Uno de los factores positivos de las empresas familiares es cuando se produce la sucesión de una generación a la siguiente, Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » El nepotismo en la empresa familiar: cómo evitar sus efectos negativos

Uno de los factores positivos de las empresas familiares es cuando se produce la sucesión de una generación a la siguiente, es decir, cuando uno o más hijos se hacen cargo de la empresa y ésta continúa creciendo. El exitoso paso de la antorcha lleva a la estabilidad, longevidad y exitoso crecimiento. Este es un factor positivo no sólo para las empresas familiares sino también para la comunidad donde se encuentran asentadas. El nepotismo  (el favoritismo a favor de los familiares) es normal que ocurra en las empresas familiares, ya que de otra manera no habría empresa familiar. Sin embargo en algunos casos el nepotismo puede llevar a algunas dificultades que no suceden en las empresas no familiares.

En las empresas familiares, generalmente sólo los miembros de la familia tienen acceso a los altos cargos directivos. Esto puede generar algunos efectos negativos:

• Limita drásticamente el número de potenciales candidatos a la dirección.

• Los directivos no familiares que están motivados por su posición y rango pueden verse insatisfechos de trabajar en una empresa familiar a largo plazo si perciben que sus posibilidades de ascender se encuentran limitadas.

• Tiene un impacto significativo sobre la captación, capacitación, sistema de retribución y desarrollo de la carrera de los directivos no familiares de la empresa familiar

El problema se plantea cuando los directivos no familiares importantes se desilusionan y decepcionan si miembros de la familia no calificados e inexpertos son promovidos a las posiciones claves de la empresa. En estas circunstancias la empresa puede perder muchos años de experiencia y conocimientos si los directivos no familiares se van a trabajar a otra parte.

Hay varias acciones positivas que puede tomar la empresa familiar para solucionar estos problemas. Probablemente una de las soluciones más comunes es que el candidato familiar haga una experiencia previa en una empresa similar.

Cuando un hijo llega a la posición en la que quiere continuar en la empresa familiar, el gerente general lo envía a otra empresa familiar, que lo contrata como a cualquier otro empleado, y se le da la oportunidad de hacer su propia carrera, en la que puede tener éxito o fracasar como sucede algunas veces. Después de algunos años, si el familiar ha sido exitoso, vuelve a la empresa familiar con la oportunidad de hacerse cargo de la misma cuando su padre se retire.

Este método no es garantía de éxito. Sin embargo da la posibilidad a los hijos de adquirir la experiencia que necesitan en un ambiente sin presiones y los obliga a competir en pie de igualdad con los directivos no familiares durante el período de entrenamiento.

Otra solución al problema de la sucesión, es que el fundador designe un mentor para formar a quién se hará cargo de la empresa en el futuro. Esto asegura que el sucesor vaya haciendo su experiencia desde los mandos medios de la empresa, para ir aprendiendo poco a poco las responsabilidades y funciones de dirigir una empresa. Generalmente el mentor suele ser algún empresario amigo del fundador, externo a la empresa familiar. También suelen colaborar en la formación los directivos no familiares de la empresa.

Las grandes empresas familiares suelen tener programas de entrenamiento para los miembros jóvenes de la familia que desean incorporarse en el futuro a la empresa. Estos programas normalmente tienen una duración de seis meses a dos años, y consisten en una formación y entrenamiento que los capacita para estar en condiciones de asumir la dirección de la empresa familiar en el futuro.

No todas las empresas familiares tienen la posibilidad de enviar a capacitar a las jóvenes generaciones a otras empresas, pero sin duda existen otras opciones para hacerlo.

Hay que tener en cuenta  que la sucesión en la empresa familiar no es un problema menor cuando el fundador decide retirarse. La siguiente generación no puede hacerse cargo de la empresa sin una previa planificación, formación, entrenamiento y experiencia. El nepotismo es todo un problema para la empresa familiar, pero también puede dejar de serlo si se planifica con la debida anticipación.

 

Fuente: http://www.newsmaker.com.ar/clientes/empresafamiliar/empresafamiliar/web/ver_nota.php?id_noticia=94486&id_edicion=6510&news=123&cli=97&e=6510&accion=ampliar

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Lectura relacionada  La mediación como instrumento para resolver las disputas internas en la empresa familiar

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.