Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Trabajar en una empresa familiar. ¿Buena o mala decisión?

Para muchos, pertenecer a una empresa familiar significa ser parte de una especie de gran familia, donde los roles están bien delimitados y el sentido de pertenencia a ella es bastante fuerte. Sin embargo, el integrarse a una organización de este tipo trae asociados una serie de factores que deberían analizarse antes de tomar esta decisión. 

Si bien los beneficios o perjuicios de trabajar en familia dependen de cada organización, existen directrices generales que son transversales a cualquier empresa, pero que, en este caso, se profundizan aún más.

Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú, aconseja que “para quien haya pensado en postular a alguna organización de este tipo, debe tener en cuenta ante todo sus capacidades, perfil y ambiciones profesionales así como también las necesidades, normas y características propias de la empresa”

Es necesario tener presente además, que pertenecer a una empresa familiar trae un mayor desafío para las personas, por ejemplo el lidiar con un determinado clima laboral. El tener que presenciar conflictos internos, que en este caso son mayores, porque la confianza que existe entre los miembros podría derivar en ciertas tensiones o desacuerdos, sobre todo por las distintas generaciones que allí conviven. Por lo que tener tolerancia a la frustración es fundamental para los empleados que trabajan en ella.

De hecho, en muchos casos el mal clima entre los miembros es el principal factor que acaba con la empresa familiar a lo largo del tiempo y así ha sido para muchas empresas, porque según el Instituto de Estudios Superiores de España, IESE, al año 1998 las organizaciones familiares en todo el mundo transitan en un 75% en la 1ra generación, el 16% en la segunda, el 8% en la tercera, y sólo el 1% llega a la 4ta generación.

Por otro lado, se debe tener presente que en muchos casos se trabajará conjuntamente con personas –miembros de la familia- que para algunos, pueden no merecer el cargo en términos profesionales o de conocimiento, por lo que lidiar con diversas personalidades que pueden pensar muy distinto es un tema a considerar. Por esto, idealmente quien pretenda ser parte de una organización de este tipo debe tener una buena capacidad de comunicación para expresarse con claridad y llegar a su interlocutor de una manera eficaz.

Más aún, en muchas ocasiones el trabajador ajeno a la familia puede verse atado de manos respecto a tomar decisiones en su trabajo ya que algunas veces, pueden priorizarse opiniones por criterios afectivos más que por económicos o racionales.

Lo que es claro es que una compañía de este tipo requiere de ciertos perfiles, no todos los profesionales encajarán en ella, por ejemplo quienes prefieren las estructuras más definidas, tradicionales y menos innovadoras, tienen en este tipo de organizaciones una gran oportunidad.

Además, existen factores que pueden encontrarse mayormente en un negocio familiar, como por ejemplo la confianza o el compromiso que existe en ellas, características que para ciertos perfiles de profesionales pueden ser fundamentales a la hora de buscar un trabajo.

Estas compañías también resultan ideales para quienes están recién comenzando su carrera y su meta es ganar experiencia, para alcanzar en un futuro cargos de jefatura de los que hoy podría aprender bastante en una empresa de índole familiar.

“Lo más importante a evaluar antes de decidir ser parte de cualquier empresa, más aún si es de corte familiar, es que cada persona sea sincera y objetiva con sus capacidades, intereses y metas, considerando si su perfil se adecua a lo que una empresa familiar requiere y permite dentro de sus filas”, aconseja Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

Fuente: Trabajando.com

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Lectura relacionada  Empresas familiares: innovar o desaparecer

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Lucia dice:

    Que buen artículo gracias, la verdad trabajo en una empresa familiar pero hasta fin de mes debido a los grandes problemas internos. Prefiero trabajar en una organizacion con objetivos establecidos y claros, y no en una empresa donde el objetivo del dueño sea solo tener los bolsillos llenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.