por Natalia Christensen

De público conocimiento es que cada vez existen más normas de calidad de gestión, con sus letras y Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » La Calidad Familiar en la Empresa Familiar es importante.

Natalia Christensenpor Natalia Christensen

De público conocimiento es que cada vez existen más normas de calidad de gestión, con sus letras y sus números, ISO 9000, ISO 14000, EFQM, Huella de Carbono, y un sin fin más que no me atrevo a detallar ni explayar.

Pero si me atrevo a preguntar ¿Que norma de calidad existe en gestión de Empresa Familiar? Si nos detuviéramos a reflexionar cómo lograr calidad en la Empresa Familiar, la primera respuesta estaría dada por crear “procesos de excelencia en la gestión de las relaciones entre Empresa y Familia”, hace muchos años esto representa un desafío para familias empresarias y sus asesores.

Los avances más reiterados,en esta materia, se relacionan con la profesionalización, gobierno, gestión patrimonial, etc….los cuales son todos en su magnitud de alta importancia. No obstante, en este articulo, deseo resaltar que estos no son suficientes si se balancean más hacia la Empresa, o diciendolo de otra manera, si no se desarrollan equilibradamente en el ambito de la Familia y de la Empresa (sabiendo que esta ultima siempre lleva ventajas por las estructuras formales de su desarrollo evolutivo).

Como asesora de familias empresarias, entiendo que el principal desafío de nuestros días está en lograr que las familias empresarias hagan consciente que la “calidad familiar” es desde donde radica el poder de lograr “calidad de Empresa Familiar”. Es preciso dar cuenta de que la CONTINUIDAD, COMPETITIVIDAD y CALIDAD son capacidades que tiene o no tiene “la FAMILIA” en primer orden, y en segundo orden…la empresa.

Si partimos de una premisa como esta, es evidente, qué la concepción, el pensar, planificar y actuar como Empresa Familiar cambia radicalmente el norte y el camino a recorrer.

Vinculado con esto, pensando en palabras de Ivan Lansberg, “vivimos en una época en la que el éxito material se valora más que la construcción de una familia, en la que el “tener” se ha convertido en algo más importante que el “ser”. ¿Somos conscientes de que los vínculos de nuestras relaciones familiares estan cada día más debilitados, por la irrupción de las nuevas tecnologías, por el afán por esta ocupados en multitareas, en éxitos superfluos o de corto plazo, etc.?

Las generaciones jóvenes crecen más en ambientes virtuales que reales, estan más tiempo con los videojuegos, chats, redes sociales de Internet, que desarrollando su propio eje de vida, su potencial, habilidades para la colaboración, la construcción de armonía, confianza mutua, relaciones personales tan necesarias para establecer relaciones humanas y superar etapas de la vida.

Lectura relacionada  Empresa Familiar: Por donde empezar

Hoy la labor familiar cotiza a la baja, no ayuda que hasta nuestros días, hombres y mujeres no hayamos conciliado trabajo y familia,  desatendiendo o desgastando la colaboración familiar y dañando a la empresa familiar. Si estan al acecho, culpas, reproches, frustraciones, decepciones, divorcios, fragmentaciones, quiebras y cierres.

En toda Empresa Familiar hay una familia (empresaria y/o con capitales que preservar), debemos prestarle atención, aplicar esfuerzos y recursos en la organización de la Familia. Para asegurar la continuidad de la empresa/patrimonio familiar, se deben gestionar adecuadamente en el marco temporal del largo plazo aspectos como: la formación y educación de la siguiente generación; las relaciones familiares; el gobierno familiar y el papel de la familia respecto a la empresa; la distribución de la riqueza creada por Familia Empresaria; la conservación del legado familiar y el mantenimiento de la unidad de la familia y el compromiso familiar con la empresa (y/o aquello que heredamos de nuestros progenitores).

Hay muchos caminos para que la Familia, haciendo un buen uso de sus libertades, adopte las actitudes más idóneas para su desarrollo prospero, y desarrolle así capacidades para la toma de decisiones, definición de sus objetivos, asunción de responsabilidades, funciones, que les permitan cumplirlas con excelencia examinando su grado de consecución periódicamente.

Existen muchos buenos hábitos que aportan valor, calidad (y felicidad ;-), por ejemplo formalizar reuniones de familia periódicas con un agenda de temas, favorecer que la comunicación entre familiares sea fluida, respetuosa y apropiada según el ámbito en el que se genera, preparar, educar,  entrenar a miembros de la familia (principalmente en el capital humano e intelectual), incluyendo el conocimiento de Empresa Familiar.

En resumen, sepamos que la calidad en la familia empresaria se evalúa por capacidades y conocimientos de gestión de la relación entre Familia y Empresa, así como por la superación de sus retos específicos….que no son pocos.

Autor: Natalia Christensen, asesora y conferenciante de Empresa Familiar

Flyer JC terminado

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (2)

  1. sonia maria dice:

    Me gusta mucho tus comentarios sobre las empresas pymes. Tenemos una empresa en San Luis de plasticos que si chama Carin Puntana sA.es una empresa de plasticos y fabricamos las sorpresas que viene en el huevito de la Empresa Arcor desde agosto pasado por la crisis ecomonica del pais si bajor mucho el trabajo y empeso como una querra campal entre los familiares.empesando por mes suegros con mis hijos. Carolina de 29 años y valentino de 27. En realidad estoy sufriendo mucho y no se como ajudarlos enfimp es una larga historia familiar.Te agradezco si me podes enviarme un email para que yo veo por que camino debo tomarlo.Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.