christian Escribà se ubicaría en el grupo emprendedor casual.

Lectura relacionada  Formalice su empresa familiar este año

En su opinión, la clave para mantener el espíritu emprendedor a la vez que el crecimiento de la empresa es la innovación. Su empresa familiar invierte 20% de su facturación en i+D y en la modernización tecnológica. El resultado es claro, su empresa vende sus joyas de caramelo en veinte países alrededor del mundo.

Finalmente, cabría destacar que no importa la edad para ser emprendedor. Ni siquiera hay que ser mayor de edad. Un buen ejemplo es Joav Ben Jaakow quien empezó a trabajar en la empresa de su familia, BJ Bewasserungstechnik a los 15 años y a los 22 fue proclamado el mejor emprendedor del año por la revista Business Week. Para él, ser emprendedor no tiene mucho misterio: “Si te acuestas y duermes bien, simplemente estás trabajando para la empresa. Pero, si te acuestas y te vienen ideas nuevas, piensas en problemas, soluciones y precios, entonces eres emprendedor”.

 Publicado en www.laempresafamiliar.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.