Últimamente, cuando comento con gente de mi grupo de edad (en breve cumpliré los 44), o algo mayor, cualquier noticia relacionada Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Desarrollo Personal: El Futuro Está Detrás

Últimamente, cuando comento con gente de mi grupo de edad (en breve cumpliré los 44), o algo mayor, cualquier noticia relacionada con redes sociales o con las transformaciones económicas, políticas y sociales que veremos en los próximos años relacionadas con tecnología e Internet, siempre me encuentro con respuestas parecidas. Todas ellas minusvaloran la importancia actual y el impacto presente y futuro de la web 2.0.

Da igual que no hables de opiniones sino de datos como el Informe Nielsen de marzo de 2010, según el cual eran ya más de 13 millones los españoles que habían consultado algún blog en febrero de ese mismo año. La respuesta con la que me suelo encontrar habitualmente es “pues yo no conozco a nadie de mi círculo que lea blogs o use twitter, así que no serán tan importantes…”, respuesta que me recuerda un poco al “Efecto Ignorancia” al que me refería en mi entrada sobre Recursos Humanos y Redes Sociales.

Mucha gente sigue anclada en el paradigma según el cual la mejor manera de intuir por dónde va a ir el futuro, y prepararnos para él, es aprender de los que van unos años por delante de nosotros. Personalmente tengo bastante claro que ese paradigma está caduco.

Es cierto que ha sido un paradigma válido durante la mayor parte de la historia de la humanidad, fundamentalmente por dos motivos: Por una parte, porque el conocimiento era esencialmente función de la edad, lo que hacía que el cambio proviniera sobre todo de las personas con cierta experiencia. Por otra parte, porque el cambio se producía a un ritmo lo suficientemente lento como para que el conocimiento atesorado por las generaciones precedentes siguiera siendo válido y vigente para las más jóvenes.

Pero esto ya no es así. Nuestros niños y jóvenes son mucho más despiertos que los de generaciones pasadas y son capaces de darnos pistas de por dónde puede ir el futuro, sobre todo tecnológicamente hablando, desde muy corta edad. Sin ir más lejos, mi hija pequeña (6 años) no ha oído nunca hablar de Chrome OS pero eso no impidió que un día intentara lanzar PowerPoint desde la barra de direcciones de Chrome. O mi otra hija, la mayor, que aprendió a usar los mandos de la TV y el DVD antes que a hablar o a programar la grabación de películas en el HDD sin saber que traía libro de instrucciones.

Lectura relacionada  Finanzas para Pymes: el mito y la realidad

Parece un hecho innegable que, por primera vez, los jóvenes están más preparados que las generaciones precedentes y además son capaces de liderar el cambio en un número creciente de frentes, en especial en el tecnológico. Como ejemplos, Larry Page tenía 24 años y Sergey Brin 23 cuando crearon Google; Mark Zuckerberg tenía 23 cuando creó Facebook y Matt Mullenweg inventó WordPress con 19 años.

Esta capacidad de reinventar el futuro es especialmente crítica en época de crisis, donde la necesidad de cambio es aún mayor. El propio Eduard Punset decía recientemente en una conferencia en Logroño que en tiempos de crisis se recurre a los jóvenes porque están más dispuestos a arriesgar y a cambiar de opinión.

No pretendo en esta entrada minusvalorar el conocimiento de nuestros mayores. Suelo citar con frecuencia a Thomas Merton: “Si he visto más lejos, es poniéndome de pie sobre los hombros de gigantes” pero ya no es tan evidente que el futuro sea algo que vaya por delante.

Si realmente queremos estar preparados para lo que va a venir, seguramente lo mejor que podemos hacer es observar atentamente a nuestros hijos y a los jóvenes en general, porque ahora, y cada vez más, el futuro está detrás.

Fuente:http://www.optimainfinito.com/2010/06/desarrollo-personal-el-futuro-esta-detras.html

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además ,  puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Estimado José Miguel:
    He encontrado tu artículo interesante, pero siento discrepar de algo de lo que dices. Yo soy bastante mayor que tú y me relaciono con gente entre nuestras respectivas edades que no minusvaloramos la importancia actual y el impacto presente y futuro de la web 2.0 y de todo aquello que sea modernidad.
    Y conozco a gente que lee blogs, tiene su propio blog y los considera importantes.
    Admito que nuestros niños (yo ya tengo nietos) tienen, lógicamente, una gran facilidad para lanzar PowerPoint o para usar los mandos de la TV y el DVD antes que a hablar, como cuentas hacen tus preciosas niñas. No obstante te quiero insistir en que nosotros que hemos vivido otros tiempos bien diferentes estamos, hasta por necesidad, interesados en estas nuevas posibilidades.
    Y algo en lo que también discrepo es en la forma de decir que “los jóvenes están más preparados que las generaciones precedentes” ¿No sería más respetuoso decir que “los jóvenes están muy preparados”, sin entrar en comparaciones? Hemos vivido en mundos y ciscunstancias diferentes. Esa es la verdad.
    Es verdad también que “esta capacidad de reinventar el futuro es especialmente crítica en época de crisis, donde la necesidad de cambio es aún mayor” ¿has considerado cuantos empresarios de los llamados mayores, hacemos grandes esfuerzos e inversiones para preparar el camino a las nuevas generaciones?
    No quiero con estas discrepancias quitarle valor a tus ideas que repito he leído con todo interés.
    Un abrazo
    Alberto
    http://www.empresadehoy.com

  2. Julian dice:

    Me pareció muy interesante tu artículo y el enfoque que le has dado. Lo que sucede es que hoy en día los avances son tan vertiginosos que si antes teníamos que esperar 100 años para un nuevo hito que revolucione el mundo, luego 50… luego 20, luego 5 años, y prácticamente estamos llegando a un punto singular donde nos parece que el presente es el futuro. (Como bien plantean en el libro The Singularity is Near)

    Sino, tomar como ejemplo la invención del automóvil, cercano al 1900, hubo que esperar 50 años más para que el TV revolucionara el mundo, luego 20 años más para que la primer PC saliera al mercado, y luego con la llegada de Internet que en solo 10 años ya está claro lo que ha logrado.

    Saludos desde
    http://www.free-power-point-templates.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.