Por Oswald Loewy

Como en la fábula, las empresas de familia tienden a significar algo diferente para sus miembros. Por Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Empresa Familiar: la gallina de los huevos de oro

Por Oswald Loewy

Como en la fábula, las empresas de familia tienden a significar algo diferente para sus miembros. Por eso, una de las mayores flaquezas surge cuando el negocio se convierte en el ‘erario familiar’. Mientras la empresa provea recursos apenas suficientes para la supervivencia de la familia, no aparecerá un muy subestimado detonador de crisis en este tipo de sociedades: la envidia, tema para otra columna.

El destino de las empresas familiares está conectado íntimamente con los niveles aspiracionales de sus propietarios y eso las hace muy vulnerables. Los negocios se conciben para obtener utilidades. Cumplido ese objetivo se deben atender primero las necesidades de la compañía y de último las de los socios. En la realidad y en la mayoría de los casos eso no ocurre así.

 Como los miembros de la familia están en los puestos de comando, en sus mentes suele suceder lo contrario, primero están sus intereses y de último las necesidades del negocio. Tan cierto, que hay empresas familiares que no esperan a terminar el año contable para conocer el estado definitivo del ejercicio y por el contrario, distribuyen utilidades anticipadas asumiendo que los resultados futuros serán iguales o mejores que los actuales. Es la típica forma de comenzar a desplumar la mágica gallina.

Una vez el negocio alcanza cierto éxito que permite atender y superar las necesidades convencionales de la familia, aparecen los primeros problemas. La posibilidad de acceder a niveles de consumo antes lejanos de su bolsillo, abre una puerta perversa que la familia atraviesa, en especial los menos vinculados a la empresa, y da por hecho que el suceso alcanzado es una situación garantizada. Olvidan que todas las actividades de la vida, incluyendo a las empresas, tienen ciclos altos y bajos. Desde niños hemos escuchado sabias historias que nos han entregado tempranas y poderosas herramientas gerenciales para comprender diversas situaciones, la gallina que pone los huevos de oro es una más.    

En las épocas de bonanza la familia debe apoyar las inversiones en mejoras de la empresa, ahorros y toda línea de acción que fortalezca el negocio para atender los ciclos de ‘vacas flacas’ o el advenimiento de nuevos competidores. Pero no, nuestra formación consumista, promovida por la competencia y rivalidad social, rinde mayor culto a un fatuo y efímero brillo del que nada queda después de haber alimentado nuestra vanidad y ego terminando con las arcas de la empresa vacías, uno que otro nostálgico recuerdo y menos amigos.

Lectura relacionada  "Dos tercios de las empresas son familiares"

Habrá quien diga que tener un negocio deber servir para algo más y así es, pero el manejo cuidadoso y responsable de sus fronteras es lo que define el futuro del patrimonio familiar. Quienes saben cómo y con qué esfuerzo se lograron esos resultados, saben moverse dentro de esos límites, pero aquellos que solo ven la parte final de la historia, es decir el oro de los huevos, sin proponérselo tendrán una vocación depredadora hacia la empresa porque fueron entrenados a consumir y gastar sin medida.

Es a los padres o fundadores de la empresa a quienes  corresponde enseñar a sus hijos a pescar o dejarlos que ellos aprendan por su cuenta a cómo pelar gallinas, pero eso sí, nunca la que da los huevos de oro.

Autor Oswald Loewy – oswaldloewy@aol.com

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.