Algunos de los comentarios al post de la semana pasada certifican cuan complicada es a veces la situación del Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Me ahogo en mi propia empresa !!!!!

Algunos de los comentarios al post de la semana pasada certifican cuan complicada es a veces la situación del accionista de una empresa familiar cuando decide dejar de serlo. Es común en el ámbito de la empresa familiar utilizar el concepto de “jaula de oro” para describir la situación por la que pasa aquel que, siendo partícipe de la propiedad, no lo tiene fácil para decidir con libertad su futuro más inmediato cuando siente la necesidad de ello.

La paradoja de ahogarse en su propia empresa es un mal trago por el que pasan numerosos accionistas familiares, sobretodo en la tercera generación, cuando el rol de propietario en las grandes decisiones ha ido perdiendo fuerza y las ataduras emocionales a la compañía pueden ser más débiles que al principio. Y no es que ejercer el derecho a vender unas acciones sea en sí un mal trago, sino que se convierte en tal porque en muchas ocasiones -sólo hace falta leer los comentarios de la semana pasada- parece que ello no pueda llevarse a cabo sin que salga perjudicado bien el vendedor, bien la propia empresa.

Ante esta realidad, y más allá del protocolo familiar y las fórmulas de salida pactadas entre las partes (antes de que el escenario acontezca), lo cierto es que lo que resulta a todas luces imprescindibles es un compromiso de lealtad en una doble dirección: de la empresa hacia el accionista y del accionista hacia la empresa.

La lealtad del accionista hacia la empresa debe basarse en la vivencia de que participar de la propiedad de una compañía familiar conlleva obligaciones y derechos que van más allá de los que marca la estricta legalidad. La empresa familiar no se explica sin voluntad de continuidad y sin ánimo de transformación de la realidad a través de la generación de riqueza. Este ADN propio de todas las empresas familiares ha de ser compartido naturalmente por los todos los propietarios.
 
Pero, a la par, la empresa debe también ser leal hacia sus accionistas y facilitar salidas justas para quienes, por los motivos que sean, deciden no seguir participando del proyecto empresarial.

La empresa no debe convertirse jamás en una cadena para el accionista, en una obligación que no se desea, en algo que se percibe más como un perjuicio para la propia situación personal que como la oportunidad de participar en un proyecto que ilusiona. Para evitar estas situaciones, para alejar el fantasma de que alguien se sienta ahogado en su propia empresa, es necesario el respeto de la empresa hacia el accionista.

Lectura relacionada  10 reglas de convivencia en una Empresa Familiar

Desde el principio de lealtad y respeto recíprocos será fácil llegar a acuerdos que puedan formalizarse mediante reglas y protocolos. Lo contrario, plantear acuerdos antes de que cristalice ese ánimo de responsabilidad de todos hacia todos, hará fracasar cualquier intento de poner en práctica soluciones que resulten beneficiosas para todos. Como siempre, es el ánimo el que anticipa el carácter que toman las acciones.

PS: El rol de accionista de una empresa familiar es mucho más complicado que serlo en otro tipo de compañías. Recomiendo este link para todas las personas interesadas particularmente en este tema: EL ROL DE LA PROPIEDAD en la empresa familiar.

Autor Joseph Tapies

http://blogs.expansion.com/blogs/web/tapies.html?opcion=1&codPost=56238

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.