por Carlos Devis

Doña Rosa era una ascensorista de un viejo edificio de juzgados que usualmente estaba congestionado de Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Cómo hacer mas extraordinaria tu vida !

por Carlos Devis

Doña Rosa era una ascensorista de un viejo edificio de juzgados que usualmente estaba congestionado de visitantes, los cuales, asustados, perdidos, molestos, afanados o simplemente apáticos, esperaban atiborrarse en uno de los viejos ascensores.  Cuando se abría la puerta, la multitud que salía empujaba a la que quería entrar, armando un caos que se repetía en casi todos los pisos; además del calor y los olores concentrados en el elevador.

A pesar de esto, doña Rosa cuidaba su máquina como si fuera la más fina y valiosa.  Cada mañana, ella brillaba las partes metálicas y la aseaba lo mejor posible.  De todas maneras andaba sonriente y entusiasta, saludaba y despedía al abrir las puertas, disfrutaba sorprendiendo a sus viajeros frecuentes al recordar sus nombres, hacía bromas para que la gente sonriera, y respondía de buena gana a toda clase de preguntas.  Aparte de eso, vendía papel oficial, sellos de correo, y en sus pocos ratos libres le encantaba tejer ropa para bebés.

Un día, alguien le preguntó:
–    ¿cómo podía permanecer tan contenta en esa clase de trabajo incómodo, rutinario y mal pagado?.

A lo que ella contestó:
–    Muchas personas creen que yo actúo así por la gente, pero en realidad lo hago por mí. Cuando trato bien a mis pasajeros me siento satisfecha, si los ayudo, la mayoría me trata bien y me aprecia.  Sé que mi ascensor es viejo y mal mantenido, -continuó-, pero cuando lo limpio y lo brillo, me estoy cuidando a mí misma, porque aunque no es mío, vivo en él muchas horas de mi vida y si lo trato bien, me va a servir mejor.

¿Y todos los otros ascensoristas piensan así? -le preguntaron-.
–    No, -respondió-, algunos de mis compañeros piensan que su tiempo de trabajo no les pertenece a ellos.  Dicen que es el tiempo de la empresa.  Parecen ausentes, es como si murieran a las ocho de la mañana y resucitaran a las seis de la tarde.
Suponen que trabajando de mala gana van a maltratar al jefe o a otros, cuando en realidad es el tiempo de su vida, algo que nunca van a recuperar.

Qué fácil es convertir lo ordinario y lo rutinario en algo divertido y extraordinario. Todos los días puedes hacerlos diferentes. Las actividades y las personas se vuelven aburridas cuando le quitas el corazón a lo que haces.  Lo extraordinaria de tu vida no está en lo que haces, sino en cómo lo haces.

Lectura relacionada  Tu pasado no define tu futuro

Carlos Devis   

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Dr. Luis A. Meneses Romero dice:

    Claro e ilustrativo, ello demuestra claramente y ejemplifica con sencillez que la Actitud es más importante que las circunstancias, sacar siempre el mejor provecho de las situaciones a fin de que se a beneficiosa, es como aquel dicho si del cielo te tiran limones haz limonada.

  2. totalmente cierto! un bonito ejemplo! deberiamos recordar siempre que todo empieza por uno mismo y lo que proyectamos a los demas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.