por Lic. Ana Patricia Vázquez Aguilar

Para la consultoría es un servicio prestado por una persona o personas Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Qué es consultoría y qué se puede esperar de ella?

por Lic. Ana Patricia Vázquez Aguilar

Para la consultoría es un servicio prestado por una persona o personas independientes y calificadas en la identificación e investigación de problemas relacionados con política, organizaciones, procedimientos y métodos; es una recomendación de medidas apropiadas y de prestación de dicha asistencia en la aplicación de dichas recomendaciones.

La consultoría de organizaciones u empresas es un servicio al cual los directores de empresas pueden recurrir si sienten necesidad de ayuda en la solución de problemas. El trabajo del consultor empieza al surgir alguna situación juzgada insatisfactoria y susceptible de mejora para dicha organización.

Consultoría es un servicio independiente

Esta independencia significa al mismo tiempo una relación muy compleja con las organizaciones clientes y con las personas que trabajan en ellas. Para el consultor no tiene autoridad directa para tomar decisiones y ejecutarlas.

Por esto no se debe considerarse una debilidad si el consultor sabe actuar como promotor de cambio y dedicarse a su función, y por ello dejar de ser independiente.

Consultoría es esencialmente un servicio consultivo

No se contratan consultores para dirigir organizaciones o para tomar decisiones en nombre de directores en problemas. Su papel es actuar como asesores, con responsabilidad por la calidad e integridad de su consejo; para los clientes asumen sus responsabilidades que resulten de la aceptación de dicho consejo. No solo se trata de dar el consejo adecuado, sino de darlo de manera adecuada y en el momento apropiado. Que puede ser la cualidad fundamental del consultor. Para el cliente, por su parte, debe ser capaz de aceptar y utilizar esa ayuda del consultor. Consultaría es un servicio que proporciona conocimientos y capacidades profesionales para resolver problemas prácticos.

Una persona llega a ser consultor de empresas en el pleno sentido del término después de haber acumulado una masa considerable de conocimientos sobre los diversos problemas y situaciones que afectan a las empresas y adquirir la capacidad necesaria para identificarlos, hallar la información pertinente, analizar y sintetizar, elegir entre posibles soluciones, comunicarse con personas, etc.

Los dirigentes de las empresas también tienen que poseer estas capacidades. Lo que distingue a los consultores es que pasan por muchas organizaciones y que la experiencia adquirida en las tareas pasadas puede tener aplicación en las empresas en las que se realizan nuevas tareas. Además, los consultores profesionales se mantienen al tanto de los progresos, en los métodos y técnicas, señalan estos progresos a sus clientes y contribuyen a su aplicación.

Lectura relacionada  No dejes que tu empresa muera de éxito

La consultaría no proporciona soluciones milagrosas

Sería un error suponer que, una vez contratado el consultor, las dificultades desaparecen. La consultoría es un trabajo difícil basado en el análisis de hechos concretos y en la búsqueda de soluciones originales pero factibles. El empeño decidido de la dirección de la empresa en resolver los problemas de ésta y la cooperación entre cliente y consultor son por lo menos tan importantes para el resultado final como la calidad del consejo del consultor.

¿Por qué se emplean consultores?

Para que aporten conocimientos y capacidades especiales.

Para que presten ayuda intensiva en forma transitoria.

Para que den un punto de vista imparcial.

Para que den a la dirección argumentos que justifiquen decisiones predeterminadas.

¿Qué es teleológico?

Para los seres vivos es la tendencia a crecer y desarrollarse hasta alcanzar su telos, su fin y perfección. Esto coincide con la idea de bien: el bien es aquello que es conveniente para cada cosa porque la lleva a su plenitud. El bien tiene el carácter de fin, que significa perfección.

El hombre busca la perfección, si en él hay un anhelo, una inquietud de ser más, es precisamente porque por naturaleza está hecho para ese crecimiento. Por eso, en el mundo clásico, a la naturaleza se la ha llamado también principio de operaciones. De este modo, la naturaleza de todos los seres, y especialmente del hombre, tiene carácter final, teleológico.

La teleología ha sido muy criticada desde el racionalismo y el vitalismo porque se ha interpretado como una imposición exterior a los seres que les impide ser “espontáneos” y libres. Se interpreta en esas posturas que la “teleología” es algo extraño a las cosas, impuesto o introducido en el interior de ellas, violentándolas. Mas no es así. En los seres hay una teleología para el despliegue y desarrollo de las propias tendencias hasta perfeccionarlas. La teleología de un ser es su dirección hacia la plenitud de la que es capaz. Parte del hecho de que existe un orden en el universo.

Ese orden es un orden dinámico. Esto es especialmente claro en el caso de los seres vivos: su plenitud se alcanza tras el crecimiento. El orden significa armonía y belleza, plenitud y perfección de las cosas. Por eso se puede decir que lo más importante en el hombre son los fines, es decir, aquellos objetivos hacia los cuales tiende y se inclina. El hombre, por naturaleza, ha nacido para lo excelente. Y eso no está dado en el punto de partida más que como inclinación natural. Dar cuenta de esa inclinación es una tarea de la cual cada uno es, en último extremo, el responsable.

Lectura relacionada  Cómo conseguir buenos resultados

Conclusión

Desde mi punto de vista como he venido mencionando a lo largo del presente trabajo, el mundo de los negocios se ha vuelto sumamente globalizado, las empresas ahora pueden explorar su mercado local y el de todo los países del mundo; todo esto ha llevado a que las organizaciones y su personal busquen nuevas herramientas y prácticas que les permitan permanecer a la vanguardia.

Para los consultores es una herramienta que actualmente se está convirtiendo en algo necesario para las organizaciones que buscan ser competitivas y tener a sus ejecutivos capacitados en las mejores prácticas y competencias directivas.

Autora Lic. Ana Patricia Vázquez Aguilar palyi_88arrobahotmail.com – Psicóloga. Estudiante de la Maestría en Psicología organizacional. Universidad del Sur. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.  

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (3)

  1. R. Margarita Olivares Arteaga dice:

    bien muy buena la información y espero tener acceso a mucho mas …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.