Acaba de empezar el año. Las primeras noticias macroeconómicas que nos llegan parecen dar algo de esperanza para el fin de Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » El 2013 será como tú quieras
carlos andreu
Acaba de empezar el año. Las primeras noticias macroeconómicas que nos llegan parecen dar algo de esperanza para el fin de este 2013. Si “bajamos más a los detalles” la cosa sigue siendo oscura. En cualquier caso, este 2013 lo vamos a construir tú y yo. Cada uno de nosotros. Y el resultado final no dependerá sólo de los datos que los organismos internacionales publiquen en diciembre, sino que va a depender de la actitud con la que cada uno de nosotros queramos afrontar estos doce meses.

Cuentan que dos hombres fueron condenados por un horrible crimen a pasar diez años en la cárcel. Antes de que los diez años pasaran, un día cualquiera serían torturados lentamente hasta morir.

Al escuchar la sentencia, el más joven se retorció de pena y dolor. “Si van a arrebatarme la vida y de una manera terrible, ¿para qué vivir?” se decía cada día. Y cayó en una profunda depresión. Poco a poco el hombre se fue encerrando en su soledad y murió cuando apenas había pasado tres años entre rejas. 
El otro hombre, al escuchar la sentencia, se asustó, pero al poco tiempo decidió que ya que le quedaban pocos días de vida iba a disfrutarlos. “No voy a anticipar el dolor y el miedo empezando a sufrir desde ahora y voy a agradecer con intensidad cada día que me quede”. En vez de encerrarse en sí mismo y en su pena, decidió disfrutar de los suyos, acercándose al resto de presos y sembrando en ellos lo mejor de sí. “Ellos me condenaron, pero yo no me voy a condenar sufriendo anticipadamente y por ahora, estoy vivo”. En aquellos diez años se convirtió en un hombre sabio y sencillo conocido entre los presos por su alegría y espíritu de servicio. Tanto que el día que se cumplían los diez años de condena y habrían de torturarle hasta la muerte, le fue perdonada la condena.

El 99% de nuestros miedos jamás ocurrirán. Afronta con fuerza este 2013, cree en ti, disfruta de la libertad de ser feliz, y no olvides que la verdadera libertad no está en lo que hacemos, sino en la forma en la que decidimos vivir lo que hacemos. Y eso es sólo responsabilidad nuestra. Animo con el 2013!

Lectura relacionada  ¿Preguntas o prejuzgas?
Autor Carlos Andreu

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Yesica dice:

    Muy buen artículo para arrancar con todas las ganas los proyectos en este nuevo año, vamos que se puede!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.