Los prejuicios se enuncian de diversos modos: aquí nos conocemos todos; o bien, la estrategia si contamos con los impuestos, la crisis, Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Se puede dirigir estratégicamente una pequeña y mediana empresa?

pymeLos prejuicios se enuncian de diversos modos: aquí nos conocemos todos; o bien, la estrategia si contamos con los impuestos, la crisis, la falta de acceso a la financiación, y lo que quede por venir, es sobrevivir; o también, no es necesaria la estrategia porque yo soy el dueño, el accionista mayoritario, el director general y el jefe de equipo, y otras frases a las que no les falta razón.

La cuestión es que estamos haciendo estrategia aunque no lo creamos. Examinar a nuestros competidores, negociar con los proveedores, hablar con nuestros empleados, relacionar actividades que forman parte de nuestras capacidades internas, consultar al asesor, buscar financiación, conocer las leyes que rigen nuestro negocio y otras actividades cotidianas forman parte del diseño y ajuste de una planificación estratégica.

Vayamos por partes, ¿qué es una estrategia? Podríamos decir, en general, que una estrategia es la formulación de unos objetivos y del plan para llevarlos a cabo.

Aunque parezca evidente, muchas empresas carecen de objetivos formulados y se van guiando por lo que va surgiendo, por el modo en que actúan los competidores o el entorno, los rumores del entorno en muchos casos. El conejo le dijo a Alicia una vez: “Si no sabes dónde vas, entonces cualquier camino te vale”. Sin destino, sin objetivos a medio y largo plazo, cualquier estrategia nos sirve y cualquier decisión resulta estratégica. Es decir, la modificamos sin más criterio que la urgencia que nos va imponiendo el ritmo del día a día. Preguntarse dónde vamos ayuda a elegir el mejor camino para llegar y, sobre todo, ayuda a saber cuándo estamos tomando un atajo o simplemente reduciendo la velocidad.

Quizá sí hayamos definido unos objetivos, un lugar adonde queremos dirigirnos. No obstante, tomamos decisiones con la presión de la urgencia y no existe un plan que nos guíe y dé sentido a las pequeñas decisiones de cada día. Algunas se convierten en inercias que después resulta difícil controlar. Por ejemplo, durante los años 90 muchas empresas se lanzaron, por ejemplo, a implantar un sistema de calidad y gestión, en realidad lo hicieron por la motivación gubernamental a través de ayudas y porque otros lo estaban haciendo y, sin embargo, no tenían intención de contratar con entidades públicas ni realmente lo necesitaban. Era útil si iba a suponer una organización y gestión mejor del trabajo pero, en muchos casos, los formularios se rellenaban ad hoc sin que el procedimiento se hubiera implantado verdaderamente en los puestos de trabajo, es decir, se realizó el ajuste estratégico sin que hubiera un posterior ajuste organizativo.

Lectura relacionada  Claves para desarrollar un plan estratégico en una pyme

Entonces, ¿cómo combinar las urgencias de la pequeña y mediana empresa que no cuenta con los excedentes de recursos y con la capacidad de ajuste de las grandes corporaciones? Mediante el diseño de un plan estratégico adecuado.

Este plan estratégico pasa por la definición de la empresa misma; primero, dónde está y quién es y, después, adónde cree que puede dirigirse. Posteriormente, analizar el entorno en que compite y cuál es su posición y su posible ventaja competitiva en ese entorno; más tarde, describir y evaluar las posibles opciones que se derivan de la conjunción de la empresa y su entorno; finalmente tomar la decisión estratégica global y pensar qué recursos organizativos son necesarios para llevarla a cabo. Finalmente empezar a ejecutar nuestro plan y considerar los aspectos que mediremos para verificar su avance.

Una estrategia no es un elemento inflexible que no pueda responder del entorno y sus variaciones, una estrategia es precisamente dotarse de la capacidad de responder al entorno de manera organizada.

Autor:   Emilio Velasco. Director Ejecutivo de MIZ Consultoría.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog,  no dejes de participar brindándonos tu comentario. 

Ademas, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.