Entonces Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Coaching & Mentoring » Coaching: cómo hacer que las cosas pasen?

coaching 3Estamos experimentando una ritmo de cambio vertiginoso. Las acciones que fueron efectivas por décadas ya no están produciendo resultados aceptables.

Entonces nos preguntamos:

 

  • ¿Cómo hacer que las cosas pasen?
  • ¿Cómo hacer que lo que pase no sea más de lo mismo?
  • ¿Cómo producir acción?
  • ¿Cómo producir acciones para resultados sin precedentes?

Partimos de que uno difícilmente obtenga más de lo que pueda animarse a soñar y de que lo que hagamos en el mundo será en relación con otras personas. Que ningún proyecto o negocio con otras personas, será más grande que la calidad de las relaciones con esas personas.

La calidad en la comunicación entre gente que habla y escucha entre sí, tiene centralmente que ver con producir una Común-acción, una acción en común que modifique de alguna manera el mundo en que vivimos

Postulamos que aquello que nos resulta razonable, ya esta hecho. Dicho de otra forma, si alguien me diera un consejo que a mi juicio tiene sentido común, seguramente estará en el repertorio de conversaciones ya instaladas en mi cultura o en la cultura de mi organización, con la que obtendré más de lo mismo que vengo obteniendo hasta ahora.

El mundo que creamos con un nivel de pensamiento nos ha traído problemas que no podemos resolver en el mismo nivel de pensamiento. Albert Einstein

El hombre es el único animal sobre la tierra que tiene pasado y tiene futuro. Estos dos tiempos por definición no existen: por que ya pasaron o estarán siempre por pasar. Sin embargo convivimos con el pasado y el futuro. Entonces

¿Dónde están? ¿Dónde los encuentro para operar sobre ellos?

Los encuentro en nuestras conversaciones aquí y ahora y el futuro sólo en los juicios dentro de nuestras conversaciones (conversaciones con otros, con nosotros mismos, por teléfono, por Internet, en cualquier idioma o por señas)

Y digo sólo en nuestros juicios, en nuestras opiniones, por que los juicios no son verdaderos o falsos, pueden estar más o menos fundados, dichos por alguien con más o menos autoridad reconocida para emitirlos, pero en ningún caso puedo afirmar que es verdad algo que aún no ocurrió.

Los juicios que tenemos sobre el futuro, nos resultan necesarios por que nos ayudan a amortiguar la incertidumbre que nos genera su desconocimiento.

Lectura relacionada  Coaching: Ser exigente o excelente, cuestión de uno mismo

El futuro es una de las formas de ceguera cognitiva que los seres humanos tenemos. No podemos predecir el futuro, ya que no esta predeterminado, pero sí podemos diseñarlo, crearlo en nuestras declaraciones y accionar coherentemente para que eso suceda.

Para atar los cabos de este artículo, necesito preguntarme por otra forma de nuestra ceguera:

Hay cosas que yo sé. Hay cosas que yo sé que no se. Pero la inmensa mayoría de las cosas que suceden y sucederán en el universo, en el mundo globalizado, con creciente aceleración de cambios e innovaciones, yo no sé que no las sé.

Este es un espacio al que por definición tampoco puedo acceder, pero que no puedo dejar de considerar, dado que lo que suceda en nuestras vidas transcurre y transcurrirá en un 99.99% en ese contexto.

¿Ejemplos? 

¿Podrías decirme cómo afecta la política actual sobre el terrorismo de los EE.UU. el contexto de las relaciones internacionales, el mercado mundial y la percepción de seguridad y libertad personal, ¿Sabés cómo impacta la clonación de todas las especies vivas, incluida la humana en la salud, la demografía y la cultura?

Todo el conocimiento válido sobre cirugía de cerebro tiene menos de 5 años de existencia.

¿Podías anticipar hace 10 años el fenómeno Internet y cómo ha cambiado tus hábitos de acceso a la información, de comunicación y de hacer negocios?

Entonces el entrenamiento para ser aprendiz vitalicio, pasa a ser definitivamente más importante que el saber algo o mucho. La capacidad para declarar ignorancia resulta superadora de la erudición. La exploración de los límites y la consideración de lo nuevo e irrazonable, se presenta como el gran espacio de oportunidad.

Quisiera incorporar una forma más de ceguera cognitiva. Por un lado los seres humanos estamos limitados biológicamente en nuestra capacidad de ver el mundo tal cual es, vemos cierta gama de colores, escuchamos un determinado rango de sonidos. Por otro lado aquello que gatilla nuestros sentidos pasa por el filtro de nuestras interpretaciones.

No vemos con nuestros ojos sino con nuestras interpretaciones.

No estamos en condiciones de ver aquello que no podamos nombrar.

Nosotros no podemos observarnos en la acción, ni podemos observar nuestra visión del mundo. Vemos lo que vemos, pero no podemos observarnos observando. El tipo de observadores que estamos siendo, depende del color del cristal con que miramos, de las interpretaciones y paradigmas que tiñen y limitan nuestra mirada del mundo y de nosotros mismos.

Lectura relacionada  3 maneras de romper barreras mentales

El Coaching ontológico se hace cargo de éstas cegueras y a partir de aceptarlas, construye un cuerpo de competencias para la asistencia a personas y equipos de trabajo, comprometidos en el logro de resultados sin precedentes y como estrategia para generar un cambio cultural en las organizaciones donde vivimos, trabajamos y nos desarrollamos.

Desde el punto de vista del coaching, una organización es una red de relaciones y nódulos conversacionales, donde estamos todo el tiempo haciéndonos pedidos, ofertas y promesas. Estos son los espacios de intervención del coaching.

Mis experiencias me muestran que cuando cambio como observador, cambio al mundo. Mis experiencias me enseñan que cuando cambio las opiniones y paradigmas que tengo sobre la realidad, cambio la forma en que me relaciono con la realidad. Que cuando dejo de pensar que en el mundo hay problemas y acepto que sólo hay personas que asumen que tienen problemas, asumo responsabilidad y poder para cambiar. Que cuando me hago cargo de que el futuro sólo existe en mis declaraciones, soy dueño de crear con otros el futuro que elijo. Que cuando puedo jerarquizar mis compromisos sobre mis estados de ánimo ya estoy en marcha para producir acción.

Y cuando algo de todo esto no lo estoy logrando, asumo mi ceguera y…pido coaching.

 Autor: Luis Carchak, Coach Ontológico. Lic. En Sociología. Gerente y Coach de Team Work SA. en Argentina. Interviene o intervino en procesos de Cambio Cultural y construcción de equipos en diferentes empresas como Kimberly Clark, Nobleza Picardo, Colgate, VASA, CALSA, Previsol AFJP, Bumeran, Energizer, Telefónica de Argentina, etc. Fue Consultor del ministerio de Educación, docente de la UBA y rector y docente del EFIS

 Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Impresionante este articulo, estoy de acuerdo con el en un 150%!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.