Son cada vez más los expertos en gerencia que cuestionan la adecuacidad de los modelos actuales de liderazgo para responder eficazmente Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Liderazgo » Se ha perdido la visión de lo que realmente debe ser un líder?

Son cada vez más los expertos en gerencia que cuestionan la adecuacidad de los modelos actuales de liderazgo para responder eficazmente a las nuevas circunstancias que afrontan las organizaciones luego de la secuela de escándalos de Wall Street y otras entidades conocidas, tanto del sector público como privado.
 
La corrupción rampante, las prácticas cuestionables de negocios desde el punto de vista ético, la violación de principios básicos de moral por parte de algunos líderes corporativos, políticos y religiosos, se han combinado para erosionar la credibilidad y confianza de las personas en sus líderes y las organizaciones que dirigen. Pero el asunto no termina ahí; lamentablemente, asciende a miles las personas afectadas económica y emocionalmente por dichas prácticas y escándalos.  Ante esta situación, es lógico preguntarse, ¿es qué las organizaciones o instituciones que son la base de nuestra sociedad no están seleccionando adecuadamente sus líderes? ¿Están obsoletos los modelos y conceptos actuales de liderazgo? ¿Están los valores fundamentales de la sociedad deteriorados a tal extremo que el mal se ha extendido a las organizaciones públicas como privadas ? ¿Están las personas en posiciones de liderazgo perdiendo el balance justo entre el logro de objetivos de negocios y la práctica de los valores, y la ética?  ¿Constituyen las ambiciones de poder y lucro personal el principal factor motivante en la mayoría de las posiciones de liderazgo de las organizaciones?  Cada cual llegue a su propia conclusión.  Además, preguntémonos, ¿qué tipo de liderazgo queremos que exista en nuestras organizaciones? 
TIPOS DE LIDERAZGO
 
Existe un tipo de liderazgo que se centra en el individuo. Generalmente, este tipo de liderazgo es ejercido por una persona de carisma extraordinario, al estilo de Jack Welch ( General Electric) y Lee Iacocca (Chrysler Corporation).  En este caso, el líder (CEO) está supuesto a ver y saber todo, decir lo que hay que hacer, producir los resultados financieros que espera Wall Street y tener mucha imagen en la comunidad de negocios y los centros de poder correspondientes. Magna responsabilidad para los hombros de una sola persona. Y magno riesgo para la organización que coloca su éxito presente y futuro en manos de una sola persona. Y en el mejor de los casos, un grupo limitado de ejecutivos.
 
En estos momentos está emergiendo otro tipo de liderazgo.  Se trata de un liderazgo centrado en la organización.  Mediante este enfoque se procura que el liderazgo sea una competencia organizacional.  En su libro, “El Liderazgo de la A – Z”, su autor James O’ Toole, indica que el liderazgo de una organización no debe estar centrado en un individuo; sino en la organización.  Bajo este enfoque, el liderazgo debe convertirse en una competencia organizacional, que se ejerce desde cualquier nivel jerárquico de la organización.  En cuyo caso, la encomienda es formar líderes en todos los niveles de la organización.  Este es el pensar de otros “Gurús”, tales como Jim Collins, autor del libro “Good to Great” y Peter Senge, autor de la “ Quinta Disciplina”.  Estos reconocidos expertos coinciden en que se logran mejores resultados organizacionales cuando los líderes son seleccionados y desarrollados desde el interior de la organización.  Este argumento está muy bien documentado por los resultados del estudio de 1,435 compañías que sobre este asunto presenta  Jim Collins en su libro  Good to Great”.  
 
¿QUÉ CLASE DE LÍDERES QUEREMOS TENER EN LA ORGANIZACIÓN?
 
En términos generales, hay dos clases de líderes:  (1) el centrado en  deseos de poder y ambición personal y (2) el centrado en una misión o causa loable, regido por estrictos valores o principios. En el primer caso, el líder se motiva por intereses personales tales como:  el lucro personal y la ambición de poder y riquezas. En el segundo caso, el líder se motiva por el logro de una misión o causa que está por encima de sus intereses personales, siempre buscando el beneficio de sus seguidores. Usualmente esta clase de líder se caracteriza por la modestia, sensibilidad a las necesidades humanas y el desinterés en el poder y las riquezas. Esto no está reñido con la firmeza y la determinación. Un ejemplo de esta clase de líder es Gandhi, cuya misión era lograr que la  India llegara a ser una nación independiente, en forma pacífica, y que su gente sintiera orgullo y respeto hacia sí misma.
 
Pocas veces las Juntas de Accionistas o Directores se detienen a pensar qué clase de líder desean para regir los destinos de sus empresas o instituciones. Mucho menos los CEO’s o Presidentes de las empresas definen qué clase de líderes quieren tener en los diferentes niveles organizacionales.  Conceptualmente aceptan que el éxito de cualquier organización depende de la calidad del liderato de las personas que la componen. De modo, que quizás este sea un buen momento para comenzar a reflexionar sobre qué se puede hacer para propiciar un liderazgo organizacional centrado en principios, que no sólo contribuya al logro de los objetivos de negocios de la empresa; sino también, a fomentar los valores entre los empleados y la comunidad a la cual sirve. Además de mejorar la competividad de la empresa, esta tiene la oportunidad de ser un mejor ciudadano corporativo fomentando la buena práctica de valores entre los ciudadanos que son sus empleados. Esto tendrá un efecto multiplicador porque los empleados a su vez pueden ser ejemplo para sus familias y comunidades. Recordemos, que empleados competentes y centrados en principios, crean empresas competentes y centradas en principios. En la medida que tengamos muchas empresas con estos atributos, tendremos un Puerto Rico competitivo, centrado en principios y del cual nos sintamos orgullosos.
 
Autora ENEIDA SIERRA
SOCIA PEOPLE’S ADVANTAGE, INC. eneida@peoplesadvantage.com

Lectura relacionada  4 actitudes terribles de un manager

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.