Al igual que el resto de las compañías, las empresas familiares enfrentan riesgos y desafíos para sobrevivir en épocas de crisis. Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Las empresas familiares y las crisis

Al igual que el resto de las compañías, las empresas familiares enfrentan riesgos y desafíos para sobrevivir en épocas de crisis. La calidad de gestión, el apoyo y la comunicación, son las claves para pasar la tormenta.

Para las empresas de familia las crisis son épocas de cambio, de conflicto y también de oportunidad. La crisis, que genera pérdida de valor en las empresas de un día para otro. Para hacer frente a las crisis, en primer lugar, es necesario trabajar en equipo: los empresarios, quienes conforman su circuito íntimo de decisión y las personas externas a la empresa. El objetivo es definir la situación actual y aceptarla como base, para luego visualizar los riesgos y delinear un plan de acció.

Es aquí donde surge el riesgo como dato del negocio en sí y aparece el temor a sobrevivir. Para alcanzar el éxito, el negocio debe asumir riesgos financieros, industriales, profesionales, políticos, y de cumplimiento legal o regulatorio.

El riesgo es endémico y la contracara del derecho a ser rentable. El riesgo es también inevitable y relevante, tanto para los nuevos negocios como para el desarrollo del crecimiento y la innovación en empresas en marcha. No obstante, si el riesgo se transforma en mal manejado, incontrolado o sin fusibles de anticipación, puede causar enfrentamientos entre los miembros de la familia empresaria.

Nuevos riesgos y desafíos

Mantener el patrimonio es prioritario. Por lo tanto, la manera en que las familias empresarias eduquen a las próximas generaciones de dueños para evaluar y enfrentar con éxito los riesgos de los negocios, determinará la preservación del patrimonio familiar y el lugar a ocupar en el mercado global.

Las empresas pequeñas de familia deben lograr encontrar su lugar en el mercado, un lugar donde las grandes bodegas no representen una amenaza en cuanto a competencia. Los riesgos principales residen en el individualismo, que lleva al aislamiento de las distintas áreas. Trabajar en equipo y en armonía es tan importante como ser eficientes en las tareas a desarrollar. En este sentido, es fundamental para la compañía destacarse en determinados valores agregados a los que sólo una empresa de familia puede llegar, ya que la atención directa de los propietarios logra fidelidad a través del tiempo.

En muchos casos, a los desafíos de ser una pyme, se suman los propios de la empresa familiar como la capacidad de mantener la flexibilidad en la toma de decisiones, adaptarse a los cambios, promover la capacitación constante, la incorporación de especialistas y asesores en áreas clave y sobre todo, conservar la unidad familiar. Los riesgos son variados y el principal es la competencia que existe con empresas multinacionales o globalizadas, la resistencia al cambio y a las alianzas, la falta de unidad familiar que afecta la toma de decisiones y la ausencia de criterios claros a la hora del ingreso de nuevas generaciones.

Lectura relacionada  Empresas Familiares… futuro en mano de descendientes !!

La empresa familiar es una estructura pequeña, donde las decisiones son tomadas entre pocos. El desafío es no encerrarse a una visión particular del negocio, tanto en la estrategia comercial como en la imagen de los productos. Existe mucho riesgo no tener cuenta los factores externos relacionados con la filosofía propia de la empresa y la visión familiar. En este momento, el crecimiento de la exportación se realiza en un contexto de inestabilidad e incertidumbre económica internacional. Las empresas familiares tienen a favor el tratamiento personalizado de sus dueños y en tiempos de crisis, es importante la forma en que manejan esas relaciones-

Los riesgos pueden ser clasificados en empresario-familiares y familiar- empresarios. Los primeros son aquéllos a los cuales las empresas están más habituadas a enfrentar y esencialmente son internos. Entre ellos están la calidad de la dirección, gestión, información y velocidad de puesta en marcha, reservas financieras y acceso a fuentes de financiación, estacionalidad de la provisión, producción y comercialización. También definición de roles y ejercicio del poder de voto en las decisiones, participación familiar en las decisiones, definición de los límites entre empresa y familia, entre otro. En cuanto a los riesgos familiares- empresarios, podemos citar la confianza y solidez del vínculo familiar empresario, las necesidades financieras a cubrir como mínimo durante la época de crisis, la capacitación de los miembros familiares y el nivel de realidad con el que la familia conoce a la empresa y sus problemas.

Rosa Díaz, socia fundadora del Grupo EXEQUA, consultora especializada en empresa familiar, inteligencia emocional y coaching.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (2)

  1. pietro dice:

    Hola necesito tener en cuenta las variables que tiene
    una empresa familiar al evaluar, la resistencia al cambio
    organizacional, y alguna manera de evaluar la posible
    resistencia. muchas gracias .

  2. la felicito por el comentario sobre las empresas familiares y la inteligencia emocional para el crecimiento de estas.
    Saludos
    Raúl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.