por David Gandia

En un desayuno de trabajo organizado la pasada semana en la sede del Instituto Valenciano de la Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Transformar un negocio familiar desde la Dirección

por David Gandia

En un desayuno de trabajo organizado la pasada semana en la sede del Instituto Valenciano de la Empresa Familiar (Ivefa) bajo el tema Cómo transformar desde la Dirección un negocio familiar tuve la oportunidad de destacar tres aspectos de interés para los representantes de una veintena de empresas familiares de la Comunidad Valenciana, y que visto el interés que se despertó con el tema, considero también de interés para exponer en esta columna.

1. Reconocer la evidencia como principio de la solución. Es responsabilidad del consejo de administración o de familia visualizar/anticipar los riesgos que pueden hacer peligrar el futuro de la compañía, no permitiendo la degradación progresiva de sus resultados hasta situaciones irreversibles. Saber en qué fase de la crisis se está (crisis estratégica, operativa, de resultados, o de liquidez) y cómo se suceden las mismas; ayudar a discernir lo coyuntural de lo estructural, y planificar las acciones a adoptar sin dilación.

2. De la cultura del volumen a la cultura de la rentabilidad. Entender que la rentabilidad de aquellos negocios que se basaron en grandes volúmenes debe conseguirse también con volúmenes menores implica irremediablemente un cambio en la cultura/mentalidad de toda la organización, su capacitación, una simplificación del negocio, sus estructuras, su portfolio de productos y cartera de clientes, así como un férreo control sobre los costes del negocio.

3. La fijación y seguimiento de los objetivos como clave para dirigir la acción. No basta con pedir, exigir o esperar acción de la gente, conviene comprometerla con las nuevas reglas de juego del proyecto empresarial. Aquí se impone, por una parte, replantear los indicadores que ayudan a monitorizar las áreas del negocio (muchos de los anteriores han quedado caducos); luego, fijar objetivos adecuados, pero sobretodo y más importante, establecer los arreglos de supervisión regulares de su ejecución/consecución, desde el consejo hacia abajo.

Muchas empresas familiares han gozado históricamente de ventajas competitivas por su tamaño, proactividad, flexibilidad y proximidad al mercado. Actualizar estos atributos es hoy una necesidad para estas empresas si quieren volver a ser competitivos en mercados cada vez más complejos.

David Gandia es socio de Improven

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com

Lectura relacionada  La sucesión y continuidad de la empresa familiar

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.