Por Scott Gerber

Todos los empresarios han cometido una serie de errores o han sido objeto de fracasos a lo Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » 10 cosas que aprendí del fracaso

Por Scott Gerber

Todos los empresarios han cometido una serie de errores o han sido objeto de fracasos a lo largo de su carrera empresarial. Estos contratiempos, aunque dolorosos, te enseñarán más sobre los negocios que cualquier libro, lectura, o mentor. Además, son grandes temas de conversación en los cócteles y foros de discusiones.

Estoy orgulloso de haber aprendido tanto de mis fracasos, y el hecho de compartirlos con todo el mundo, realmente me emociona. Después de todo, ¿Cuál es el punto de terminar en litigios frívolos, estar a punto de perder hasta la camisa, pedirles a los capitalistas de riesgo decenas de millones de dólares sin ningún modelo de negocios, o verse obligado a regresar a la casa de sus padres si no se puedes tener unas cuantas risas como resultado? ¿Verdad?

Y por eso, aquí están las 10 principales lecciones que aprendí de mis fracasos del pasado que valieron la pena.

1. Si no hay ingresos, no hay negocio.Punto. Construye un negocio sostenible tú mismo, y no uno basado en hipotéticas adquisiciones o inversiones de capital imaginarios. Si tu negocio puede hacerlo, puede que seas capaz de comprar otras empresas en el camino o aumentar tu capital riesgo. Pero tratar a cualquiera de estas dos estrategias como seguras, es simplemente estúpido. Conclusión: Deja de pensar en mañana y céntrate en hoy. Cash flow o muerte.

2. No eres especial (ni tampoco tu negocio). Si eres humano, ¿Adivina qué? Todavía estás sujeto a las reglas de la teoría de la evolución de Darwin o, al menos, la ley de Murphy. Lo peor que puedes hacer es enamorarte de tu propia hoja de balance, así que mantente concentrado, deja de pensar que eres un ganador sólo porque estás emocionado y pensar que tu idea es brillante, y ve a patear algunos traseros reales.

3. ¿Cuántas cosas puedes hacer perfectamente? Si tu respuesta es cualquier otra cosa que “una”, ¿Adivina qué? Eres un idiota. Roma no se construyó en un día, ni Google. Ambos fueron construidos ladrillo por ladrillo, escalaron y entonces, y sólo entonces, se diversificaron. Mantén tu plan de negocio simple, porque si no es simple, estás muerto.

4. Los planes de negocios tradicionales te llevarán a la quiebra. ¡No te quedes paralizado en el análisis! La planificación empresarial no es un ejercicio de generación de ingresos. En la ejecución es donde está el dinero. Escribe algo corto, dulce y directo al punto y ve a por ello.

Lectura relacionada  Encuentra la misión de tu vida y sé dueño de tu destino

5. El peor de los escenarios es el único escenario. Si proyectas 100 clientes, posiblemente tendrás 10. Si predices que un acuerdo se cerrará en 2 meses, puede que tome 12. El punto es que siempre tienes que pensar en un plan B (y en ocasiones), un plan B para un plan B. No confíes en sólo una manera de hacer algo, piensa en múltiples formas de hacerlo. Cúbrete pensando en alternativas para cada posible inconveniente y te convertirás en un tomador de decisiones mucho más fuerte.

6. Divide tus “más bajos” supuestos financieros o expectativas por 4. Todo lo que piensas que vas a ganar antes de ponerte en marcha, bueno, probablemente no vaya a suceder. Las previsiones financieras son como pequeños duendes que se sientan en tus hombros a susurrarte cosas dulces al oído sobre como crecen las curvas de campana. No te quedes en un bello hito financiero. Céntrate en el crecimiento orgánico y en cubrir tus gastos básicos antes de preocuparte por un salario de seis cifras o ingresos de la compañía de diez dígitos.

7. Los socios estratégicos no siempre son una buena idea. Antes traer a alguien como socio, determina si realmente un “socio” es la mejor opción. Decide si las alternativas tales como el reparto de ingresos o hacer un joint venture son una mejor opción. Asegúrate de saber todo sobre la persona con la que deseas asociarte, desde sus antecedentes políticos hasta su ética en los negocios. Y si decides seguir adelante y hacerlo socio, asegúrate de crear un acuerdo de operación que establezca claramente lo que sucederá en todos los posibles casos que se presenten, desde si un socio se va hasta si un socio muere.

8. La prueba del concepto no es opcional. Nadie te dará un fajo de billetes en la mano y te dirá: “Aquí tienes, ve y sigue tus sueños y construye la próxima gran empresa”. Los bancos rara vez (si alguna vez) le prestan a las start-ups. Los ángeles e inversores de riesgo no te darán una segunda mirada. En pocas palabras: a la gente de dinero no le importa si estás vivo o muerto hasta que estés en el mercado y prosperando. No pierdas ni un segundo con una idea que no puedas realizar sin los recursos de alguien más. Piensa en pequeño antes de intentar ir por algo más grande. Deja de pensar en la “fase 3″ antes de tener la “fase 1″ completa. Si te encuentras diciéndote que no puedes lanzar tu negocio sin tener todo lo que necesitas desde el primer día, golpéate en la cabeza con un objeto contundente hasta que ganes claridad.

Lectura relacionada  El emprendedor que no llena de piedras su mochila…

9. El crecimiento del negocio ocurre en tiempo real. Es posible que desees pasar a través de todas las dificultades de una Start-up, pero no se puede llegar al punto B sin pasar por el punto A, y el punto A toma tiempo. No hay ningún “Haga su Star-up en 6 minutos” o “Formas para llegar a tu primer millón rápidamente”. Toma su tiempo construir tracción, hacer conocida una marca y formar una base de consumidores. Tratar de llegar a B más rápido sólo te llevará a tener un A débil, y un A débil puede acabar con todo el negocio.

10. No importa que tan exitoso seas, acepta que volverás a fallar. Fallar es bueno. Será tu guía para hacerte más inteligente, tomar mejores decisiones. Cuanto más rápido te des cuenta de que tu negocio nunca será perfecto y que no hay tal cosa como “viento en popa”, más crecerás como líder.

Fuente: http://www.inc.com/millennial-entrepreneurs/10-things-i-learned-from-failure.html 

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.