por José Daniel Lorenzo Gómez

Es habitual considerar que la empresa familiar es conservadora ante los riesgos y escasamente innovadora, Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Por qué la empresa familiar tiene que ser menos innovadora?

por José Daniel Lorenzo Gómez

Es habitual considerar que la empresa familiar es conservadora ante los riesgos y escasamente innovadora, en comparación con la empresa no familiar. Suele ser un lugar común no sólo en las conversaciones en la calle -ese conocido refrán “abuelo comerciante, hijo caballero, nieto pordiosero”-, sino que incluso ha aparecido en el ámbito académico, aunque últimamente se están ofreciendo argumentos suficientemente sólidos para desechar este tópico. ¿Por qué se considera que una empresa familiar es menos innovadora?

Un rasgo propio de la empresa familiar es su orientación al futuro, al largo plazo, que es consecuencia de la voluntad de la familia empresaria de legar a la generación siguiente una empresa solvente. Pero, para que una empresa pueda crecer y desarrollarse a lo largo del tiempo, es imprescindible que se renueve y se reinvente cada cierto tiempo. La pretensión de mantener el negocio del abuelo tal como él lo llevaba y lo legó a sus descendientes es simplemente inviable, y más bajo condiciones tan inciertas como las que soportan las empresas en las últimas décadas. En este sentido, la innovación es una condición indispensable para poder cumplir con el objetivo de transmitir la empresa a las generaciones futuras. Sin ese espíritu de innovación, empresas familiares como Codorníu (1551) u Osborne (1772), no habrían llegado a ser referencias de ámbito internacional como lo son hoy en día.
Pero hay más razones que avalan la condición innovadora de la empresa familiar. En una empresa no familiar, cuando llega el momento de relevar a las personas que están en los puestos de mayor responsabilidad, normalmente se cambia a una persona que ha llegado a la edad de jubilación por una persona que presenta un perfil profesional similar, pero algo más joven. En el caso de las empresas familiares, más que un cambio en la dirección, se produce un relevo generacional, al sustituir a una persona que ha llegado al final de su vida laboral por una persona de la generación siguiente. Esto implica un cambio de mentalidad importante, ya que el nuevo responsable puede tener 30 años menos que el anterior, y por lo tanto casi toda su vida laboral y profesional por delante.

Además, estas personas que suceden a la generación anterior suelen tener un perfil diferente, en comparación con sus familiares que acceden a la jubilación. En general, las generaciones actuales tienen un nivel de formación superior en relación con las anteriores. En particular, en el caso de las empresas familiares, es cada vez más frecuente que los sucesores sean personas que han tenido que superar un exigente proceso de selección para poder acceder a los cargos de mayor responsabilidad. La formación del sucesor suele incluir una sólida formación académica y una experiencia laboral fuera del ámbito familiar, que se añade a los años de aprendizaje de las claves del negocio familiar, bajo la tutela de la generación anterior. Asimismo, los sucesores reciben un importante legado en forma de los valores propios de la empresa familiar, como el esfuerzo, la perseverancia, la austeridad, la excelencia, la orientación a largo plazo y el impulso emprendedor, como fundamentos básicos de su manera de entender la actividad empresarial.

Lectura relacionada  Cómo revitalizar la empresa familiar

Con la formación adquirida y los valores asumidos, cuando la generación siguiente accede a la dirección, tiene la capacidad para desarrollar sus propias ideas y es consciente de la necesidad de mantener el impulso emprendedor de sus antecesores para continuar consolidando la empresa familiar. Es decir, los nuevos gestores se encuentran en las mejores condiciones para reinventar la empresa, ya que conocen el negocio desde dentro y además tienen la visión nueva de una persona con una vida laboral por delante. Otro factor que favorece el impulso renovador de la generación siguiente es el apoyo familiar para desempeñar un mandato prolongado en el tiempo, que no va a estar tan condicionado por los resultados a corto plazo como en otro tipo de empresas.

A partir de los argumentos expuestos, debería quedar desterrado para siempre el tópico con el que empezaba este artículo. En la empresa familiar se dan las condiciones adecuadas para mantener el carácter emprendedor e innovador de su fundador a lo largo de las siguientes generaciones. En consecuencia, la empresa familiar puede y debe ser, al menos, tan innovadora como la empresa no familiar, si no más.

Autor José Daniel Lorenzo Gómez

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.