Cuando hablamos de contar con mecanismos que posibiliten alcanzar resultados concretos a partir de acciones orientadas hacia la misma finalidad Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Cómo establecer objetivos e indicadores

Cuando hablamos de contar con mecanismos que posibiliten alcanzar resultados concretos a partir de acciones orientadas hacia la misma finalidad estamos hablando específicamente de los objetivos; en la historia de la administración se le reconoció a Peter Drucker de ser el promotor y defensor de esta idea.

Peter Drucker declara: “los objetivos son necesarios en cualquier área donde el desempeño y los resultados afecten de modo directo y vital la supervivencia y la prosperidad de la empresa” [Weihrich 1995].

Como vemos el enfoque que Peter le da a la Administración por Objetivos, hace ver que todas las empresas de una u otra forma tienen que plantear metas y objetivos como parte de la supervivencia en el mercado, es decir la satisfacción de los clientes. Al establecerlos reducimos tiempo y costo y le damos prioridad a los clientes que son la razón de ser de una compañía.
Los objetivos tienen una serie de características para tener en cuenta a la hora de establecerlos; el primero es que deben ser específicos, es decir, claros y positivos, con el fin de que toda la organización los pueda entender y aplicar.
Alcanzables, los directivos no deberían establecer objetivos poco prácticos o irreales, por el contrario deberían ser posibles de lograr alcanzar.
Medibles, ya que si no se puede medir no podemos generar indicadores y metas para evaluar los resultados.
Deben contemplar el tiempo, es decir aparte de establecer lo que va a ocurrir se debe incluir el tiempo de ocurrencia. La flexibilidad también hace parte de las características de los objetivos y hace referencia a la posibilidad de ser modificables cuando existan sucesos inesperados, sin dejar de ser firmes para asegurar la dirección.
Todo lo que mencionaba anteriormente facilita la determinación de los objetivos de una organización. Dando claridad que no solo los directivos pueden establecerlos sino que todas las personas que trabajan en una organización tienen la posibilidad de fijarlos, esto según la administración por objetivos, motiva mucho más a las personas y ayuda a satisfacer las necesidades de las personas ya que tienen la posibilidad de promover sus intereses con los de la organización.
Luego de establecer los objetivos, procedemos a implementarlos. Pero como comprobamos que se están logrando los objetivos?. Es aquí donde involucramos el concepto de indicador. Uno de los errores más frecuentes en el establecimiento de los indicadores es que algunas personas parten de una meta para definir un indicador, o confunden lo que es un indicador con la fórmula para su cálculo o por el contrario definen primero un indicador y luego establecen el objetivo.
Es importante aclarar que los indicadores nacen a partir de definir las variables claves de cada objetivo, a demás que el orden lógico es establecer objetivo, indicador y meta. El proceso de definir un indicador requiere que definamos con anterioridad; qué medir, cómo medir, cuánto medir, fuente y responsable de la medición.
A continuación describiré algunos criterios que se utilizan para la definición de indicadores; entre los cuales encontramos que no deben ser ambiguos y deben definir uniformemente toda la empresa. Los indicadores que se utilicen en diferentes perspectivas deben estar claramente conectados, como es el caso del balanced scorecard, la matriz de mando integral y finalmente deben ser un proceso fácil y no complicado.
Los objetivos, indicadores y metas son base fundamental de cualquier programa, proyecto y por supuesto de las empresas, el éxito esta en el correcto establecimiento de los mismos y en mi opinión integrados en el enfoque de la Administración por Objetivos, la cual se orienta en el desarrollo de las organizaciones ya que los trabajadores y enriquecen el desempeño de sus labores, porque más que nadie ellos conocen sus tareas y pueden generar objetivos más precisos.
Además permite desarrollar un sistema de dirección que permite gestionar adecuadamente los cambios de la organización tanto externos como internos.
Autora Dayana Franco

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Comentarios (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.