por Alberto Levy

Muchísimas veces en los últimos años me han preguntado qué es eso de escribir la Visión Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » El Poder de la Visión

alberto levy 03por Alberto Levy

Muchísimas veces en los últimos años me han preguntado qué es eso de escribir la Visión y la Misión de una empresa o de cualquier organización. Esto lo hemos hecho en muchísimas empresas de casi todos los sectores de la economía y en casi todos los países de América Latina.

Todo empezó en Río de Janeiro, en el Sheraton Hotel de La Gavia, un fin de semana que me quedo en sándwich entre días de trabajo de la semana anterior y de la siguiente. Creo que esto era en 1987. En ese momento, yo estaba trabajando para Hewlett-Packard, contratado por Rui Da Costa, que hoy es un importantísimo ejecutivo superior de la Compañía a nivel mundial. Unos meses atrás, en la Universidad de Stanford, cuando yo todavía vivía en Palo Alto, California, a sugerencia de Rui, me había entrevistado con el profesor Jerry Porras, quien me había dado un montonazo de material sobre Visión y Misión. Vuelvo al Sheraton. Fin de semana. Sol radiante. Pileta. En ese momento, preocupado porque el tema este no fuera un verso teórico, me puse a estudiar el material de Porras y decidí aplicarlo en el caso específico de mi estudio, ya que todavía no me había incorporado a Deloitte.

El Estudio era simplemente Alberto Levy Consultores, pero yo tenía el privilegio de que ese  equipo profesional estaba integrado por más o menos 30 “boinas verdes” absolutamente de primera tanto en lo técnico como en lo humano. Usando el material, escribí mi propuesta (no mi “proclama”) sobre cómo me imaginaba nuestra Visión y Misión, con el propósito de que ellos, nuestros chicos, la reformularan todo lo que quisieran, ya que debía ser (como digo siempre) Comprendida, Compartida y Comprometida. Ya en Deloitte, este documento que hoy comparto, lo he empleado para ayudar a muchísimas organizaciones.

Hoy tengo el privilegio de estar con mi querido amigo Gustavo Flores, que está haciendo de tutor de la tesis final de grado de Amalia Giudiceli. Amalita quiere aplicar esta metodología al caso específico de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. Cuando la termine se las cuento.

Aquí va lo que escribí en Río.

NUESTRA VISION

1. Ideología

Lectura relacionada  Metas y objetivos. El secreto está en la formulación

Nuestra ideología debe ser la identidad consistente que defina el carácter permanente de nuestra organización. Debe trascender los servicios o productos, los adelantos tecnológicos, las modas de management o quién sea el líder que dirija.

Es más importante saber quiénes somos que hacia dónde vamos, porque hacia dónde vamos puede cambiar en la medida que el entorno cambie.

Nuestra Ideología debe ser crucial para determinar quién forma parte del grupo y quién no. Debe atraer a quienes cuyos valores personales sean compatibles con ella y debe repeler a quienes no lo sean. Hasta puede suceder que alguien nos deje por no compartirla.

Debe ser la liga que mantenga nuestra organización unida mientras crezcamos y evolucionemos. Consiste en nuestros valores centrales y en nuestro propósito.

1.1. Valores centrales

Son nuestros principios guía que no requieren justificación externa sino que tienen valor intrínseco para nosotros. Definen para nosotros qué defendemos y deben pasar permanentemente la prueba del tiempo. Deben ser coherentes con qué creemos cada uno de nosotros. Debe ser lo que nos gustaría enseñar a nuestros hijos con respecto a cómo se debe trabajar y que ellos lo compartan cuando trabajen. Deben ser las ideas que seguiríamos manteniendo aunque no necesitáramos trabajar nunca más. Deben seguir siendo válidos dentro de 100 años. Aunque se transformen en algún momento circunstancial en una desventaja competitiva. Deben ser aquellos que nos gustaría seguir si iniciáramos otra empresa.

Propongo:

1- Lealtad como equipo

2- Compromiso con nuestra capacidad técnica

3- Colaboración mutua en nuestro desarrollo como profesionales, como personas y como grupo

4- Obsesión por que confíen en nosotros en lo técnico y en lo humano

1.2. Propósito

Es nuestra razón de ser. Es nuestra motivación idealista por la que trabajamos. Es el alma de nuestra organización. No es un objetivo, porque los objetivos son logrables pero el propósito no lo es. Debe durar 100 años. Es una estrella guía en el horizonte, siempre perseguida pero nunca alcanzable. Si bien no cambia nunca debe inspirar cambio siempre. Debe ser lo que contemos orgullosos a nuestras familias o a nuestros amigos cuando hablemos de lo que logramos en nuestro trabajo. Debe ser lo que nos haga seguir trabajando aquí aunque no necesitemos trabajar nunca más.

Lectura relacionada  Caetextia: La Incapacidad de ver el Contexto

Propongo:

Experimentar la emoción de ayudar a la gente a ser más exitosa por aplicar lo que sabemos.

2. Futuro envisionado

La visión del futuro comprende un objetivo de muy largo plazo, de 10 a 30 años -un vector fuerza– y una visualización de qué sentiremos si fuera alcanzado.

2.1. Vector fuerza

Debe ser grande, audaz, desafiante, energizante, compelente y servir como punto focal que unifique nuestro esfuerzo. Se debe poder decir de 100 formas diferentes, pero siempre significar lo mismo. No es una apuesta cierta ni altamente probable de alcanzar, pero debemos creer que podemos alcanzarlo aunque requiera un esfuerzo extraordinario.

Propongo:

Ser vistos como el grupo más respetado de nuestra especialidad por nuestra capacidad técnica y por nuestra calidad y sensibilidad como personas.

2.2. Visualización

La descripción vívida debe ser una vibrante, comprometedora y específica figura de qué será alcanzar el vector. Pasión, emoción y convicción son los elementos esenciales de la visualización.

Debe responder a interrogantes como:

Si estuviéramos sentados aquí dentro de 20 años, ¿qué nos encantaría ver?

¿Qué se vería como organización?

¿Qué siente nuestra gente en ese futuro?

¿Qué hemos logrado en ese momento?

Si sale un artículo sobre nosotros en la revista Fortune en 20 años, ¿qué dice el artículo?

La visualización debe ser tan excitante por sí misma que debe continuar motivando a toda nuestra gente aunque yo ya no esté.

Propongo

Somos respetados y admirados por nuestros pares. Nuestras recomendaciones se han transformado en tremendos éxitos en el mercado. Tenemos orgullo de nosotros mismos. La mejor gente quiere ser parte de nuestro grupo. A nuestra gente le encanta lo que hace. Es la mejor en lo que hace y trabaja durísimo porque así lo quiere. Tanto nuestros clientes como todos nosotros sienten y sentimos que hemos contribuido positivamente en sus y en nuestras vidas.

NUESTRA MISION

Crear valor para nuestros clientes, ayudamos a clarificar su visión organizacional,

a lograr que sea compartida y comprometida por todos sus miembros,

a potenciar su liderazgo, a desarrollar estrategias innovadoras para sus marcas,

a que se transforme en una organización abierta al aprendizaje,

a sobresalir por la calidad de sus productos y de sus servicios

y a manejar efectivamente el cambio para enfrentar los desafíos de mercados

de alta complejidad competitiva del presente y del futuro.

Lectura relacionada  Visión

Autor Alberto Levy

Flyer JC terminado

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. […] por Alberto Levy Muchísimas veces en los últimos años me han preguntado qué es eso de escribir la Visión y la Misión de una empresa o de cualquier organización. Esto lo hemos hecho en muchísimas empresas de casi todos los sectores de la economía y en casi todos los países de América Latina.Todo empezó en Río de Janeiro, en el Sheraton Hotel de La Gavia, un fin de semana que me quedo en sándwich entre días de trabajo de la semana anterior y de la siguiente. Creo que esto era en 1987. En ese momento, yo estaba trabajando para Hewlett-Packard, contratado por Rui Da Costa, que hoy es un importantísimo ejecutivo superior de la Compañía a nivel mundial. Unos meses atrás, en la Universidad de Stanford, cuando yo todavía vivía en Palo Alto, California, a sugerencia de Rui, me había entrevistado con el profesor Jerry Porras, quien me había dado un montonazo de material sobre Visión y Misión. Vuelvo al Sheraton. Fin de semana. Sol radiante. Pileta. En ese momento, preocupado porque el tema este no fuera un verso teórico, me puse a estudiar el material de Porras y decidí aplicarlo en el caso específico de mi estudio, ya que todavía no me había incorporado a Deloitte.  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.