Qué va a diferenciar a las empresas triunfadoras de las perdedoras en los próximos 10 años? Qué va a separar a las Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Mitos sobre la capacitacion

Qué va a diferenciar a las empresas triunfadoras de las perdedoras en los próximos 10 años? Qué va a separar a las empresas rápidas de las empresas “muertas” como lo diría Andy Grove el CEO de INTEL.. y la respuesta es la capacidad de su talento humano de adaptarse a los cambios y cómo lo vamos a lograr… a través de tener personal permanentemente capacitado….
 
Se podría afirmar que en todas las empresas la alta dirección reconoce la importancia de la capacitación, pero no necesariamente es cierto ¿Por qué?
 Se ha encontrado de nuestra experiencia varios de los siguientes mitos:
 
1.            Si les capacito se me van a la competencia..
2.            Nuestro personal tiene experiencia, no necesita ser entrenado.
3.            En una ocasión invertimos en capacitación y NO FUNCIONO.
4.            No tenemos presupuesto para capacitación.
5.            No tenemos tiempo, estamos muy ocupados trabajando.
6.            Nuestra empresa es muy pequeña
7.            Nuestra apolítica es contratar personal que ya venga con la competencia necesaria
 
 
Veamos cada uno de estos mitos, empezando por primer mito, de aquellos que dicen: “No vale capacitarlos, ya que se me van a la competencia”, deberíamos preguntarnos “Qué pasa si no les capacito y se quedan trabajando para mi empresa?? Tendremos una empresa de personal mediocre que no me permitirá superar los retos que actualmente se presentan en el mercado.
 
En cuanto al segundo mito, “Nuestra gente no necesita capacitarse. Ellos tienen mucha experiencia, son profesionales”. Es importante recordar la gran diferencia que existe entre tener experiencia y ser competente. Es como aquella persona que frente al ascenso en la empresa de un compañero de trabajo más joven, se quejaba con un amigo “No me vas a creer, lo escogieron a él que llegó hace menos de seis meses. ¿Por qué? Si yo he sido leal a esta empresa por más de 20 años y él terminó su carrera profesional hace apenas unos meses”. El amigo le dijo: “no se cómo te va a caer lo que te voy a decir, pero más de uno en la empresa dice que tú tienes un año de experiencia repetido veinte veces”.
 
Imaginémonos a un entrenador de un equipo profesional de fútbol que dijera:
 
“Como todos ustedes son profesionales y tienen mucha experiencia se cancelarán los entrenamientos, son muy caros y quitan mucho tiempo. Aquí tienen el calendario de juegos, nos vemos en nuestro estadio una hora antes del partido”. ¿Cómo sería la actuación de esos jugadores ante el equipo contrario?, ¿Cuánto tiempo duraría ese entrenador en su puesto?
 
Es por todos conocido que en este país y en el resto del mundo la manera de hacer negocios ha cambiado en los últimos años. Las empresas de éxito no se administran hoy igual que hace cinco años, no digamos que hace diez o veinte años. Lo anterior en gran parte por los cambios en la tecnología, el uso de computadores, el internet..  
 
En lo que se refiere al tercer mito podemos recordar al Gerente que dijo:
 
“Hace años vino un consultor de mucho prestigio y les dió un curso a la mitad del personal de ventas y los resultados de esas personas son similares a los de aquellos que no fueron al curso, es más, una buena parte de los que asistieron al curso ya renunciaron y se fueron a otras empresas”.
 
La capacitación no es un evento es un proceso, para que sea efectiva debe ser continua y finalmente lo fundamental, para que la capacitación sea eficaz se debe dar oportunidad a que el personal practique lo que aprendió…. “capacitación sin acción es un desperdicio!!”
 
La capacitación es parecida al deporte. Si una persona por años no ha hecho ejercicio y un día hace deporte de manera intensa, al día siguiente tendrá dolores en todo el cuerpo, incluso se sentirá mal. Por lo mismo, al hablar de capacitación y de deporte, si se hace ocasionalmente provoca dolor, si se hace con frecuencia fortalece a la organización.
 
El cuarto mito dice “No tenemos dinero” esto es una falacia. Si realmente creemos que la capacitación es cara debemos calcular el costo de la incompetencia. Actualmente la preferencia de los clientes se basa en calidad, precio y servicio. Adicionalmente SIEMPRE hay recursos para las organizaciones dispuestas a invertir, en Ecuador tenemos el CNCF.
 
El personal con bajo nivel de capacitación mandará a nuestros clientes directo con los competidores al producir con muchos desperdicios y reproceso, por sus resultados de mala calidad y por su bajo nivel de servicio y fundamentalmente por su falta de motivación. La capacitación es una inversión y como tal habrá algunas con bajos rendimientos y otras, las más, con altos rendimientos por haber seleccionado el programa más adecuado y por haber dado el seguimiento necesario. Se debe medir el rendimiento sobre la inversión en capacitación y la eficacia de la capacitación basada en los objetivos de la misma. Recordemos que las eficacia del personal depende del grado de motivación y de la capacitación del personal.
 
En lo que respecta al quinto mito “No tenemos tiempo” no es sólo una falacia sino un engaño a nosotros mismos. Cuántas veces hemos dicho ¿Por qué nunca se tiene tiempo para hacer las cosas bien y siempre hay tiempo para corregirlas? Hay que buscar los horarios adecuados, pensando tanto en la empresa como en los colaboradores. La capacitación es la prevención para evitar problemas!!
 
Cuando Recursos Humanos levanta información sobre las necesidades de capacitación casi todos necesitan capacitarse en algo y cuando se inician los cursos sólo asiste una tercera parte, los demás tienen mucho trabajo. Aquellos ejecutivos que dicen “estamos muy ocupados no tenemos tiempo para capacitarnos”, nos recuerdan al leñador que por estar cortando árboles no tenía tiempo para afilar su hacha. Stephen Covey nos indica la importancia de afilar el hacha..si tengo tres horas para cortar un árbol dedico dos horas en afilar mi hacha. Muchas de las empresas de éxito dedican el 5% del tiempo de su personal a capacitación, esto es, un día completo por mes, en promedio.
 
Sobre el sexto mito “somos muy pequeños” se puede hacer la siguiente reflexión. La capacitación es igual de importante en una empresa grande que en una pequeña. Si a manera de ejemplo pensamos en una empresa de cien personas y una de ellas no está suficientemente bien capacitada la productividad puede disminuir ya que un equipo avanza tan rápido como su eslabón más lento. En una empresa o departamento de cinco personas, si una persona no está lo suficientemente bien capacitada ¿Cuántos recursos se están desperdiciando?. Por lo anterior, la capacitación es igual de importante en todas las empresas sin importar su tamaño, es más en la empresa mediana o pequeña los aciertos y errores del personal tienen un mayor impacto en los resultados de la misma.
 
Respecto al séptimo mito “Nuestra política es contratar personal capacitado” , lo que puede ocurrir es que tienen experiencia y capacitación en “otras realidades”, pero no conocen a la empresa, ni sus procesos, ni su cultura. Si no les capacitamos para dotarlos de “paradigmas comunes en cuanto a ideas, conceptos, procesos, cultura”, cada uno de ellos tendrá experiencias de otras empresas con reglas, equipos y procesos distintos, lo cual puede llevar a no lograr una verdadera alineación considerando las características de la empresa. La capacitación debe ser planeada para las necesidades y requerimientos de la organización.
 
Vale la pena recordar que en la preparación de un programa de capacitación se recomienda responder a las siguientes preguntas: cuándo, cómo, quién y sobre qué, entre otras.
 
Cuando los resultados de la operación no responden a un estándar, son menores de lo esperado en volumen, calidad, costo u oportunidad o hay cambios en los métodos de trabajo, es el momento de actuar sobre los conocimientos, habilidades y/o actitudes del personal responsable de dichos resultados.
 
La capacitación puede ser en aula, en el sitio de trabajo, mediante visitas a otras plantas, participando en proyectos o por lecturas dirigidas, entre otros.
 
El principal facilitador debe ser la máxima autoridad de la empresa, ya que enseña y da ejemplo, también se puede recurrir a expertos internos o externos, ya sean instituciones o consultores.
 
La pregunta final… ¿Durante cuánto tiempo me debo capacitar? La respuesta es muy clara, el tiempo que uno esté convencido que puede mejorar. La única manera de mantener nuestra mente joven es mantenernos aprendiendo permanentemente!!
 
Ing. César Díaz Guevara

Lectura relacionada  Ben Horowitz: La deuda de gestión. 

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (5)

  1. Miguel Angel dice:

    Su articulo me parece que contiene los pretextos mas comunes en las empresas mexicanas, pero creo que todo esto es parte de nuestra escasa cultura y la forma absurda de pensar y no querer arriesgarse al cambio.

  2. yaco dice:

    Tremendo artículo, un resumen muy bien hecho, no deja casi nada fuera y no hay partes redundantes más allá de lo imprescindible gramaticalmente para dar continuidad a la lectura.

    Me tomé la libertad de colaborar con un extracto del texto + comentarios en un grupo de Google: http://groups.google.com/group/comunidadit

    Respetando los créditos apropiadamente por supuesto, gracias por tu tiempo.

  3. jaime dice:

    exelente articulo

  4. Wilfredo Quiroz dice:

    Me encantó,yo soy del Perú y las Pymes por aquí no son muy diferentes de como las describes mi acertado amigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.