“La cadena del enojo”. Buen título quizá para decir de que forma se general los estados de frustración de las personas que Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Recursos Humanos » El enojo, la emoción más común en los ambientes laborales

“La cadena del enojo”. Buen título quizá para decir de que forma se general los estados de frustración de las personas que trabajan en una organización.enojo

En nuestros tiempos en común ver como se desarrollan iniciativas en las organizaciones que van en la dirección de mostrar una imagen consecuente con ciertos “valores” altamente exportables.

Una de ellas es la Responsabilidad Social Empresarial. Hoy muchas empresas trabajan arduamente en el desarrollo de reportes con altos niveles de detalles sustentados en cifras que abordan aspectos que en la realidad muchas veces jamás han sido tomados seriamente por  el Directorio ni menos en el día a día por los Gerentes. Así me ha tocado en mas de una ocasión ver ejecutivos, mandos medios y empleados que deben aportar con análisis y reportes que alimentan reportes de esta naturaleza y que al momento de redactarlos las personas sienten frustración ya que comienza una peligrosa situación: el cuestionamiento real respecto de lo que estamos mostrando tiene una verdadera dimensión humana y no sólo política que permita a la compañía estar entre las “Responsables”.

Es común que los empleados al leer estas declaraciones se hagan preguntas tales como ¿y cuando se hace esto o aquello? y ¿de que forma esto que se dice aquí me llega a mi o mis subordinados si jamás lo he visto? u otras como esto es una forma de hacer marketing con cifras políticamente correctas pero que no representan el verdadero espíritu oculto que predomina en los directivos.

No es menos pertinente hacerse la pregunta respecto de cual es la relación que tenemos con la ética profunda, la que nos debiera llevar a hacer reflexiones, a través de las cuales, nos muestra si hemos revisado a conciencia una dimensión mas real de las cosas. Ello a veces nos llevará a tomar decisiones que nos abren dos posibilidades, corregir para que los indicadores sean realmente sentidos y entendidos por los miembros de la organización o seguir trabajando en un reporte que en el largo plazo dará mas que hablar a los empleados respecto de la existencia de la verdad.

En la Universidad hasta hoy en día se enseña como hacer que los accionistas sean mas ricos, y eso no está mal, pero aun no damos un importante paso para desarrollar la capacidad de formar ejecutivos que sean sanadores de organizaciones y líderes capaces de abordar temas como la Responsabilidad Social Empresarial desde una perspectiva humana y trascendente. Esto requiere de una claridad y una entereza que parte desde lo valórico mas profundo y que se traduce en acción proactiva para construir con todos y correctiva para reparar y reorientar lo que ya está hecho y frustra a muchos empleados.

Lectura relacionada  Los errores de diseño en los modelos de evaluación de desempeño

El enojo de pasillo es a veces el reflejo de una acumulación de estados ingratos que una persona va poco a poco absorbiendo, pero que aunque la organización esté dispuesta a “pagar” vía salarios, premios y bonos estas situaciones, terminará por cansar hasta al mas entero de los empleados, ¿porqué? porque las personas no tenemos resistencia infinita, lo que se traduce muchas veces en rotaciones innecesarias en la empresa, generando un alto costo por la pérdida de personas valiosas.

Sebastián Lilly d`Hainaut   MBA U de Chile. sebastianlilly2@gmail.com

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.