Este post está dirigido a aquellas ejecutivos con posiciones de mando que le reportan directamente al director de una empresa familiar. Por Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » El empresario » Los cinco desafíos más importantes del Líder frente a la empresa familiar

Este post está dirigido a aquellas ejecutivos con posiciones de mando que le reportan directamente al director de una empresa familiar. Por empresa familiar entenderemos aquella cuyo capital de trabajo proviene de una familia (no necesariamente que los papás y los hijos la estén operando toda). ¿A qué se enfrentan? Y lo más importante, ¿cómo resolverlo? Esta reflexión te da la respuesta.

Trabajar para una empresa familiar es tremendamente retador para un líder. Las empresas familiares en América Latina representan casi el 95% de la base productiva, por lo que seguramente muchos lectores estarán pasando las siguientes circunstancias.

1.Falta de respeto a tus decisiones. Posiblemente tomes rumbos de acción que te serán echadas para atrás por el dueño de la empresa. A veces esto dañará tu autoridad frente a terceros sobre todo cuando has hecho pública una decisión y luego tienes qué frenarla por indicaciones superiores.

Recomendación: procura entender muy bien el pensamiento del dueño y director de la empresa. Qué quiere, qué le preocupa, métete dentro de su cabeza. Sólo comprendiendo sus esquemas mentales podrás ejercer tu iniciativa con más probabilidades de éxito.

2. Negativa a implemetar algún proyecto sugerido por ti. El razonamiento es el mismo que el anterior. Tienes primero que comprender a dónde quiere llegar y cómo para que tus propuestas estén alineadas a su pensamiento y se ejecuten con su apoyo.

3. Presenciarás rencillas familiares en mesas de trabajo. Es algo común ver que en juntas de trabajo  dos o tres parientes se encarguen no se pongan de acuerdo y, debido a los lazos de sangre que les unen, puede ser que sus conversaciones frente a los demás directivos sea tremendamente acalorada.

Recomendación: mantente al margen. Deja que se pongan de acuerdo o resuelvan sus diferencias de la mejor forma que conozcan. Si tienes mucha confianza con algún miembro de la familia, sugiérele que contraten los servicios de un consultor,  para que les ayude a dar el paso de empresa familiar a empresa institucionalizada.

Y por ningún motivo andes platicando con tus colaboradores lo que presenciaste en la mesa de trabajo. No es ético y no hablará bien de tu profesionalismo.

4. Parientes con cotos de poder. Es probable que problemas familiares se reflejen a la hora de efectuar el trabajo. Y los parientes empiecen a formar sus áreas de poder dentro de la misma empresa, tratando de sumar colaboradores a su “causa”.

Lectura relacionada  Adaptabilidad y comunicación abierta: cuerpo y alma de las familias empresarias exitosas y saludables

Recomendación: mantente al margen en la medida de lo posible. Pero si no puedes porque a lo mejor le reportas directamente a uno de los parientes, la mejor posición que puedes adoptar es que le hagas analizar qué es lo que conviene más a la empresa.

Cuando hay pleitos familiares que se reflejan en el negocio la gran  ayuda que los parientes puede obtener de ti es ayudarles a que vean las cosas de manera objetiva, pensando siempre de que manera el negocio podrá sobrevivir a lo largo del tiempo.

5. Indefinición de directrices de trabajo. En una ocasión un ejecutivo de recursos humanos me comentaba que no podía contratar a una persona para determinado puesto porque los parientes (dueños) no se ponían de acuerdo en cuanto al mejor perfil para la posición.

Recomendación: cuando las directrices que te manden no estén del todo claras es aconsejable que provoques una junta con los involucrados para que se pongan de acuerdo, tal vez tu como moderador. Si continuamente hay atrasos en el trabajo con situaciones como ésta entonces es tiempo de elaborar y poner por escrito las políticas que deberán regular la operación de la empresa, debidamente autorizadas por la familia dueña del negocio.

Trabajar en la empresa familiar es retador, tanto para los familiares como para los que no lo son. De ti como líder requerirá temple e inteligencia de comportamiento.

 

Lety Barrios.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.