por Nacho Ruiz

“Tomar la decisión allí donde ocurren los hechos es sinónimo de rapidez. Pero, a medida que las organizaciones crecen, Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Toma de Decisiones » Toma de decisiones y transparencia de la información en la empresa abierta

por Nacho Ruiz

“Tomar la decisión allí donde ocurren los hechos es sinónimo de rapidez. Pero, a medida que las organizaciones crecen, se generan estructuras de planificación y control que alejan la decisión real del lugar donde se implanta”

“Tendré que consultarlo”. “Yo no puedo darte una respuesta”. “En unos días podremos solucionarlo”… Las buenas decisiones se toman en el sitio y en el momento oportuno y las malas decisiones son, casi siempre, las que no se toman, o se toman tarde.

En las rígidas estructuras empresariales las decisiones son responsabilidad, a veces, de alguien que no está en el lugar en el que surge el problema que hay que resolver. La persona no puede afrontar un problema si el escenario que se le presenta no lo domina lo suficientemente bien o porque, sencillamente, no tiene galones jerárquicos para poder hacerlo. Y todo esto supone un nuevo problema en la práctica. Antiguamente todas las funciones recaían sobre el artesano, propietario de todo el contenido de su trabajo. Sin embargo, el sistema imperante establece que las personas pasan a ser recursos que ocupan puestos de trabajo, con funciones y conocimiento bien delimitados.

Este fenómeno deja al desnudo dos realidades: por un lado, las personas no son propietarias totalmente del contenido de su trabajo, ya que necesitan (o están obligadas) a recurrir a un tercero que, alejado de la realidad del problema, ha de tomar una decisión. Por otro lado, para poder resolver el problema en el momento adecuado es necesario recurrir a determinada información de valor que se encuentra en manos de los puestos jerárquicos superiores. ¡Paradoja! Estas personas no se encuentran en el lugar de los hechos, por lo que no pueden resolver con agilidad este tipo de situaciones y, además, tampoco disponen de toda la información necesaria para poder decidir de la mejor manera posible. Un lío, vaya.

La empresa abierta acude aquí a un concepto, el del principio de subsidiariedad. En su definición más amplia, este principio dispone que un asunto debe ser resuelto por la autoridad más próxima al objeto del problema. Trasladando este principio a las organizaciones empresariales, la empresa abierta considera que la persona es plenamente responsable de sus decisiones y, por ello, nada que pueda ser decidido allí donde ocurren los hechos debe ser trasladado a otro ámbito. Cada persona se torna, pues, en representante real y humano de la marca de su empresa, por lo que tiene el mismo derecho y la misma obligación que cualquier otro de tomar las decisiones que crea oportunas en cada momento.

Lectura relacionada  La Indecisión ¿Cómo superarla?

Cada persona que forme parte de la empresa abierta ha de tener acceso a toda la información fiable y de valor en cada momento, por lo que la transparencia interna se torna en requisito ineludible para poder hacer efectiva estas premisas. Toda la organización dispone de la misma información para asumir sus funciones, para que puedan actuar en consecuencia y con las garantías de poder ofrecer la mejor respuesta para la empresa en su conjunto.

Fuente http://ht.ly/4pNWU

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Ludy López dice:

    Muy atinado este artículo. Estoy muy a favor de que las personas que ocupan puestos jerárquicos importantes en una empresa estén más cerca de los problemas cotidianos de las mismas; o en todo caso que las que estan más cerca de los problemas tengan las herramientas suficientes para solucionarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.