Desde el momento que se labora con individuos, con personas , los ejecutivos no pueden ignorar el rol que representa el lado Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » El lado humano del ejecutivo (y del empresario Pyme)

Desde el momento que se labora con individuos, con personas , los ejecutivos no pueden ignorar el rol que representa el lado humano de cada uno. Lo curioso, es que son muchos los que no le han dado importancia a ello, Ignorando que todos esos seres están cargados de emociones, sentimientos que hay que sabérseles manejar para no dar paso a conflicto, improductividad, descontento, frustración, rechazo.
Urge que dado a las características del tiempo presente que presenta una atmósfera dinámica, muchas veces cargadas de tensiones, de cambios que generan problemas, se requiere estar muy atento en como ello está repercutiendo en el comportamiento humano, que es lo que se edstá derivando de ello y tomarse las medidas correctivas que favorezcan positividad, un clima beneficioso para todos.

Hemos venido insistiendo que hay que rescatar el rol del ejecutivo en función de saber manejar adecuadamente sus emocione, sentimientos en pro del lado humano de la empresa, de los trabajadores . Para ello hemos hecho referencia constantemente de la necesidad que las escuelas de administración proporcionen al ejecutivo todos aquellos conocimientos de autoayuda que permitan integrar grupos de trabajo afines, armónicos, motivados, plenamente identificados con su rol y compromiso en pro de los objetivos establecidos por la empresa.

Es válido cuando se afirma que, el factor humano es el elemento estratégico exitoso de la organización, todo esto debe basarse en la motivación y la incentivación para trabajar en la empresa todo se fundamenta en los esfuerzos invertidos en las necesidades del empleado y el futuro, todo se fundamenta en los esfuerzos invertidos en las necesidades del empleado y el futuro, según R. Moss 1998, opina que en Venezuela sobre esta particularidad es catastrófica, porque lo que buscan es aumentar los ingresos para el bienestar de la empresa, sin importar las necesidades de los empleados ni el desarrollo personal.

Cuando un buen ejecutivo se identifica plenamente con el alcance, lo que representa el saber gerenciar el lado humano de las personas, los resultados sin duda alguna serán favorables, habrá un buen clima organizacional, productividad, satisfacción, un buen clima organizacional.

Edgard Eslava, nos proporciona al respecto, que las organizaciones llegan a ser exitosas cuando dan mayor valor y énfasis a las personas con las que trabajan; en este sentido es necesario cambiar la forma de dirigir, el modo de prepararlos y formarlos para afrontar exitosamente los nuevos desafíos del entorno global que no da tregua a nadie. Sobrevivirán solamente aquellas empresas con visión, planeamiento y renovación constante; en tales condiciones los colaboradores son y serán nuestros principales socios estratégicos del negocio, como principal fuente de inspiración y estrategia de crecimiento, convirtiéndose entonces hoy en la nueva riqueza de las organizaciones y la primera ventaja competitiva.

Garfiel (1994), en su libro “Los empleados son primero”, afirma que las organizaciones modernas que alcanzan el éxito son auténticas muestras de la expansión del trabajo en equipo, de la formación y creatividad de su gente.

Las empresas exitosas del mundo no son otras que siendo visionarias han basado su estrategia de desarrollo en su principal fortaleza, su gente. Es también importante contar con una plana gerencial con formación en coaching, inspirada además en una nueva filosofía de trabajo, en la cual los valores humanos sean imprescindibles y formen parte de su vida, cultura y práctica habitual.

Los trabajadores son más que simples apellidos: Pérez, Ramírez, Rodríguez; ó recursos que sólo se “usan y descartan”, ellos tienen un valor diferente, un “nombre propio”, porque son nuestros socios estratégicos, colaboradores, clientes internos. Son: Carlos, Felipe, Luis, en suma, es todo un equipo humano sensibilizado, motivado, fidelizado, involucrado y comprometido en una misión y visión compartida por todos.

En la medida que la gerencia venezolana valore lo que representa saber manejar adecuadamente las emociones, satisfacer las necesidades comprender a las peronas con quienes comparten su trabajo, hará que a la larga se formen equipos de trabajos bien comprometidos en pro del logro de objetivos que favorezcan a todos.
 

Autor:  CHALEMORVAN    www.camova.com

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Lectura relacionada  Nuevo director, ¿evolución o revolución?

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.