por Pedro Juan Martín Castejón

La mayoría de las empresas familiares sufren grandes tensiones como consecuencias de la superposición entre el ámbito Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » ¿Qué asuntos causan las discusiones en la empresa familiar?

discusionespor Pedro Juan Martín Castejón

La mayoría de las empresas familiares sufren grandes tensiones como consecuencias de la superposición entre el ámbito familiar y el ámbito empresarial, que suelen provocar fuertes discusiones entre sus miembros.

Esto se debe principalmente a que mientras en la familia predomina las acciones orientadas al desarrollo de los aspectos emocionales y la aceptación de sus miembros por lo que son, en la empresa predomina el trabajo, los resultados y la aceptación de sus miembros por lo que hacen. Por lo tanto, son empresas en las que los vínculos familiares de padres e hijos, hermanos, primos y parientes políticos tienen una significativa incidencia sobre la marcha y el futuro de la organización.

La investigación sobre la problemática de la empresa familiar, de acuerdo a datos recientes aportados por la prestigiosa consultora PricewaterhouseCoopers, apunta que la raíz de todas las causas del conflicto se encuentra principalmente en la separación entre los asuntos familiares y empresariales. Asimismo, muestra que la posibilidad de desacuerdo y discusiones dentro de la misma familia resulta inevitable, cuando los asuntos relacionados con la gestión del negocio no están claros y dan lugar a suposiciones y falsas expectativas.

En este sentido, los estudios realizados señalan que los principales asuntos conflictivos, que son la causa de la mayoría de las discusiones familiares son las siguientes.
En primer lugar, la discusión sobre quién puede trabajar en la empresa, ya que un exceso de miembros de la familia en el negocio hace que este no lo puede soportar, y en consecuencia origina que la empresa sea menos competitiva.
En segundo lugar, el papel que los parientes políticos deben tener en la empresa familiar, ya que la influencia y el rol que desempeñan los miembros de la familia de línea no directa, es decir los parientes políticos, es clave para la marcha del negocio. En tercer lugar, la fijación del nivel retributivo de los miembros de la familia involucrados en la empresa, pues si a la hora de remunerar a los miembros de la familia se considera sólo el hecho de pertenecer a la misma, se genera una injusticia que desmotiva a las personas más rentables y comprometidas de la organización. Por último, las discusiones por tener comportamientos inadecuados, que se producen principalmente cuando los miembros de la familia tienden a interactuar de la misma manera, independientemente que se encuentre en el ámbito familiar o empresarial.

Lectura relacionada  Equilibrio en las decisiones del dirigente de la empresa familiar

Todos estos asuntos, que causan las discusiones en la empresa familiar, influyen en el deterioro de las relaciones afectivo-emocionales entre los miembros de la familia, y en consecuencia en una mayor dificultad en la dirección de la empresa. Por eso, se debe evitar que estas discusiones que se producen en el grupo familiar, se trasladen a una organización profesional como lo es la empresa. Para ello, los miembros de la familia que, de alguna manera, se relacionen con la organización deben conocer las cuestiones fundamentales de ésta y lo que se espera de ellos.

Para este fin, existe un documento llamado “protocolo familiar”, que debe ser dado a conocer a todos los familiares. Este documento establece las líneas en torno a los asuntos empresariales que le competen a la familia, representando un elemento indispensable para evitar la generación de conflictos y contribuir a su solución si se producen. Asimismo, es importante que dicho documento se revise de modo regular, al menos cada 2 o 3 años, para garantizar que los acuerdos siguen adecuándose a las circunstancias y expectativas del negocio familiar. De esta forma podemos generar un buen ambiente, tanto para la empresa como para la familia.

Autor Pedro Juan Martín CastejónCátedra Empresa Familiar. Profesor Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Murcia

Flyer JC terminado

Pedro Juan Martín Castejón

Cátedra Empresa Familiar. Profesor Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Murcia

La Opinión – Encuentros junio 2011

La mayoría de las empresas familiares sufren grandes tensiones como consecuencias de la superposición entre el ámbito familiar y el ámbito empresarial, que suelen provocar fuertes discusiones entre sus miembros. Esto se debe principalmente a que mientras en la familia predomina las acciones orientadas al desarrollo de los aspectos emocionales y la aceptación de sus miembros por lo que son, en la empresa predomina el trabajo, los resultados y la aceptación de sus miembros por lo que hacen. Por lo tanto, son empresas en las que los vínculos familiares de padres e hijos, hermanos, primos y parientes políticos tienen una significativa incidencia sobre la marcha y el futuro de la organización.

La investigación sobre la problemática de la empresa familiar, de acuerdo a datos recientes aportados por la prestigiosa consultora PricewaterhouseCoopers, apunta que la raíz de todas las causas del conflicto se encuentra principalmente en la separación entre los asuntos familiares y empresariales. Asimismo, muestra que la posibilidad de desacuerdo y discusiones dentro de la misma familia resulta inevitable, cuando los asuntos relacionados con la gestión del negocio no están claros y dan lugar a suposiciones y falsas expectativas. En este sentido, los estudios realizados señalan que los principales asuntos conflictivos, que son la causa de la mayoría de las discusiones familiares son las siguientes. En primer lugar, la discusión sobre quién puede trabajar en la empresa, ya que un exceso de miembros de la familia en el negocio hace que este no lo puede soportar, y en consecuencia origina que la empresa sea menos competitiva. En segundo lugar, el papel que los parientes políticos deben tener en la empresa familiar, ya que la influencia y el rol que desempeñan los miembros de la familia de línea no directa, es decir los parientes políticos, es clave para la marcha del negocio. En tercer lugar, la fijación del nivel retributivo de los miembros de la familia involucrados en la empresa, pues si a la hora de remunerar a los miembros de la familia se considera sólo el hecho de pertenecer a la misma, se genera una injusticia que desmotiva a las personas más rentables y comprometidas de la organización. Por último, las discusiones por tener comportamientos inadecuados, que se producen principalmente cuando los miembros de la familia tienden a interactuar de la misma manera, independientemente que se encuentre en el ámbito familiar o empresarial.

Lectura relacionada  El patrimonio se hereda, pero el puesto de trabajo no”

Todos estos asuntos, que causan las discusiones en la empresa familiar, influyen en el deterioro de las relaciones afectivo-emocionales entre los miembros de la familia, y en consecuencia en una mayor dificultad en la dirección de la empresa. Por eso, se debe evitar que estas discusiones que se producen en el grupo familiar, se trasladen a una organización profesional como lo es la empresa. Para ello, los miembros de la familia que, de alguna manera, se relacionen con la organización deben conocer las cuestiones fundamentales de ésta y lo que se espera de ellos.

Para este fin, existe un documento llamado “protocolo familiar”, que debe ser dado a conocer a todos los familiares. Este documento establece las líneas en torno a los asuntos empresariales que le competen a la familia, representando un elemento indispensable para evitar la generación de conflictos y contribuir a su solución si se producen. Asimismo, es importante que dicho documento se revise de modo regular, al menos cada 2 o 3 años, para garantizar que los acuerdos siguen adecuándose a las circunstancias y expectativas del negocio familiar. De esta forma podemos generar un buen ambiente, tanto para la empresa como para la familia. – See more at: http://www.um.es/cef/joomla/index.php?option=com_content&view=article&id=1681:asuntos-discusiones&catid=20:colaboraciones-sobre-la-ef&Itemid=41#sthash.glxbUyuL.dpuf

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. […] por Pedro Juan Martín Castejón La mayoría de las empresas familiares sufren grandes tensiones como consecuencias de la superposición entre el ámbito familiar y el ámbito empresarial, que suelen provocar fuertes discusiones entre sus miembros.  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.