El pensamiento estratégico es la característica que permite a los altos ejecutivos lograr sus objetivos, tanto en el corto como en Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Pienso… luego planeo

El pensamiento estratégico es la característica que permite a los altos ejecutivos lograr sus objetivos, tanto en el corto como en el mediano y largo plazos, conduciendo de esa manera a sus compañías al éxito. En el mundo empresarial de hoy, la capacidad de los altos ejecutivos para ejercer la dirección estratégica basada en la característica de “pensar estratégicamente” es un factor fundamental para lograr el desempeño exitoso de las organizaciones.

Escuelas como las de Diseño (representada por P. Selznick y A. Chandler) y la de Planeación (representada por I. Ansoff) realizaron una importante contribución al desarrollo de técnicas de análisis estratégico y de planeación empresarial. Ambas escuelas se basan en el concepto de que los planes corporativos debían trazarse conciliando los factores internos y externos de la empresa. El concepto de planeación estratégica de las dos corrientes se ve reflejado y condensado en la técnica de diagnóstico estratégico conocida como análisis de SWOT o DOFA. Los planteamientos de estas escuelas fueron la base para los planes de estudio en la enseñanza de planeación estratégica.
Proyecciones vs. cambios
Hacia finales del siglo XX, los desarrollos tecnológicos generaron acelerados cambios en el entorno y los mercados. Esto hizo imposible que las empresas que preparaban planes esenciales pudieran utilizarlos con éxito. Los planes estratégicos tienen que ser ajustados y modificados. La situación llevó a sustituir el concepto de planeación estratégica por el de dirección estratégica, haciendo que la dirección general se responsabilice de los ajustes al plan.
Si sabe a dónde quiere llevar a su empresa, el ejecutivo puede tomar decisiones que ajusten su rumbo en sintonía con los cambios del entorno y el mercado, logrando así los resultados deseados. Esta capacidad se conoce como pensamiento estratégico.
En qué centrarse
Una forma de sistematizar el pensamiento estratégico es enfocándolo en cuatro temas centrales:
1. Tener claro cuáles son los propósitos de la empresa
El pensamiento estratégico debe encauzarse hacia el logro de dos propósitos: la creación de valor económico y la supervivencia productiva. El cumplimiento de estos dos propósitos es primordial para el desarrollo del pensamiento estratégico.
2. Entender que el desempeño dependerá de las fuerzas del entorno y las del mercado
Sacar ventajas de eventos favorables que ocurren en el entorno y tomar medidas defensivas para mitigar el efecto de los desvaforables.
3. Entender que la estrategia sucede en el presente y en el mercado
4. Enfocarse
Búsqueda de eficiencia operativa, acciones para enfrentar a la competencia, búsqueda de la preferencia de los clientes, reacciones ante eventos que cambian la naturaleza del mercado y acciones que anticipan la evolución del mercado y el entorno, para ajustar los recursos de la empresa.
El pensamiento estratégico es un proceso continuo. El alto ejecutivo lo ejerce todo el tiempo y eso es lo que lo caracteriza como líder y le permite conducir la compañía hacia el éxito.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos. 

Lectura relacionada  Las conductas emprendedoras: fijación de metas.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Mikel Cuartero dice:

    Me gustó. Pienso que, aunque no tengamos de alguna manera responsabilidades de liderazgo empresarial todos utilizamos en mayor o menor medida el análisis FODA en nuestros proyectos de vida cotidiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.