Cuando estás corriendo sobre una cinta, no paras de hacer esfuerzo y en cambio nunca avanzas, siempre te mantienes en el Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Cuánto corres para quedarte quieto?

Cuando estás corriendo sobre una cinta, no paras de hacer esfuerzo y en cambio nunca avanzas, siempre te mantienes en el mismo sitio. Si quisieras moverte de donde estás, tendrías que correr al doble de la velocidad de lo que haces.

¿Te has dado cuenta de cuánto tiempo dedicamos a correr para mantenernos en el mismo sitio? ¿Qué porcentaje de horas al día dedicas a mantener lo que tienes? ¿En algún momento te has parado a pensar cuánto tiempo usas para mantener tu nivel actual?

¿Cuánto tiempo dedicas a crecer?
Por ejemplo, hasta ahora me he dedicado a escribir en el blog algunas veces por semana, y eso requiere un trabajo constante. El resultado es que escribiendo ese artículo mantengo el interés por el blog, pero no siempre será para mí un avance.

También mantengo algunas cosas personales y de amigos, como sus blogs y sus páginas web. Al principio aprendía sobre los programas que uso, pero con el tiempo se ha convertido en temas que requieren tiempo para hacer siempre las mismas tareas: copias de seguridad, protegerlo de ataques de virus, etc.

Incluso si vas al gimnasio a hacer mantenimiento llega un momento en que las mismas series de ejercicios no te hacen mejorar más, sólo sirven para mantenerte a donde has llegado.

No es malo dedicarse a correr
Todas estas cosas que hago no son malas. De cada una sigo sacando cosas positivas. De escribir en el blog podría decir que uso demasiado tiempo, pero también que es un lujo estar ayudando a los que me leéis. Con los temas de mis amigos puedo sentirme aburrido por hacer siempre lo mismo y alegrarme de tener una excusa para hablar con ellos.

Lo realmente negativo es que si quieres dar un paso adelante ahora necesitas el doble de impulso, como si en la cinta queremos avanzar sobre ella tendremos que correr más que ella. Y para correr tanto necesitamos más tiempo que el de mantenimiento.

Así, la clave del asunto es reservar un espacio para hacer cosas que nos hagan crecer, o el tiempo se nos escurrirá de los dedos mientras nos preocupamos de hacer fuerza con las manos.

Separa mentalmente las tareas de mantenimiento de las de crecimiento
Algo que podemos hacer es ser conscientes de qué tareas son de mantenimiento y cuales de mejora o crecimiento. Hemos de balancear el tiempo que dedicamos a cada grupo.

Lectura relacionada  Tres preguntas clave para mejorar tu efectividad

Podríamos decir que lo bueno es eliminar las tareas de mantenimiento para que nos den más espacio, pero eso no tiene por qué ser bueno.

Por ejemplo, si yo dejo de escribir en el blog probablemente dejaré de tener contacto con mis lectores, y aunque quiera seguir ayudando de alguna otra forma, si no tengo cómo comunicarme con ellos no tiene sentido.

Igualmente, si para mejorar en el gimnasio necesito hacer más series de abdominales, he de contar con hacer antes las series de mantenimiento para dar un paso más allá. Con los amigos no puedo tener momentos de intimidad si antes no hay una relación de día a día.

Siempre con sentido común, puedes buscar si puedes reducir los mantenimientos, quizá algunos sean lastres reales. Pero siempre teniendo en cuenta que no te hagan daño para seguir avanzando.

Por ejemplo, el trabajo puede ser una de las pocas áreas en las que a medida que trabajas puedas deshacerte de las tareas de mantenimiento, automatizando partes y delegando otras. Aunque seguramente no sea algo que quieras hacer con todas las áreas de tu vida (por ejemplo, que otra persona se dedique a llamar a tus amigos por ti).

Pero podamos o no automatizar, lo realmente importante de esto es que seamos conscientes del tiempo que dedicamos a correr para mantenernos en el mismo sitio.

Artículo original de Daniel Aguayo en Du Tudú.

http://www.dutudu.com/%c2%bfcuanto-corres-para-quedarte-quieto/productividad/2010/09/17/

 

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. MARTHA CECILIA CORTES ROJAS dice:

    Señores Grandes Pymes:
    Como siempre considerando oprtunos sus comentarios; a veces siento una cachetada en el rostro y no saben como la necesitaba para mi es como si me despertaran de un letargo, puesto que soy una emprendedora que reconoce necesitar mucha ayuda y siento que a través de uds. la recibo. Muchas gracias. Por favor no cesen de enviarme sus comentarios ya que ven como son recibidos. Yo quiero aprender mucho, yo quiero correr y no quiero para hasta llegar, pero necesito aprender a mirar en lo posible un paso hacia adelante sin perder de la mira mis obejtivos y metas.

    • Estimada Martha..

      Gracias por tus palabras..
      Correr no esta mal… el problema es correr siempre y no saber cuando parar.. ver.. y seguir..
      Correr no esta mal.. siempre que sepamos adonde vamos y no nos distraigamos por estar concentrados simplemente en correr y no en nuestro destino o en las caracteristicas del camino.
      Correr no esta mal.. cuando es necesario.
      Pero tan importante como correr .. es levantar la cabeza.. tomarnos un tiempo para ver.. evaluar.. analizar.. y tomar las mejores decisiones.
      Recuerda que la liebre no le gana la carrera a la tortuga… (aunque no haya verdades absolutas) y que la velocidad en si misma es solo una herramienta y como tal.. puede ser buena o pesima .. segun cuando y como se utilice.

      Un saludo

      Juan Carlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.