El poeta sufí Rumi escribió “Tus críticas limpian mi espejo”.

«Si comprendes quién eres y te respetas, Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Aceptar la crítica

El poeta sufí Rumi escribió “Tus críticas limpian mi espejo”.

«Si comprendes quién eres y te respetas, las críticas no te supondrán ningún problema sino que te brindarán la oportunidad de volverte una persona mejor.

Cuando te sientes imperfecto o inseguro, la crítica es como una amenaza y crees que debes defenderte.

Cuando te sientes seguro, no perfecto sino seguro, puedes escuchar las críticas y tener en cuenta su valor. Puedes decir, “Lo siento”, y “Gracias por limpiar mi espejo”.

Y cuando sea conveniente podrás aprender de las críticas y mejorar tu conducta. Digo, cuando sea apropiado porque hay personas a las que les encanta encontrar defectos en otros.

Ése es su problema.

Recuerda que todos somos lienzos en blanco. Si presentas un lienzo en blanco como tu obra de arte, no te pondrán buena nota. Pero la creación empieza cuando comienzas a trabajar, sobre todo si consideras el lienzo en blanco una oportunidad de expresar tu talento y no una posibilidad de fracasar. Y recuerda que el lienzo no se termina mientras dura la vida.

Cuando nos encontramos fluyendo en la dirección incorrecta, es más fácil pensar en quién tiene la culpa, que cambiar de dirección. Piensa en ello. Imagina que tomas un tren y, tan pronto como sale de la estación, te das cuenta de que vas en dirección equivocada. ¿Te enfadas y echas la culpa al tren? o reconoces tu error, te bajas en la primera estación y cambias de andén para tomar el correcto?.

Culpar a los demás de nuestra pérdida de rumbo es tentador. De nuestros padres, maestros y otras figuras de autoridad, que por su experiencia saben más de la vida que nosotros, recibimos mucha información sobre ella pero poca educación para desenvolvernos en ella. La información se basa en los hechos, la educación, en la sabiduría y el conocimiento de cómo amar y cómo sobrevivir. Pero, por más consejos que te den, eres tú quién decide qué tren tomar.

Mientras recorres la vida, presta atención a los indicadores y las estaciones. Si no te gusta lo que ves, usa el freno de emergencia y bájate del tren. No hay otro interventor que lo haga por ti ni tienes que pedir permiso a nadie para hacerlo. Es tu vida, tu viaje, el que tú mismo conduces.»

(Del libro del Dr. Bernie Siegel: “Consejos para vivir feliz”)

Lectura relacionada  Un rato de silencio cada día

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.