Por William Henry Steinwascher Sacio

Un aspecto que toda empresa familiar va a enfrentar a lo largo de su Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Los roles de la siguiente generación en la empresa familiar

Por William Henry Steinwascher Sacio

Un aspecto que toda empresa familiar va a enfrentar a lo largo de su ciclo de vida son los roles que deben asumir los integrantes de la siguiente generación dentro y fuera del negocio familiar. Muchos hijos de la generación que actualmente están dirigiendo la empresa deciden su rol en ella como una elección entre dos opciones: “trabajar en la empresa familiar” o “no trabajar en la empresa familiar”. Elegir la primera significará incorporarse laboralmente a la empresa y crecer en ella hasta heredar su dirección. La segunda elección es interpretada erróneamente como desentenderse de toda la administración y propiedad de la empresa.

La generación que dirige la empresa familiar, así como todos los miembros de la familia, deben comprender que el rol de la siguiente generación es mucho más complejo y que el bienestar del patrimonio familiar depende del entendimiento y compromiso que asuman con estas decisiones, de las que hablaré en este artículo.

Empiezo explicando que existe un rol al que la siguiente generación no puede, ni debe, renunciar; ya sea que decidan trabajar en la empresa o decidan seguir un camino diferente. Este rol es el de PROPIETARIO. La empresa familiar es patrimonio tanto de la actual generación (normalmente los fundadores), como de la siguiente generación. Muchos hijos, con la finalidad de no generar conflictos familiares por la distribución de la herencia familiar deciden renunciar a su derecho. Sin embargo, participar como dueños activamente, a través de los órganos de gobierno corporativo, les permite supervisar la operación del negocio, el desempeño de los gerentes y miembros de la familia que trabajan en la empresa, y salvaguardar el patrimonio familiar para las futuras generaciones, especialmente de sus propios hijos. Los hijos también pueden renunciar a su propiedad en la empresa familiar porque su situación económica y/o laboral satisface sus necesidades y expectativas. Es importante que consideren que en un mundo donde las situaciones prósperas pueden volverse adversas, haber participado en el gobierno de la empresa y mantener sus derechos sobre la propiedad, se consolidan como importantes salvaguardas.

Los integrantes de la siguiente generación que deciden incorporarse a la actividad de la empresa familiar asumen varios roles formativos que van evolucionando a lo largo de su desarrollo dentro de la empresa antes de suceder a la generación actual en la dirección del negocio. El primer rol es el de APRENDIZ, en donde los sucesores conocerán las diversas actividades del negocio, y en donde deben ser supervisados e instruidos principalmente por personal técnico y experimentado ajenos a la familia. El segundo rol es el de ADMINISTRADOR, desempeñando labores especializadas dentro de la operación del negocio. Como administradores tienen bajo su responsabilidad la gestión y logro de objetivos de una o varias unidades organizacionales, así como del personal, activos y procesos productivos de estas unidades. Finalmente, el último rol que asumen es el de CODIRECCIÓN, en el que sólo participa aquel, o aquellos, que fueron seleccionados para dirigir la empresa. Este es un rol de transferencia de la dirección en la que ambas generaciones dirigen el negocio. El director saliente debe compartir todos los asuntos societarios, operativos y directivos al director entrante con la finalidad de preservar los fundamentos de la dirección del negocio. Si bien es cierto, el desempeño de estos roles se puede realizar de una manera diferente, seguir estos pasos brinda legitimidad a la siguiente generación.

Lectura relacionada  Empresas familiares en México quiebran al heredarse a los hijos

Por su parte, los miembros de la siguiente generación que deciden seguir un camino fuera de la empresa familiar pueden asumir roles igual de trascendentales que los que decidieron trabajar en la empresa. Estos roles son los de innovación, emprendimiento, consultoría y servicios. Ellos juegan un papel INNOVADOR cuando su formación y experiencia profesional, artística y técnica en entornos diferentes a los que se desempeña la empresa familiar constituyen una mina de oportunidades de ideas creativas externas que pueden refrescar y actualizar el portafolio actual de productos, servicios y procesos del negocio. Asumen un rol EMPRENDEDOR cuando deciden llevar a cabo un emprendimiento individual, el que muchas veces está inspirado en el aprovechamiento de recursos subutilizados en el negocio familiar, o en actividades complementarias no desarrolladas por la actual generación. Estos emprendimientos permiten ampliar el abanico de productos y servicios de la empresa, fomentando un crecimiento por diversificación o integración, y prolongando las capacidades operativas del negocio familiar. Algunos integrantes de la siguiente generación pueden desarrollar habilidades, competencias y relaciones altamente especializadas fuera del ámbito del negocio familiar, y a las que se pueden recurrir en forma de CONSULTORÍA para resolución de un amplio abanico de situaciones. Finalmente, los miembros de la siguiente generación pueden formarse en actividades profesionales que brinden SERVICIOS valiosos para la empresa familiar que no forman parte de su actividad central, pero que son imprescindibles en su desempeño diario, como los legales, contables, financieros, logísticos, etc.

La actual generación puede encontrar diversos beneficios con el fomento y aprovechamiento de estos servicios fuera de la empresa familiar. Entre ellos destacan el de creación de valor, prolongar el ciclo de vida del negocio familiar, desarrollo de eficiencias operativas y economías de escala, así como la formación externa de talento directivo que puede incorporarse eventualmente al negocio familiar, ya sea a su administración como a su gobierno.

Si deseas conocer más sobre cómo desarrollar y explotar mejor los roles de la siguiente generación en tu empresa familiar, en el Centro de Investigación de Empresa Familiar de la Universidad de las Américas Puebla te podemos brindar mayor orientación.

Autor William Henry Steinwascher Sacio – william.henry@udlap.mx

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.