por Aida Baida Gil

Hace poco leí un artículo interesante sobre si se puede aprender a ser valiente, a no tenerle Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » ¿Te falta valor? 4 Técnicas para recuperar el coraje y ponerte en acción

aida baida gil 05por Aida Baida Gil

Hace poco leí un artículo interesante sobre si se puede aprender a ser valiente, a no tenerle miedo a las cosas (aquílotienes, está en inglés). A su vez el post se basa en el libro “The Courage Quotient: How Science can make you braver” de Robert Biswas-Diener.

Como muchas lectoras me escriben paralizadas por sus miedos, me ha parecido interesante compartirlo.

Hay dos factores directamente relacionados con el valor, con tener el coraje para hacer los cambios que quieres hacer. Uno es el miedo, y el otro el deseo de actuar. De forma que tu valor es igual al deseo de actuar dividido por el miedo que sientes.

VALOR= DESEO DE ACTUAR/ MIEDO

 Por tanto, si quieres aumentar tu valor necesitas: 

  • Incrementar el deseo de actuar
  • Disminuir el miedo
  • Ambas cosas

¿Interesante, verdad? Porque lo fácil es pensar que siempre hay que intentar no tener miedo o gestionarlo bien, pero es igualmente importante trabajar en las ganas, en el “querer”. Ya sabemos que querer es poder, por eso a mis clientes siempre les pregunto cuál es su gran porqué a la hora de llevar a cabo un proyecto. Una razón lo suficientemente fuerte que te motive a perseverar cuando las cosas no salgan bien o cuando estés desanimada y, a mi parecer, es fundamental.

Algunas técnicas que puedes probar para aumentar tu valor son:

1. Reducir la incertidumbre. Hay personas que toleran bien la incertidumbre y otras que realmente sufren cuando no saben qué va a pasar en un futuro o cómo se va a desarrollar una situación. Si este es tu caso (y especialmente si quieres ser una emprendedora) es importante que trabajes eso. ¿Cómo puedes disminuir la incertidumbre? Entendiendo tu situación lo máximo posible y de manera realista, averiguando todo lo que sea necesario para que puedas pensar con claridad. A veces con visualizar tu futuro o hacerte unas simples preguntas es suficiente para tener la información que necesitas para verlo todo más claro.

2. Relajarte. Es muy importante cuidarte en estas situaciones de estrés, ya sea haciendo deporte, yoga, meditación, respiración controlada. Técnicas para relajarte físicamente, lo que impacta de manera directa en el miedo y la ansiedad.

3. Enfadarte. Si el miedo te hace sentir indefensa y sin control, el enfado hace todo lo contrario. Cuando estás enfadada te sientes más en control, eres más perseverante y tenaz y crees más en tus posibilidades, por tanto, puede ser una buena forma de entrar en acción. Por supuesto estamos hablando de algo puntual y útil en determinadas circunstancias. Por ejemplo: Imagina que tienes un proyecto en mente pero cuando lo compartes con familiares y amigos todo son críticas y negatividad, entonces en lugar de desanimarte, enfádate (no con ellos, literalmente, si entiendes lo que quiero decir) y en lugar de pensar en abandonar se te meterá entre ceja y ceja lograrlo como sea. Por supuesto, esta técnica sólo funciona en algunos casos, no sería muy útil para el miedo a hablar en público por ejemplo (o a lo mejor para ti sí, quién sabe.)

Lectura relacionada  Tus ganas de aprender determinarán tu futuro

4. Aceptar los errores como algo normal e inevitable. De esto ya he hablado varias veces. Las personas con coraje saben que los errores son parte del camino y no le dan más importancia (eso no quiere decir que les guste, pero lo aceptan y aprenden la lección).

Algo interesante que mencionan en el artículo es que se analizaron tres grupos de personas que tenían que dar una charla. Durante los ensayos, al primer grupo se le advirtió de que no debían cometer ningún error. A las personas del segundo grupo les indicaron que cometieran un error a propósito durante el ensayo, y después les aseguraron que no había tenido importancia, para que aprendieran a perdonar sus errores. Al tercer grupo se le indicó que cometieran un error a propósito y que lo incorporaran a la charla final. Resultado: las personas del 3º grupo se mostraron más confiadas en el escenario y fueron las mejor valoradas por el público.

Por tanto, más que no cometer errores o perdonarte a ti misma si los cometes, el cometer errores y aceptarlo tranquilamente como parte del proceso da mejores resultados.

 

¿Qué opinas? ¿Qué técnica vas a probar primero?

Aida Baida Gil, coach de la profesional y experta en toma de decisiones trabaja con mujeres profesionales que quieren darle un giro a su trayectoria y que buscan claridad, motivación, acción y resultados. Visitawww.aidabaida.com para para recibir su boletín semanal con artículos y estrategias para tu éxito personal y profesional.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:

suscribete sobre

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.