por Marcelo Molina

La palabra milagro encuentra su raíz en el latín miraculum que significa “mirar”. Los latinos llamaban miraculum a aquellas cosas prodigiosas Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Los milagros… no existen?

milagropor Marcelo Molina

La palabra milagro encuentra su raíz en el latín miraculum que significa “mirar”. Los latinos llamaban miraculum a aquellas cosas prodigiosas que escapaban a su entendimiento, como los eclipses, las estaciones del año y las tempestades. Así entonces, miraculum proviene de mirari, que en latín significa “contemplar con admiración, con asombro o con estupefacción”.

A partir de una sentencia atribuida a Albert Einstein: “Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro” es que puedo abrirme a la posibilidad de que creer o no en los milagros, es una elección!

Dos elementos han de concurrir para que algo cause admiración, o que sea admirable: que la causa del suceso sea oculta y desconocida por quienes presencian el suceso, y que el hecho en cuestión sea o parezca contrario a lo que debiera resultar.

Normalmente, cuando la causa del suceso es desconocida y el hecho en cuestión parece contrario a lo que debería resultar, lo que nos causa no es admiración, sino… enojo! ¿Cómo puede ser que, frente a la posibilidad de constituir al fenómeno en algo que nos abra posibilidades (como podría ser estar viendo un milagro), elijamos constituirlo en algo que nos cierre posibilidades (en el caso de que el enojo nos cierre posibilidades)?

Las respuestas a este interrogante pueden resultar infinitas… Y siempre, por debajo de cada una de estas respuestas habrá, sosteniéndola, un compromiso. Y entonces, se me ocurre preguntar: ¿Cuál es el compromiso para el cual elijo mirar la vida creyendo que no existen milagros? ó, ¿Cuál es el compromiso para el cual elijo mirar la vida creyendo que todo es un milagro…?

Elegir mirar la vida desde la posición “no existen los milagros”, supondría la idea de que conozco las causas de todo lo que ocurre, y si ocurre, es por alguna causa, y dependerá de la justificación que encuentre para dicho suceso, la emoción resultante final. El “problema” surge cuando no encuentro justificación para explicar lo que está sucediendo (y no estoy hablando aquí solamente de sucesos supranaturales).

Elegir mirar la vida desde la posición “todo es un milagro”, supondría la posibilidad de admirar y dejarse sorprender por todo lo que acontece, sin buscar la explicación, simplemente admirar… Casi puedo estar escuchándote decir: “Si, si, por supuesto. ¡Es un milagro que se me haya pinchado el neumático! ¡Qué bueno, qué admirable es estar en esta situación….!” Es obvio que ninguna persona del planeta (sin entrenamiento) se le ocurra decir esto. Ahora te invito a considerar la posibilidad de que puedas hacerlo. Que mires el fenómeno sin querer explicarlo, sin querer racionalizarlo. Que observes eso que ha ocurrido y que interrumpe en tu continuo fluir de la vida, te está impidiendo algo, y también te está permitiendo algo, por ejemplo, un aprendizaje…

Lectura relacionada  El éxito está en ‘qué no hacer’

Preguntarse ¿Por qué me pasa esto a mí? ó preguntarse ¿Qué puedo aprender de esto que me sucede?, consumen la misma energía. Pero la resultante emocional es muy diferente. Cuando resisto lo que está sucediendo la emoción resultante es de cierre de posibilidades. En cambio, cuando acepto lo que sucede, la emoción resultante es de apertura de posibilidades.

Autor Marcelo Molina

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:

suscribete sobre

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.