Las largas vacaciones de navidades seguramente nos  sirvieron a muchos para reflexionar sobre como había ido el año que se acabó y seguramente Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Soñar no es suficiente, planifica, actúa

pensarLas largas vacaciones de navidades seguramente nos  sirvieron a muchos para reflexionar sobre como había ido el año que se acabó y seguramente nos hicimos propósitos de cambio personales para nosotros o para nuestras organizaciones. Es bastante habitual que tras periodos de vacaciones nos hagamos nuevos planteamientos que olvidamos sistemáticamente una vez que han pasado unas semanas. !Ahora!, antes que olvides tus planteamientos, te propongo que reflexionemos cómo podemos pasar de los sueños y de los deseos a la acción.

Todos sabemos que en la Era de la Innovación todos tenemos que cambiar de trabajo varias veces en la vida, a veces sin cambiar el puesto. En nuestra economía globalizada, el tiempo en que haces lo mismo que ayer disminuye brutalmente. Puede que tengamos ser más proactivos comercialmente, entender nuevos procesos más complejos, desempeñar otro tipo de tareas o mejorar alguna de nuestras habilidades o competencias. Una de las maneras de enfocar esta nueva realidad de una forma positiva es asegurarse que nuestros deseos de mejorar y cambiar se consiguen, si es posible anticipándose a los acontecimientos mediante la acción.

Un proverbio chino dice que “Si no cambiamos la dirección de nuestros pasos, terminaremos llegando allí adonde nos dirigimos”. Aunque primero hay que soñar, es el poder de la intención, esto no es suficiente hay que actuar. Edward de Bono en su genial libro, Seis Sombreros para Pensar en el capítulo 3 sobre Intención y Desempeño nos advierte  ”la intención no es suficiente. Debes efectuar los movimientos”.

  1. Todos conocemos personas que están llenas de buenas intenciones; siempre hablan y hablan de ellas y de lo que quieren hacer, pero sólo eso; nunca logran gran cosa en la vida, porque no llevan estas intenciones a la acción; les hace falta la voluntad. Y todos conocemos emprendedores e intraemprendedores que si que encuentran esta voluntad.

Durante la década de los ochenta,  psicólogos como Azjen (Teoria de la Conducta Planeada) o  J. Kuhl (Teoría del Control de la Acción)  formalizaron  modelos psicológicos que incorporan la intencionalidad y la voluntad como aspectos relevantes para conseguir nuestros propósitos. Uno de los problemas según estos autores para pasar de la “intención” a la “acción” es  la voluntad.

 Uno de los obstáculos que tenemos que superar  es lo que estos autores denominan Tendencias Externas Competidoras, tienes que luchar contra tu día a día que te distrae y no te permite actuar,  ladrones de tu atención que debilitan tu voluntad. Para intentar solucionar este problema tienes que reforzar tu compromiso con la acción y el mejor instrumento para luchar contra el ruido de cada día, contra lo urgente que no te deja hacer lo importante  y reforzar tu “voluntad” es hacer un Plan de Acción.

Lectura relacionada  El concepto de afilar el hacha para lograr ser más efectivo

La primera regla de Oro:Cuanto más tiempo dediques a planificar más se incrementan tus posibilidades de pasar a la acción y tener éxito“. Por tanto, si lo que “deseas” es algo importante para ti planifícalo, escríbelo (formula claramente tu intención), analiza los problemas, busca soportes. No importa si tu deseo es desarrollar una competencia directiva o mejorar un aspecto de negocio: haz un Plan de Acción con el máximo cuidado posible.

Segunda Regla de Oro:Escribe. Escribe .Escribe“. Escribir incrementa el compromiso y clarifica la intención. Escribe los objetivos generales y los más concretos.  Puedes seguir los criterios del Management by Objectives, para algunos más conocido cómo método SMART de Peter Drucker y crea objetivos de calidad (Specific, Measurable, Achievable, Relevant, and Time-Specific) para tu Plan Personal y no te olvides de escribirlos. Y una vez lo acabes se extremadamente riguroso en el seguimiento y hazlo por escrito.

La tercera Regla de Oro:  ”El seguimiento es la parte crítica de la planificación“. Te corresponde analizar el resultado de cada objetivo intermedio para reformular otros objetivos si lo consideras necesario. Aprende del error, se flexible en reinterpretar tus objetivos y no tires la toalla. Tu principal compromiso es contigo mismo, ¿Puedes perdonarte, no?. Pues, perdónate, pero sigue.

Con todo ello te propongo 6 pasos para llegar desde el Sueño a la Acción

  1. Sueña que quieres ser o que quieres conseguir, esto es la base.
  2. Asegura tu compromiso: ¿es algo importante o es sólo un deseo? (motivación)
  3. Establece el objetivo global (estrategia) o situación deseada (Intención)
  4. Realiza un Plan de acción Detallado en forma de cascada establece objetivos intermedios (SMART)
  5. Pasa a la acción
  6. Se muy riguroso en el seguimiento y flexible en la re-planificación.

El éxito será de aquellos capaces de percibir en el cambio oportunidades, que se acercan a él sin miedos, aceptándolo y buscándolo, planificándolo y pasando a la acción, con herramientas cómo un Plan de Acción Personal que les permitan más garantías de conseguir sus sueños.

 

Asegúrate que las personas de tu empresa conocen estas metodologías y las alinean sus objetivos con los objetivos de tu organización. Asegúrate que tienen la habilidad de aportar conceptos visionarios, planificarlos rigurosamente y de llevarlos a la acción mediante Planes de Acción Personales. Será una empresa con colaboradores que tienen la capacidad de lograr sus metas personales y una organización que puede lograr sus objetivos empresariales. Si además eres capaz de articularlo “de verdad” en procesos de Gestión del Desempeño, habrás conseguido la excelencia organizativa.

Lectura relacionada  La perfección, una de las enemigas de la productividad

 

Autor Virginio Gallardo Yebra

http://supervivenciadirectiva.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.