por Ramiro Gonzalez Tomar decisiones acertadas es una de las capacidades más valoradas en los líderes actuales.Vivimos tiempos vertiginosos en los que Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Toma de Decisiones » El lado oscuro en la toma de decisiones

decidir 689por Ramiro Gonzalez

Tomar decisiones acertadas es una de las capacidades más valoradas en los líderes actuales.Vivimos tiempos vertiginosos en los que el exceso de estímulos y el tiempo breve son las coordenadas dominantes en éste tema.
Sin embargo existen otros componentes, quizás de mayor peso y de incorporación compleja cuya propiedad las torna en casi un tesoro a la hora de decidir.
Vayamos a ver de qué estamos hablando.
LO OBVIO Y LO COMPLEJO EN LA TOMA DE DECISIONES
Es indudable y a esta altura obvio que la velocidad del transcurrir de los hechos y la sobreestimulación multimedia en la que desarrollamos nuestra vida nos ponen a prueba a la hora de tomar decisiones.
También es cierto que dicho escenario achica notablemente el margen de error dado que no podemos volver atrás con facilidad, ni tampoco existe siempre la chance de reparar errores importantes.
Por lo tanto, la decisión bien tomada es aquella que genera en tiempo y forma adecuados un mecanismo resolutorio de la necesidad originante.
Pero, qué se puede agregar que no se percibe con tanta transparencia al tomar una decisión?
Existe un componente vinculado a la capacidad emocional para decidir: dicho componente no se adquiere de un día para otro dado que se adquiere mediante entrenamiento y a lo largo de años.
Para entenderlo mejor analiacemos primero el proceso de toma de decisión.
¿CÓMO DECIDIMOS?
Cuando nos acercamos a tomar una decisión pasa más rápido o más lentamente, lo siguiente:
1. Tomamos contacto con la realidad compleja que nos enfrenta a MAS de un camino a seguir para continuar.
2. Consideramos todas nuestras herramientas y los escenarios que se producirían de acuerdo a las distintas alternativas que tenemos.
3. En este punto, nuestro proceso puede verse sometido a los efectos de la convicción, la incertidumbre o el miedo. Los tres ingredientes se pueden presentar en distintas dosis por cierto.
¿Qué hace que el mismo proceso pueda ser desarrollado con éxito por un rugbier o un basquetbolista en menos de un segundo, y erróneamente por un líder empresarial que cuenta con tres semanas para hacer lo mismo?
LA AUTOMATIZACION ES UNA DE LAS CLAVES
La respuesta automática es, en muchos casos, la clave.
Este tipo de capacidad se desarrolla y se entrena mediante el ejercicio.
La comodidad de ciertos ámbitos atenta contra la capacidad de dar una respuesta automática y automatizada, toda vez que no genera entrenamiento en condiciones adversas.
Los expertos en portación y uso de armas de fuego sostienen que quien porta un arma sólo debería hacerlo si tiene la capacidad de disparar para matar.
La afirmación, dando por descontada la pericia técnica y puntería, se refiere a la capacidad emocional de matar a un  ser humano. Para tener tal disposición es menester estar entrenado en el caso de un ser normal que administra sus actos a tamaño nivel de responsabilidad y consecuencias (Dejo fuera de análisis al asesino compulsivo o bajo efectos de sustancias externas).
¿Qué sostengo mediante el ejemplo que intenta ser gráfico y no macabro?
Que la toma de decisión y la consecuente ejecución debe ser producto de una conducta automatizada que minimiza enormemente el proceso de evaluación de todas las variables actuantes durante el proceso decisorio.
Para tener YA PROCESADOS ciertos mecanismos de pensamiento y acción, es necesario haberse sometido a entrenamiento previo y constante.
De ésta forma decide en fracción de segundo qué opción le conviene más el basquetbolista profesional: paso la bola y a quién o avanzo e intento encestar?
En síntesis, ¿qué nos conviene hacer para entrenar la toma de decisión?
Además de largas jornadas de juegos virtuales en las cuales decidir sobre escenarios recreados como cuasi reales, es necesario someter a nuestros principales decisiores a situaciones de decisión cuasi extremas o extremas.
En este sentido la mejor herramienta que puedo sugerirles es la experiencia outdoor y el entrenamiento vivencial.

El entrenamiento outdoor bien realizado de manera constante y coherente, ayuda a crear nuevas conexiones nerviosas que agilizan el procesamiento de datos para decidir.

Lectura relacionada  El gran impacto de las pequeñas decisiones

Autor Ramiro Gonzalez

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en:


suscribete sobre

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.