por Bettina Langerfeldt

¿Quisiera conocer cual es el obstáculo número uno que esta entre su vida actual y la vida que Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Su mentalidad. El principal obstáculo que lo está frenando hoy

por Bettina Langerfeldt

¿Quisiera conocer cual es el obstáculo número uno que esta entre su vida actual y la vida que usted añora vivir? No es la falta de dinero, ni de tiempo, ni de educación. El problema número uno es… ¡Su mentalidad! Conozca dos poderosas preguntas que se puede hacer que le ayudarán a transformar su negativismo en una mentalidad que no pone en duda el triunfo.

¿Quisiera conocer cual es el obstáculo número uno que esta entre su vida actual y la vida que usted añora vivir?

No es la falta de dinero, ni de tiempo, ni de educación.

El problema número uno es…

¡Su mentalidad!

Aunque duela escucharlo, sus patrones de pensamiento son los que rigen su vida.

Por ejemplo, si una persona tiene una percepción negativa de su vida, sus creencias van a ser malas. Si cree mal, va a pensar mal. Si piensa mal, va a tomar malas decisiones y, por ende, va a actuar mal. Si actúa mal en forma regular, su vida va a ser un desastre.

Suena lógico, ¿verdad?

En la Biblia dice claramente: “Cual es el pensamiento en el corazón de un hombre, tal es él.” (Proverbios 23:7)

Por eso un cambio externo siempre va a tener que ser precedido por un cambio interno.

Aún así, la tendencia nuestra es la de tratar de cambiar las cosas por fuera primero. En el área de las finanzas también es así.

Si queremos mejorar nuestra situación financiera, buscamos más trabajo en vez de lidiar con nuestra mentalidad de escasez.

No somos atrevidos a la hora de emprender, porque no confrontamos nuestros temores. Tomamos decisiones pequeñas, porque no pensamos en grande.

Y así sucesivamente.

Las más grandes batallas en nuestra vida se lidian en la mente y también es ahí donde nos rendimos o ganamos nuestras mayores victorias.

Lo bueno es que podemos cambiar nuestra mentalidad. Usted no tiene que seguir pensando como piensa por el resto de su vida. Puede comenzar hoy con la firme determinación de cambiar sus patrones mentales para así poder vivir los cambios en su situación financiera que tanto añora tener.

¿Cómo se hace?

A continuación le nombro dos poderosas preguntas que se puede hacer que le ayudarán a transformar su negativismo en una mentalidad que no pone en duda el triunfo.

1. ¿Cuál es la historia que esta viviendo?

Muchas personas viven una historia de su pasado. Sufrieron algún maltrato o injusticia e inconscientemente determinaron que eso iba a determinar lo que son. Eso pasa especialmente en el caso de una gran desilusión causada por un ser querido muy cercano.

En vez de recordar constantemente esa herida y permitir que ella determine la historia de dolor y de derrota que va a vivir, es mucho mejor perdonar.

Perdonar no es olvidar. Es tomar la firme decisión de que ese dolor ya no va a ser un obstáculo en su vida.

2. ¿A quién esta escuchando?

Es lo que Dios le preguntó a Adán cuando éste cayó en pecado. Él escuchó un mensaje que torció la verdad que estaba gobernando su vida.

De la misma manera, si usted se pone a escuchar las noticias equivocadas, el resultado para su vida puede ser fatal.

Y las noticias malas son gratuitas. ¡Somos bombardeados con ellas 24 horas al día!

Por eso hay que hacer un esfuerzo consciente de contrapesar lo negativo con las buenas noticias.

Yo personalmente no veo noticias. Me entero de lo que esta sucediendo en el mundo mirando la página principal de un diario al día. Sin embargo, invierto mucho tiempo en escuchar y aprender de la Biblia, donde encuentro las buenas noticias que diariamente me dicen que Dios me ama, que desea el bien para mí, que Cristo ya ganó la victoria por mí y que Dios no crea fracasos.

Son aquellas verdades las que me permiten filtrar toda la información negativa que diariamente trata de invadir mi mente.

Por algo dice así en la Biblia:

“Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;

Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas;

Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.” (2. Corintios 10:3-5)

Cualquier pensamiento adverso que usted reciba, deséchelo inmediatamente y reemplácelo con un pensamiento favorable.

Y nunca olvide: ¡Dios esta a su favor, no en su contra!

Autora Bettina Langerfeldt educacionparaelexitoarrobagmail.comhttp://www.EducacionParaElExito.com

Soy una empresaria del Internet con mucha pasión para ayudar a personas de todas las edades a descubrir y a desarrollar sus habilidades emprendedoras y de liderazgo. Soy Médico Veterinario, pero mi verdadera pasión es la educación. Actualmente tengo una página web que es un centro de educación online para padres e hijos que desean desarrollar sus habilidades emprendedoras para ganar dinero con negocios en Internet.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.