¿Por qué unas empresas triunfan y otras no? Hoy más que nunca el empresario emprendedor necesita apoyarse en una serie de herramientas Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » La planificación es tiempo… y el tiempo dinero

¿Por qué unas empresas triunfan y otras no? Hoy más que nunca el empresario emprendedor necesita apoyarse en una serie de herramientas de planificación para apuntalar su negocio

Que vivimos en un mundo de grandes cambios no hay quien lo dude. Cada año salen al mercado cientos de nuevos productos y servicios que buscan satisfacer las necesidades de los consumidores y, en muchos casos, crearles necesidades nuevas. Sin embargo, de ese gran número de empresas solo unas cuantas pueden decir que han alcanzado el objetivo planteado: posicionar su producto y obtener utilidades.

Cabe entonces la pregunta: ¿por qué unas empresas triunfan y otras no? Hoy más que nunca el empresario emprendedor necesita apoyarse en una serie de herramientas de planificación que le permitan entender y, por lo tanto, enfrentar, los procesos de mercadeo, producción y administración de un negocio productivo.

Entonces, empieza a surgir una serie de preguntas que necesitan respuestas claras y, sobre todo, sinceras: ¿cuál es mi presupuesto de ventas?, ¿cuánto debo producir?, ¿cuál es la infraestructura necesaria?, ¿es atractiva la inversión a realizar?, ¿qué niveles de inventario debo mantener?, ¿debo comprar o alquilar los equipos?, ¿cómo puedo optimizar mis compras?, ¿necesito endeudarme o el negocio provee el efectivo necesario?, ¿cómo debo organizar mis áreas administrativas?, ¿qué impuestos debo cancelar? Estas son algunas de las preguntas básicas, con el devenir del negocio surgirán otras cuestiones nuevas y retadoras.

Todo lo dicho anteriormente nos lleva a pensar en el “superejecutivo”, capaz de atacar con igual destreza y seguridad la fabricación de un producto, como de organizar el departamento de impuestos de su negocio. Esto en la realidad es casi imposible de lograr. Es bien sabido que el nuevo líder es aquel capaz de rodearse del mejor equipo y los mejores especialistas, a fin de coordinar sus esfuerzos y capacidades. Con referencia a este punto existen numerosas publicaciones que explican, en medio de intrincadas terminologías unas, o con palabras más sencillas otras, tres de los aspectos básicos de la gerencia moderna. Estos son:

La empresa exitosa se aboca a realizar aquellas tareas que son su especialidad.

  • Preocúpese de mantener un equipo de innovadores.
  • Las estructuras modernas tienden a la simplificación y al mínimo de personal. Los sistemas organizativos son cada vez más sencillos.

Estas afirmaciones deben ser adaptadas y analizadas bajo el cristal propio de cada compañía, pero en líneas generales son aplicables a todo tamaño de organización. Comentemos, someramente, cada uno de estos puntos:

Lectura relacionada  Claves para la Planificación Estratégica

La empresa exitosa se aboca a realizar aquellas tareas que son su especialidad.

La experiencia de organizaciones exitosas nos ha demostrado que una empresa sobrevive porque brinda al cliente el producto que este espera de ella. Dicho en otras palabras, si usted desea un excelente vehículo acudirá al fabricante de su preferencia y esperará encontrar calidad, variedad y una relación costo beneficio adecuada: ¡para su vehículo! Al consumidor no le brinda ningún valor agregado el conocer los detalles de fabricación si el producto final deja mucho que desear. Entonces, ¿por qué preocuparnos por aspectos del manejo empresarial que muy bien podrían estar en manos de personal capacitado en esas áreas y que nos brinden las soluciones que necesitamos? Hablamos del tan popular outsourcing. Esta herramienta permite contratar la solución a problemas específicos, dejándole al gerente el tiempo suficiente para dedicarse a su negocio, liberándolo de asuntos que no son su especialidad y, además, le quitan un tiempo escaso y valioso. Resumiendo: sea el mejor en su área. No quiera ser bueno en todo.

Preocúpese de mantener un equipo de innovadores

Las empresas de tecnología de punta son el ejemplo perfecto. Las luchas desmedidas entre los grandes de la computación y la electrónica por anunciar con una hora de diferencia los avances en esas áreas, ya son por todos conocidas. El empresario moderno debe seleccionar y mantener el mejor equipo, pero ante todo el mejor en su especialidad. El manejo de las últimas herramientas y conocimientos es vital para una compañía, pero ante todo es vital que los problemas sean solucionados y, mejor aún, que no se produzcan. Para ello, al gerente de la empresa le puede resultar indiferente si el asesor o empleado utilizó tal o cual método estadístico o contable, ya que el resultado final es lo que marca la diferencia.

Las estructuras modernas tienden a la simplificación y al mínimo de personal. Los sistemas organizativos son cada vez más sencillos.

Este punto viene a ratificar lo dicho en los párrafos anteriores. Estructuras más simples facilitan la comunicación, disminuyen la burocracia, agilizan la toma de decisiones y, por supuesto, generan un menor costo. A la empresa le conviene crecer en las áreas que le generan resultados de manera más rápida, es decir, vendiendo lo que produce. Pregúntese cuál es el porcentaje de tiempo que utiliza su personal en trabajo verdaderamente creativo y cuál es el que usa en trabajo rutinario. Aquí encontrará la respuesta a muchas de sus dudas.

Lectura relacionada  Planificación Estratégica: Cuatro componentes de los procesos exitosos

En conclusión:

Las herramientas de planificación, hoy más que nunca, son la llave esencial de un negocio fructífero: la planificación es tiempo y, por ende, dinero.

La innovación y el conocimiento en lo que se hace son los pilares donde debe descansar la productividad de la empresa.

Mantenga una estructura sencilla y flexible, acuda a especialistas en asesoría y planificación: su trabajo es mantenerse al día en herramientas de planificación y gerencia.

Comience hoy, recuerde que otros ya comenzaron ayer.

-Ana Teresa Rodríguez C.
Contadora pública y máster en Finanzas
sistacor@khufu.com
sistacorp@yahoo.com

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Buen post y muy educativo… Sólo me gustaría agregar que dentro de la coyuntura económica actual, y además de las v ariables que mencionas… Las empresas y sus directivos están descubriendo que la fuerza y la energía de una organización ya no descansa sólo en sus fuentes de producción, sino en el talento y las competencias de sus empleados, ni siquiera la innovación puede superar esa sinergia que conforma la unión del talento, pues ya nuestros competidores copian y adoptan cualquiera de nuestras iniciativas innovadoras a gran velocidad, y es por eso que además de las variables que mencionas; es decir, las herramientas de planificación, la innovación, el conocimiento y el mantenimiento de una estructura sencilla y flexible, debemos también tomar en cuenta a la retención y la adquisición del talento.
    Saludos
    SM

    • Coincido plenamente, como alguien dijo alguna vez, “Ninguna empresa puede ser mejor que la gente que la compone” y desde hace tiempo ya, la administracion ha tomado consciencia que el principal aporte que puede realizar es poner el foco sobre las fortalezas “soft” de las empresas: la cultura, la vision, el compromiso de quienes la componen, la manera de responder una llamada telefonica, el cumplimiento de una promesa de entrega, y la actitud de no “pasar la pelota” sino hacerse cargo de las responsabilidades, entre otras muchas cuestiones.
      Porque todas ellas no solamente impactan sobre cualquier estado contable sino que ademas, se anticipan en el tiempo y si estamos atentos nos dan mas elementos para trabajar.
      Primero, se cae la satisfaccion de un cliente y luego el indicador “duro” (las ventas), primero se desmorona el clima organizacional (soft) y luego, los resultados como consecuencia de la desmotivacion y el desinteres.
      Un gran abrazo y gracias por estar juntos !
      Juan Carlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.