Catedrático de Organización de Empresas en la Universitat de València. Pla ha dirigido un informe, encargado por la Cámara de Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » ´El carácter familiar de las empresas les impide adoptar estrategias de futuro con celeridad´

Catedrático de Organización de Empresas en la Universitat de València. Pla ha dirigido un informe, encargado por la Cámara de Comercio de Valencia y presentado el pasado lunes, en el que se analiza la situación de los sectores manufactureros de la industria de la Comunitat ante la globalización. Las conclusiones son nada alentadoras, sobre todo cuando la mitad de las empresas aparece como estratégicamente miopes.

Pla, consejero de Caixa Ontinynent y catedrático en la Universitat de València, ha dirigido, por encargo de la Cámara, la segunda edición del estudio La globalización y su incidencia en los sectores manufactureros tradicionales, en el que se sacan muchas tarjetas amarillas y alguna roja a los empresarios autóctonos.

El informe traza un panorama bastante desolador de la industria manufacturera valenciana. ¿Es todo lo que se ha visto o hay más y peor?.
En rasgos generales, lo que se observa es que las empresas valencianas tienen menos capacidades para competir que las europeas. Tienen menor tamaño, menor desarrollo de la estrategia de multilocalización, menor intensidad de capital, menor eficiencia por empleado y menor rentabilidad. Ahora bien, si analizas la muestra con más detalle, hay empresas que lo están haciendo bien y que serán capaces de sobrevivir y generar empleo. Lo más preocupante es que hay muchas que no han reaccionado frente a las globalización. Así que el estudio refleja lo que hay con datos fiables, ya que proceden de más de 200.000 empresas europeas.

Una de las principales conclusiones del informe, la miopía que padece la mitad de las manufactureras, incapaces de ver dónde está su futuro, resulta aterrador.

Lo que estamos diciendo ahora ya lo decíamos hace cuatro o cinco años desde la misma Cámara y desde otros ámbitos. Lo que pasa es que el carácter familiar de las empresas les impide adoptar estas estrategias con la celeridad que los tiempos actuales requieren. Uno de los motivos es que las empresas familiares están más comprometidas con las estrategias pasadas, las de los fundadores. Además, han transmitido en los entornos locales unas determinadas visión e imagen, unos valores y compromisos, y adoptar estas estrategias, que conllevan despidos o traslados de parte de la producción a otros países, es más difícil. Asimismo, la especulación que ha habido en los últimos años ha propiciado derivar fondos propios de las empresas a otros sectores donde la rentabilidad a corto plazo era mayor y, por tanto, se ha limitado la inversión en tecnología y en este tipo de estrategias. Un cuarto factor es la resistencia a cooperar entre ellas por su mismo carácter familiar.
No menos impactante es la confesión de un 35% de los empresarios de su creencia en que deben ser otros los que promuevan el cambio estratégico.

Lectura relacionada  Gestión de Empresas Familiares según John Davis

¿Hablamos de empresarios de verdad o de funcionarios que están esperando al Estado?
Más que empresarios, yo los llamaría comerciantes, porque, si uno está realmente comprometido con su empresa, es quien debe afrontar el cambio. Es evidente que el entorno ha influido, como la competencia china, la liberalización, el aumento del poder de las grandes cadenas de distribución. Todo eso influye. Un empresario debe asumir estos cambios y reaccionar y adaptar sus estrategias. Si las condiciones del entorno competitivo cambian, las estrategias pasadas no sirven y hay que modificarlas. Eso es responsabilidad del empresario y no del Estado .

Dicen ustedes que la I+D+i debe ser algo tan consustancial a la empresa que la que no la aplique está fuera de mercado. E inciden en la internacionalización, en el sentido de que ya no es viable la exportación exclusivamente como venta. Hay que deslocalizar, crear redes propias…

Cómo se explica que unos empresarios tan tradicionalmente exportadores como los valencianos no se hayan percatado todavía de cuál es el futuro?
Si bien la inversión en I+D e innovación, la calidad, el diseño son importantes, hoy en día no basta. Hace falta en estos sectores plantearse estrategias más complejas que suponen plantearse la esencia misma de la empresa. Es decir, su ámbito competitivo. Por tanto, se debe pensar en qué actividades se tienen que hacer solas, qué actividades debes hacer necesariamente cooperando con otras empresas, qué actividades debes hacer dentro de tu empresa, qué actividades debes subcontratar fuera de tu empresa y qué actividades debes hacer en tu país y cuáles en el exterior. Lo fundamental es dar respuestas a estas cuestiones, porque los competidores están haciéndolo. Por eso decimos que el modelo de exportación está obsoleto, porque la internacionalizacion es mucho más que exportar.

El informe se enmarca en el contexto de la globalización, que era la gran preocupación anterior a la crisis y que lo va a seguir siendo después. Y encima nos pilla muy mal preparados.

Lo que ocurre en estos sectores es que, además de la crisis global en la que estamos, se enfrentan a una crisis estructural y, por eso, la situación es grave. Quien no reconoce esta crisis estructural no reacciona y tiende a culpar a los demás de sus males. Cuando entramos en la UE se decía que las empresas que no exportaran no serían competitivas. Ahora, con la globalización, es lo mismo, pero, en lugar de exportar, hay que hablar de multilocalizaciones, redes de distribución propias, cooperación internacional…
Ustedes pusieron como ejemplo de empresas con futuro a Zara y Mango.

Lectura relacionada  La renovación en la empresa familiar

¿No cree que son metas inalcanzables para el nivel actual de la industria valenciana?
Evidentemente, porque estas empresas son grandes multinacionales que han nacido con esa mentalidad y son difícles de alcanzar. No obstante, hay recorrido y, de hecho, hay casos de empresas valencianas que están siguiendo ese ejemplo, como Chocolates Valor, Panamá Jack o Manterol. Aunque no alcancen el tamaño de una Inditex, para cualquier empresa, llevar a cabo un ejercicio de asimilación de lo que hacen los líderes, le puede dar cierta orientación de hacia dónde va el futuro y garantizarse una mayor perspectiva de futuro.

¿Y cuál es el panorama en el ámbito laboral?
Para afrontar estos nuevos retos estratégicos, hace falta confiar más en los jóvenes universitarios formados en empresas que pueden aportar nuevas ideas y una visión diferente que la que el día a día le genera al empresario tradicional. Otra cosa importante es aprovechar el capital humano internacional que tenemos en las universidades valencianas. Por su parte, los trabajadores tendrán que asimilar también la nueva situación que comporta el cambio. Aspectos como la movilidad geográfica y funcional van a ser requisitos cada vez más exigidos, así como que el trabajador tenga un cierto espíritu emprendedor en el desarrollo de su trabajo.

http://www.levante-emv.com/economia/2010/01/31/jose-pla-barber-caracter-familiar-empresas-les-impide-adoptar-estrategias-futuro-celeridad/674462.html

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.