El profesor de Dirección Estratégica del IESE Business School, Jaume Llopis, presentó en Valencia, en el marco de celebración de una Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » ¿El mito más común…en las empresas familiares?

El profesor de Dirección Estratégica del IESE Business School, Jaume Llopis, presentó en Valencia, en el marco de celebración de una sesión de continuidad de antiguos alumnos del IESE, su libro “Mitos y Mentiras en la dirección de empresas” en el que de forma provocadora, controvertida e irónica analiza 60 mitos y mentiras aceptados y puestos en práctica en el ámbito de la dirección de empresas.

¿El mito más común…en las empresas familiares?

Diversos estudios empíricos demuestran que la mayoría de los tópicos que se utilizan para describir la gestión en las empresas familiares no son más que eso, lugares comunes que nacen de la confusión entre los fines de la familia y los de la empresa, es decir, de no saber distinguir entre ellos. Uno de los más típicos es afirmar que se ha preparado la sucesión del fundador, cuando realmente es una cuestión que al empresario le cuesta mucho hacer. Otro mito muy común sería el que hace referencia a que la profesionalización de la empresa pase por incorporar profesionales externos, ya que las empresas familiares con mayor longevidad y mejores resultados a largo plazo están dirigidas por miembros de la familia.

¿Cuál es la fórmula de éxito de las grandes empresas familiares?

En primer lugar preparar correctamente la sucesión del fundador eligiendo al mejor, formándolo, y preparándolo con tiempo. A continuación, la formación de un tándem perfecto entre el empresario –creador y visionario-, y el gestor –el de los números, el del día a día-. En tercer lugar, separar el papel y las competencias del Consejo de Familia, el Consejo de Administración, y el Comité de Dirección.

Una recomendación para los Consejos de Administración de las empresas familiares…

Que no caigan en las trampas habituales como la manipulación del Orden del Día, incluyendo únicamente las cuestiones que me interesa comentar; la trampa del “aquí te pillo aquí te mato” que significa respaldar una propuesta con un amplio informe sin permitir que el resto de personas puedan estudiar y reflexionar y por lo tanto no les quede otro remedio que aprobar la propuesta. También es demasiado frecuente la falta de transparencia escondiendo o disfrazando datos; adjudicar el tiempo en función de mis intereses dejando poco margen para discutir aquello que no me interesa; y por último pagar excesivamente a los consejeros independientes para que estén de mi lado.

Lectura relacionada  “Antes que fundir la firma familiar, es mejor venderla”

¿Está reñida la condición de empresa familiar con el tamaño de la misma?

En absoluto, hay grandes empresas mundiales que son de propiedad familiar como Mars, BMW, Kellogs, o Campofrio, entre otras. Pero es cierto que, a veces, hay muchas reticencias por parte del empresario familiar a crecer -mediante la incorporación de un socio financiero o la entrada en un mercado de capitales- por miedo a perder el control y los valores de la compañía.

¿Cuál es el Talón de Aquiles de las empresas en este momento?

La productividad. Trabajamos muchas horas, perdemos mucho el tiempo, no damos formación ni motivamos a nuestros mandos intermedios, y lo más importante, no les involucramos en nuestra empresa. Por eso, es importante que intentemos trabajar mejor; no fijemos horas de presencia, sino resultados. Tenemos que aprender a distinguir lo urgente de lo importante, aprender a establecer prioridades, y sobre todo a delegar.

-¿Qué cualidades debe tener hoy el buen directivo?

En el siglo XXI y en un mercado tan dinámico y tan competitivo como es el actual las características comunes de los buenos directivos son su interés por intentar averiguar hacia dónde va el mercado, hacia donde van los hábitos de consumo y las tendencias. En segundo lugar, adaptar constantemente tu modelo de negocio a los cambios que se van produciendo en el entorno. Y la tercera característica fundamental a la que los buenos directivos del siglo XXI dedican entre un 30 y un 40% de su tiempo es la atención al equipo, a las personas: identificar donde está el talento, formarlo, motivarlo, retenerlo, y poner punto final cuando haya que ponerlo. Es importante que este equipo esté alineado con los valores y la cultura de la empresa.

¿Qué importancia tienen los valores en una empresa?

Las empresas de éxito son las que tienen unos valores profundamente arraigados donde toda la organización comulga con estos valores. El ejecutivo más admirado del Siglo XX, Jack Welch -Consejero Delegado de General Electric que durante 20 años estuvo dando un 20% acumulativo anual de beneficio sostenido-, decía textualmente “si tengo un ejecutivo que cumple y supera todos los objetivos de la compañía, pero no comulga con los valores de la organización, lo despido, porque me acabaría corrompiendo a toda la empresa”. Estos valores deben estar bajo una cultura muy arraigada en las empresas familiares, cuyos pilares son el esfuerzo, la constancia, el compromiso, la voluntad, la pasión, y la ilusión, entre otros.

Lectura relacionada  Llega un nuevo socio a la empresa familiar

Siguiendo el estilo de su libro, si le parece voy a formularle algunas preguntas a las que me gustaría que contestara con un Verdadero o falso.

¿El estilo de liderazgo paternalista que impera en las empresas familiares dificulta la sustitución de directivos que se adapten a las nuevas situaciones.

 Verdadero.

Al empresario familiar le cuesta aceptar que su negocio ha envejecido y necesita cambios de estrategia y organización para sobrevivir, y prefiere achacar la disminución de ventas a factores externos.

Verdadero.

Conocemos a nuestros clientes y competidores más importantes, así como sus fortalezas o debilidades.

Falso.

-Los valores y el compromiso hacen que las empresas familiares sean capaces de superar situaciones difíciles que, en otras circunstancias, no podrían superarse.

Verdadero.

¿Es fácil encontrar su libro en una librería?

¡Verdadero! “Mitos y mentiras en la dirección de empresas” de la editorial Deusto.

Entrevista realizada por Alicia Grau, Responsable de Comunicación del IVEFA.

Fuente http://www.ivefa.com/?p=1828

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.