En la actualidad la mayoría de propietarios de micro y pequeños negocios ya conocen sobre la ineludible necesidad de dedicarse a hacer Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » Los errores que frecuentemente cometen los Emprendedores

En la actualidad la mayoría de propietarios de micro y pequeños negocios ya conocen sobre la ineludible necesidad de dedicarse a hacer lo importante antes de que los asuntos lleguen a convertirse en algo urgente. Y al hacerlo, tratan de centrarse en las actividades relacionadas con el cumplimiento de los objetivos y misión de la empresa, convencidos de que su trabajo como líder del negocio debe consistir en tomar las decisiones estratégicas, diseñar las estrategias que se adoptarán y administrar los procesos, recursos y esfuerzos de las personas que ahí laboran.

Sin embargo, vemos con frecuencia cómo muchos de ellos(as) tratan de hacer todo lo anterior, y aún más, viviendo una constante preocupación al no contar con tiempo suficiente para resolver todos los asuntos que se les presentan cada día. Cuando después de cierto tiempo deciden finalmente delegar en sus colaboradores algunas de las tareas y proyectos para disponer de un poco más de tiempo, encuentran, sin saber cómo, que el trabajo delegado siempre “vuelve” a ellos, terminando por hacer las tareas que supuestamente correspondían a otros, y convirtiéndose sin darse cuenta, en víctimas de la “delegación inversa” al quedar en una posición “subordinada” respecto a sus propios subordinados. ¿Cómo enfrentar este tipo de dilemas?. A continuación te presento una serie de recomendaciones que pueden ayudarte a evitar los principales errores que suelen cometer los emprendedores:

  • No generar nuevas ideas y seguir haciendo las cosas como siempre se han hecho te impide identificar nuevas y mayores posibilidades de éxito. Generar nuevas ideas es una característica propia del emprendedor, pero debes cuidarte de no quedar atrapado o “casado” con una sola idea por demasiado tiempo. Desarróllala y juégala con tantas ideas como te sea posible, buscando identificar aquéllas que tengan mayores posibilidades de éxito para permitirte generar los ingresos que esperas.

  • El no contar con planes en tu negocio puede impedirte conocer sobre nuevas y diferentes formas de producir a un menor costo o atraer la atención necesaria para contactar a las personas y empresas que te interesa conocer para distribuir tu producto de manera efectiva. Un buen plan, por otra parte, puede ayudarte inclusive a eliminar la necesidad de llamar por teléfono a tus clientes sin previa cita, causando una mejor impresión.

  • No conocer suficientemente a tus clientes frente a los incesantes cambios en los productos y servicios de tus competidores y en las preferencias de los consumidores puede dejarte “mordiendo el polvo”. Más aún, no conocer bien a tus clientes y competidores te impide conocer con base a las tendencias de compra, lo que están demandando y los productos que necesitarán en el futuro.

  • Ignorar la posición financiera de tu empresa te impide sostenerla durante los meses de bajos ingresos, cuando los consumidores no están respondiendo aún a tus mejores productos, con la rapidez que deberían.

  • Ignorar las necesidades de tus empleados te impide diseñar estrategias efectivas para motivarlos, orientarlos y dirigir sus esfuerzos. Este es uno de los retos más difíciles a los que te enfrentarás, sin duda, por las demandas en términos de paciencia, persistencia, y aplicación de tus habilidades de dirección, especialmente al surgir los problemas y cuando la moral, productividad e ingresos se vean rápidamente disminuidos.

  • Ignorar las necesidades de tus empleados te impide diseñar estrategias efectivas para motivarlos, orientarlos y dirigir sus esfuerzos. Este es uno de los retos más difíciles a los que te enfrentarás, sin duda, por las demandas en términos de paciencia, persistencia, y aplicación de tus habilidades de dirección, especialmente al surgir los problemas y cuando la moral, productividad e ingresos se vean rápidamente disminuidos.

  • Confundir la realidad con lo que “debería ser”, sin tomar conciencia de que en tu calidad de emprendedor, siempre te ves obligado a vivir dentro de un mundo de supuestos, pero que tu dinero deberás gastarlo en el mundo real.

  • No contar con un pronóstico de tus ventas te impide contar con un mapa real que te permita saber de qué productos provienen tus mejores ventas, hacia dónde irán posiblemente las ventas en el futuro y a medir de manera seria los avances financieros y el progreso global de tu negocio.

  • No contratar a los mejores empleados para compartir con ellos la responsabilidad y delegar la suficiente autoridad obstaculiza tu búsqueda por un mayor crecimiento de la empresa. Quizás tu deseo al iniciar tu negocio propio era convertirte en una especie de Superhéroe y convertirte en la clave de todo lo que sucediera dentro de él, pero pronto te das cuenta de que no puedes hacerlo todo, y que aún con un pequeño crecimiento del negocio empiezas a sentirte completamente abrumado.

  • No contar con opiniones por parte de un consejo de administración o de un mentor te impide contar con las ideas y opiniones divergentes, diferentes y objetivas necesarias para llevar tu barco a puerto seguro. Para algunos puede sonar como una locura que un micro o pequeño negocio cuente con un Consejo de Administración, ¡pero no lo es! Dicho consejo puedes formarlo con familiares o amigos de tu entera confianza que junto contigo revisen tus planes, proyectos y resultados.

  • Darte pronto por vencido te impide aprender las lecciones que te dejan las fallas o fracasos. La mayoría de los emprendedores exitosos en el mundo de los negocios han fallado alguna vez y algunos de ellos varias veces antes de lograr el éxito en sus negocios. Si consideras que estas fallando no te desesperes ni sufras.

Lectura relacionada  Argentina: Convocan en Tandil a jóvenes emprendedores para presentar proyectos

Busca identificar y aprender las lecciones e inténtalo de nuevo con una nueva vitalidad.
Alberto Núñez Mendoza
www.administracionenred.com

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Isabel Interián dice:

    ¡Hola!

    Encontré su página por una investigación que me marcaron en la escuela, y estoy muy de acuerdo con la información que aquí encontré. Desgraciadamente las Pymes (no todas) solo se centran en ofrecer un producto / servicio, para obtener una ganancia, y en seguida se dan por vencidos si su negocio no funciona, pero realmente es porque ellos se cierran al yo lo sé todo, o por ignorancia. Creo que para tener un buen negocio no se necesita tener muchos estudios, conozco a personas que solo tienen terminada la secundaria, pero eso sí tienen lo que muchos no y es la iniciativa, que tienen un buen negocio ha pesar de que de pronto les aparezcan competidores, salen adelante, ya que ellos actulizan su manera de manejar su negocio, se documentan o recurren a alguna consultoría.

    • Estimada Isabel

      Agredezco mucho su comentario y lo considero atinado solo que me permito hacerle llegar una reflexion para complementarlo. Quizas para encontrar un buen negocio no se necesita tener mucho estudio pero para lograr que el mismo sea sostenible en el tiempo y que se desarrolle, si.
      Encontrar un negocio puede ser cuestion de “olfato” o de “angel” como se suele decir, pero transformarlo en una Empresa implica un desafio distinto que requiere de ciertas capacidades y conceptos que no siempre son innatos.
      Creo que vale la pena dedicarle un tiempo a reflexionar sobre ello.
      Muchas gracias por acompañarnos con su lectura y participacion

      Juan Carlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.