Si antes de entrar al salón del Hotel Hyatt, donde Marcelo Bielsa realizó su conferencia “Conducción, normas y principios” en el marco Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Liderazgo » Marcelo Bielsa en el Percade: “Conducción, normas y principios”

Si antes de entrar al salón del Hotel Hyatt, donde Marcelo Bielsa realizó su conferencia “Conducción, normas y principios” en el marco del congreso PERCADE “¿Somos o parecemos? Chile: la verdad que llevamos dentro”, estaba convencido de que el rosarino es una figura digna de admiración por la convicción con la que realiza su trabajo. Al salir y luego de más de 80 minutos de una exposición que abarcó temas que iban desde la felicidad y su relación con el éxito hasta el rol de los medios de comunicación en la construcción de la realidad social, me quedó claro que el actual entrenador de la selección chilena es un grosso.

Como varios medios de comunicación cubrieron al charla, me parece más productivo ir al hueso y no quedarse en las particularidades, de manera de establecer que es la CONDUCCION para Bielsa (ojo, conducción, no “entrenamiento”) mediante los elementos que componían su propuesta.

El éxito y la derrota

Bielsa destaco la idea de que el éxito es una excepción, que se trata de una condición que no se da de forma continua y que por lo tanto, si bien le resultaba un poco chocante, comprendía la efervescencia social que desataba un proceso que se encontraba “circunstancialmente” aprobado, en referencia a las amplias posibilidades de clasificar a Sudáfrica 2010.

Bielsa se refirió a si mismo como un especialista en fracasos, remarcando que toda la adhesión que genera un proceso se pierde cuando desaparece el éxito, por lo que un buen conductor se forja en la derrota, cuando es capaz de que sus valores y su estilo generen respeto y credibilidad incluso en la adversidad.

Así, la derrota constituye un elemento principal de la visión de Bielsa sobre la conducción, ya que esta debe constituirse como un período de observación, un espacio para hacerse preguntas, donde el conductor debe preguntarse si es querido por su grupo. De esta forma, el rosarino afirmó que él no ve oportunidad en la derrota, que esta no es un momento de cambio ya que el momento de la planificación se ha de construir en la prosperidad, de manera de aprovechar el capital que se acumula con el éxito.

De esta forma, el rosarino afirmó que el éxito no es un sinónimo de felicidad y que cuando este abandona al hombre, se ve lo mejor de él, ya que surgen las mejores muestras de amor de quienes lo rodean, las cuales están cimentadas en la idea de que para ganar es necesario ser querido, no ser querido por que se ganó. En ese sentido, Bielsa se mostraba preocupado por dejarse seducir ante la vanidad que provoca en alguien todo el reconocimiento que surge con el éxito.

Liderazgo y conducción

El liderazgo se basa en la exhibición de virtudes que sean compartidas y respetadas por el grupo, al nivel de que su rechazo solo provoque una exclusión de los valores fundamentales que constituyan este grupo, de manera que la conducción es una labor que debe armonizar la exhibición de virtudes que sean consideradas importantes y relevantes por el grupo en su conjunto.

De esta forma, Bielsa se refirió al manejo de grupos no como la necesidad de imponer normas o delimitar comportamientos, ya que considera que el establecimiento de normas y sanciones que intenten reglamentar lo que el sentido común indica que un futbolista profesional de alto nivel debe realizar para poder rendir al máximo, es exhibir la debilidad del conductor, ya que si no está claro a través de la misma conducción que es lo que el grupo define que está bien y que es lo que el grupo define que está mal, en base a sus propias conductas, queda en evidencia que los valores que predica el conductor no generan adhesión en el grupo.

Así Bielsa estableció que la habitual idea de que al mejor hay que darle licencias que no se le dan a los “normales” es un disparate, ya que las normas de convivencia de un grupo se basan en que no existe nadie indispensable, por ende, hay que estar dispuesto a sacrificar al mejor en determinadas circunstancias por el bien del grupo en su conjunto.

Lectura relacionada  6 errores para manejar la información del negocio y cómo evitarlos

Lo relevante de esto apunta a que para Bielsa las reglas y los reglamentos excesivamente rígidos no caben en su concepto de conducción, ya que esto implicaría querer aspirar a la uniformidad, la cual si bien es una tentación, es de lo más negativo que se puede aspirar a alcanzar en el futbol, ya que para nuestro DT las virtudes que hacen únicos a los futbolistas se basan en la vanidad propia de cada ser humano.

La vanidad para Bielsa es la fuente de creatividad de un futbolista, la cual se alimenta y desarrolla el sentido de autoestima del propio jugador, sentido que debe ser mantenido a como dé lugar, incluso cuando esta conduce al error, el cual debe ser considerado como una parte indispensable de la espontaneidad necesaria para el desarrollo del juego, para que se genere un ambiente virtuoso dentro del grupo, en el cual se incluya incluso aquellos que no son protagonistas de manera que su sentido de pertenencia no se diluya.

Esta idea del sentido de pertenencia se suma a la idea de que el conductor debe predicar un mensaje en el que crea y que debe ser practicado con cariño y aprecio hacia quien se conduce. Bielsa afirmó que nadie gana de manera sostenida haciendo algo en lo que no cree y que es necesario que esta convicción se transforme en convencimiento para los conducidos, un convencimiento que no presupone la necesidad de una creencia ciega y absoluta, lo que derivaría en aquella temida aspiración a la uniformidad, si no que en la convicción de que lo que se está haciendo y que la forma en la que se está realizando es la correcta para alcanzar el objetivo planteado.

Así, dentro de esta lógica, lo único exigido a los jugadores es la lucha, que podríamos traducir en el sacrificio y el esfuerzo. Bielsa dijo textualmente que en su lógica todo estaba permitido, las copas de más (Alo, Melame?), las vedettes (Alo, Arturito?) y hasta los choques (Alo, Gary?), pero que lo que no se permitía era el dejar de luchar, el dejar de esforzarse por el cumplimiento de un objetivo trazado de manera conjunta (Alo, Cotetito?).

La virtud, la practica y las condiciones inherentes

Bielsa destacó que le parecen exagerados los comentarios que hablan de una revolución del futbol chileno durante el proceso que él ha encabezado y destacó que había que respetar la historia de una actividad para juzgar su estado actual.

El rosarino afirmó que es exagerado decir que el revolucionó el fútbol chileno ya que es imposible estimular condiciones que no existen ni activar potencialidades que no estén de manera inherente en los jugadores, de esta forma, Bielsa destacó que el entrenar es activar las habilidades naturales de alguien para ponerlas al servicio de un proyecto común que permita que estas habilidades naturales de los jugadores se transformen en una habilidad conjunta que sea superior a la mera suma de las habilidades individuales.

Parte importante de esta visión del entrenamiento lo constituye la idea de que la habilidad y la virtud por sí misma no son un valor, si no que es la puesta en juego de estas lo que las hace evidentes, por lo que el entrenamiento debe centrarse en la generación de las situaciones que permitan plasmar nuestras virtudes.

A modo de ejemplo, el rosarino indicó que la habilidad de meter una habilitación de 30 metros no tiene un valor por si misma si no se es capaz de crear la circunstancia que permita que ese pase sea funcional para el equipo, por lo que el entrenamiento debe conducir a la planificación de la creación de la circunstancia que permita que esa habilitación, que es la expresión practica de la virtud de un jugador, pueda ser realizada de manera efectiva sobre el terreno de juego.

Lectura relacionada  7 claves empresariales para sobrevivir en un mundo incierto

El valor del miedo

Marcelo Bielsa declaró que él creía mucho más en el miedo que en la confianza, entendiendo el miedo como una situación en la que se teme que suceda algo diferente a lo que se espera que pase, situación radicalmente diferente a la confianza en que sucederá lo que se espera que suceda, animo que lleva a la relajación y que es la fuente del triunfalismo que tanto temor despierta en el rosarino.

La alerta que provoca el miedo sería fundamental para la acción, en este sentido es relevante entender que no habla de un miedo paralizador, de ese que no te deja reaccionar, si no que de aquel temor fundado de que existe la posibilidad de que las cosas no salgan como uno espera que resulten y que por ende, hay que estar preparado y tener soluciones y respuestas para las peores situaciones que puedan ocurrir.

La importancia del grupo de trabajo como fuente de la duda calificada:

Bielsa comento que cuando él quería evaluar la confiabilidad de un miembro de su equipo de trabajo lo consultaba sobre algún tema donde él tuviera una respuesta basada en un saber construido de manera de poder comprar aquel conocimiento con el saber espontaneo. Por ejemplo, cuando consultaba por un jugador lo hacía luego de construir un saber de este en base a su seguimiento y la observación de sus actuaciones de manera de poder comparar sus apreciaciones con un conocimiento más espontaneo pero igualmente calificado.

Esto hace referencia a lo importante que es para Bielsa el poder comprar posiciones sin influir al interlocutor, eso es, poder debatir sin intentar convencer, con el objetivo de conseguir un disenso que para él es muy valioso, ya que constituye una mirada alternativa igualmente calificada sobre un tema en específico.

De igual forma destacó como dentro de un equipo de trabajo es necesario solicitar solo aquellas tareas que tengan importancia, de manera que los trabajadores puedan apreciar que su esfuerzo es relevante para el trabajo del equipo como un conjunto. Este punto fue central, ya que Bielsa recalcó que pese a que cada miembro del equipo tiene labores especificas, su opinión y el estado de ánimo que estas crean influyen en las labores de todos por igual.

El rol del enojo

El conductor trasandino destacó que el enojo en si no es un problema, que incluso este es positivo cuando logra remecer a quienes no están atentos y enfocarlos en cumplir con lo que les es pedido, pero siempre y cuando esta condición no haga perder la capacidad de decidir de igual forma que se habría decidido cuando se encuentra en un estado de serenidad.

Su percepción de los medios de comunicación

Para Bielsa, la percepción que tiene de los medios de comunicación en la actualidad esta dada por una disputa existente entre la política y la prensa, disputa que derivó en que la prensa terminara como gran agente de estructuración de la realidad social, esto es, que finalmente la labor que antes recaía en la política, la de generar en conjunto un acuerdo sobre que tipo de sociedad nos gustaría habitar, terminó recayendo en un agente, los medios de comunicación, que no somete esta idea a la deliberación, si no que proyecta, a través de su masividad, una idea de sociedad que estaría estimulando lo peor de los seres humanos.

Esto ya que los medios en la actualidad tendrían un exceso de espacio por llenar que termina generando un contenido cuya relevancia no es tan grande como para ser comunicado de forma masiva, lo que finalmente termina dando una legitimidad a ciertas opiniones que se cimenta exclusivamente en la figuración publica de quien las emite y el eco que estas provocan más que en su correlación con la realidad.

Lectura relacionada  Reskilling para la 'nueva normalidad'

De esta forma, Bielsa afirmó que su desprecio por la polémica se basa en el mal entendimiento de esta por parte de los medios, quienes no ven en ella una oportunidad de deliberación entre dos opiniones, que deberían sustentarse en dos ideologías o formas de ver la vida que se encuentren fundamentadas en un marco de credibilidad y prestigio, las cuales discutan sobre cierto aspecto relevante con el fin de comparar criterios y enriquecer el debate.

Por el contrario, los medios se interesan en levantar una polémica enfrentando a quienes discuten, casi llevándolo a un aspecto personal, lo que finalmente provoca una atracción morbosa hacia la disputa, no hacia la discusión de ideas que la sustenta.

Creo que esos fueron los puntos fundamentales de la charla, probablemente se me pasaron varios pero fue lo que pude rescatar con los apuntes.

He de destacar que a partir de ese día no le diré mas loco por que de verdad no está loco, será obsesivo y todo lo que quieran, pero un loco no exhibe de manera tan integra, racional y fundamentada una serie de creencias e ideas sobre su trabajo de la forma en la que lo hizo Marcelo Bielsa, lecciones que si bien están relacionadas al ámbito de la conducción de un equipo de fútbol, hacen mucho sentido al extrapolarlas a cómo vivimos en sociedad.

Ideas como la necesidad de evitar la autocomplacencia y el triunfalismo, de lo relevante que es estimular la autoestima como fuente de la creatividad, lo terrible que es aspirar a la uniformidad como forma de trabajo, lo central que es creer en la forma en la que se trabaja y los objetivos a los que se aspiran de manera de comprometer a aquellos que trabajan con uno, no en una convicción ciega e incuestionable, si no que en una dinámica virtuosa donde las criticas fundamentadas sean parte importante del progreso y lo importante que puede llegar a ser el considerar las virtudes como herramientas solo cuando pueden ser puestas en práctica y por ende, esforzarse por construir las instancias que permitan esto son lecciones que nos sirven a todos, en una cancha de futbol, en la familia, en el trabajo, en resumen, en la vida.

Para decirlo de otra forma, salí del Hyatt más bielsista nunca.

Pd: Gracias al Pollo, gran amigo de la vida, que se auspicio con las invitaciones a la charla, aguante la kalidez, vieja!

Autor: Manuel Ojeda ( Migranol )

Fuente: Comunidad de Pensamiento Imaginactivo

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.