Algunas veces es un error juzgar el valor de una actividad simplemente por el tiempo que toma realizarla. Un buen ejemplo Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Cuentos e Historias » El valor de lo que se sabe no es igual al precio de lo que se hace

Algunas veces es un error juzgar el valor de una actividad simplemente por el tiempo que toma realizarla. Un buen ejemplo es el caso del ingeniero que fue llamado a arreglar una computadora muy grande y extremadamente compleja. Una computadora que valía 12 millones de dólares.

Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato. Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo. Entonces encendió de nuevo la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente.

El Presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto.

-“¿Cuánto le debo? “-preguntó.

– “Son mil dólares, si me hace el favor.”

– “¿Mil dólares? ¿Mil dólares por unos momentos de trabajo? ¿Mil dólares por apretar un simple tornillito? ¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones de dólares, pero mil dólares es una cantidad disparatada! La pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique.”

El ingeniero asintió con la cabeza y se fue.

A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza procedió a pagarla en el acto, sin chistar. La factura decía:

Detalle de servicios prestados:

Apretar un tornillo ………………… 1 dólar
Saber qué tornillo apretar …….. 999 dólares

RECUERDA: “SE GANA POR LO QUE SE SABE, NO POR LO QUE SE HACE”.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Lectura relacionada  La tortuga y la liebre...una fábula de la empresa

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (3)

  1. Agus dice:

    Muy buena historia, aqui queda expuesta la importacia de la capacitacion… del saber en el hacer….
    Creo que las organizaciones, y particularmente las PyMes de nuestra región deben tomar consciencia de la importancia de esta practica, la cual debe ser planificada y ajustada a las necesidades organizacionales y sus metas. Además de ser continua y ya no más aislada y desarticulada.
    A su vez, una vez que las empresas comienzan a considerar a la capacitacion como una herramienta estratégica más, logran definitivamente ver que la misma no es un gasto, sino una inversión.

    • Muchas gracias, Agustina ! Estamos totalmente de acuerdo. Cambiar un tornillo, lo cambia cualquiera !!!!
      Saber que es lo que no funciona y donde esta realmente el problema es lo que hace la diferencia y eso se consigue con cambios culturales y no solamente con datos e informacion !
      Un gran saludo y gracias por acompañarnos !
      Juan CArlos

  2. Mikel Cuartero dice:

    Fantástico cuento. Lo recibí de un colega hace tiempo y siempre me gusta recordarlo. “SE GANA POR LO QUE SE SABE, NO POR LO QUE SE HACE”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.