por Juan Luis Manfredi

Leo a menudo textos sobre estrategia. En mi opinión, muchos de ellos son demasiado teóricos (Sun Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Anticipación, adaptación y acción: estrategias para tu pyme

juan luis manfredi 02por Juan Luis Manfredi

Leo a menudo textos sobre estrategia. En mi opinión, muchos de ellos son demasiado teóricos (Sun Tzu y su arte de la guerra, por ejemplo) o están alejados de la realidad cotidiana de la pyme (no cuentan con los recursos de una gran multinacional o una cotizada). Por eso me ha gustado tanto el libro de Rafael Martínez, porque refleja a la perfección el conocimiento de la disciplina, pero sobre todo la personalidad del autor. Es una mezcla explosiva entre inteligencia y humor. Por eso lo recomiendo.

Define tu estrategia. Empecemos por el principio. No hace falta ser un filósofo. La estrategia es la suma de fines + caminos + medios. Y solo necesitas tres fórmulas para pensar la estrategia de tu pyme: anticipación, adaptación y acción (AAA). Una auténtica triple A que sirve para conocer qué sucede en el entorno cuando todo está en permanente cambio, cómo organizar los recursos (personas, dinero o materias primas) y cómo cambiar para que no se derrumbe el negocio.

Elige un camino. En realidad, dos. O más. Porque cuando terminas de pensar y redactar una estrategia, se mezclan la realidad y el deseo. Puedes orientarte hacia la acción y comenzar a tomar decisiones, esperando que luego se ordene el entorno. Esto no sucede, a menos que arriesgues mucho. Una segunda opción es ser práctico: sin grandes innovaciones, pero solucionando problemas. Otra, es la estrategia profesional basada en la anticipación y la estabilidad. Una cuarta, puede ser sobrevivir. En tiempos de crisis, es lo que abunda. El quinto, y quizás más complejo, es el estratega que sigue antes las nuevas reglas del juego.

La estrategia no es una táctica o una decisión acertada. Consiste en ordenar los elementos y las prioridades. Consume tiempo y recursos. Por eso, hay que saber lo que se quiere y comenzar a caminar. Te recomiendo que realices el ejercicio de escribir un documento que contenga las ideas de Rafael Martínez: las metas, los límites y las dificultades y el método. Basta con que sea en una servilleta de papel.

Lo no razonable es un patrón demasiado común. Demasiado humano, de hecho. En psicología se denominaría error de percepción y sesgo. En la empresa consiste en minusvalorar a la competencia y sobrevalorar los recursos propios. Ese narcisismo tiene solución si se emplean herramientas de gestión y control. Sal, da un paseo y conviértete en cliente de tu propia empresa. Verás con otros ojos su negocio.

Lectura relacionada  Los pasos del planeamiento estratégico

Los toboganes estratégicos son otro modelo de riesgo. Se producen cuando se “sustituye la experiencia directa por la ortodoxia y la complacencia, y cuando éstas se unen a los intereses creados”. Puede producirse por el exceso de sesgos (preguntar solo a quienes nos dan la razón) o la incapacidad de establecer un control periódico sobre el proceso de toma de decisiones (“es que aquí siempre se ha hecho así”). Los tres ejemplos del libro son poco evocadores: el dinosaurio, el castillo de naipes o la locomotora desbocada.

La estrategia del solucionador es propia de los emprendedores. Viven de la anticipación y la atención constante al entorno. Esto les desarrolla un criterio, un olfato muy valioso. El estilo de gestión es centralizado, paternalista, pero muy práctico. Es además una persona que tiene sueños posibles: quiere modificar el entorno próximo. El enfoque es efectivo y, en determinadas condiciones, transforma una industria. El libro sugiere que Michael Dell, Amancio Ortega y Sam Walton pertenecen a esta categoría.

La estrategia de la planificación se cimienta sobre la capacidad de analizar los datos, las tendencias o los nuevos gustos de la población. Utiliza herramientas ordenadas, que deja poco espacio a la improvisación, pero que es sistemático. Es un modelo que ha triunfado en las escuelas de negocios (¿quién no ha analizado su industria siguiendo las cinco fuerzas de Porter?), pero que corre el riesgo de convertirse en un rito de poco valor añadido (ay, esos encuentros estratégicos anuales…). Por eso, abogamos por un buen análisis, pero por el incremento de otras herramientas (liderazgo, cultura corporativa).

La estrategia de supervivencia se orienta al corto plazo, a la consecución de resultados en un entorno de creciente complejidad. No hay tiempo para la planificación cuando el mundo es VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo). Es habitual en las fases de saneamiento, antes de relanzar otras estrategias más pensadas, más reflexivas. Genera líderes carismáticos, que llegan para salvar el negocio…, pero puede acabar sesgado en exceso por las medidas correctoras. Es una estrategia que se centra en los resultados y en la búsqueda de oportunidades, pero no sirve para gestionar un negocio estable.

La última estrategia es la menos habitual. Los negocios que se guían por lo nuevo en  un entorno intensivo en tecnologías e información, pero incierto en los comportamientos. Hay que aprender a crear valor mediante el análisis de datos en tiempo real y anticiparse constantemente. Para ello, es necesario apostar por el aprendizaje: solo el cambio permanece. La innovación es difícil de conducir, por lo que la empresa debe estar en beta permanente. Nunca se termina de aprender.

Lectura relacionada  De las buenas ideas a la realidad: ¿cómo mejorar el planeamiento estratégico?

Con estas cinco guías, toca ahora a la pyme aplicar los principios fundamentales. No basta con apostarlo todo a la estrategia de supervivencia, sino que es necesario combatir la incertidumbre, aprender a gestionar la suerte y participar en los cambios. Es un reto diario.

Fuente blog Con Tu Negocio (www.contunegocio.es) – http://www.contunegocio.es/estrategia/anticipacion-adaptacion-accion-cinco-estrategias-pyme

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante

 para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Sólo ingresa  tu dirección de correo en:

suscribete 02

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. Alina P. Gutiérrez dice:

    Hola, Juan Carlos. Efectivamente el artículo es del periodista Juan Luis Manfredi, aunque al comienzo pones “Por Juan Carlos Valda”, como si fuera tuyo. También has olvidado citar la fuente: el blog Con Tu Negocio (www.contunegocio.es), lugar en el que fue originalmente publicado.
    Así es muy fácil “escribir un blog”, copiando literalmente lo que escriben otros.
    Saludos,
    Alina.

    • Estimada Alina

      Cumplo en responder tu correo.

      Al comienzo del post se menciona al autor de manera correcta. Donde dice “por Juan Carlos Valda” corresponde a la manera que tiene WordPress (no yo) de poner quien edita o publica el articulo. Lamentablemente es algo que no puedo corregir de la plataforma de WordPress y por eso he comenzado hace mucho ya a poner el nombre del autor al comienzo y no al final para que no se tergiverse la informacion

      Soy muy respetuoso de la autoria de los trabajos y nunca me arrogaria el credito por un escrito de alguien. Pueden consultar los mas de 12.000 articulos de mi blog para ver si eso que te digo es correcto y cierto o no.

      En cuanto a que “asi es muy facil escribir un blog” te aclaro que
      a) yo no escribo el blog.. sino que publico contenidos de terceros (mencionando la autoria como te he dicho anteriormente)
      b) no es tan facil ni lleva poco tiempo realizar la seleccion de material que considero importante para compartir con los lectores.

      Lamento mucho tu correo pero tienes todo el derecho de enviarlo.

      Juan Carlos Valda

      Nota: Eso si.. agradezco la informacion de la fuente para incorporarla al post como podras apreciar

  2. yami dice:

    Soy una seguidora de este blog desde sus comienzos, asi que considero necesario responder a esta persona Alina P Guitierrez sus comentarios.

    Ante todo Alina debes leer primero correctamente para luego emitir una opinion tan difamadora como la tuya, dedicale un poco de tiempo a conocer el funcionamiento de wordpress y entenderas el porque sale el nombre del administrador primero.

    Por otra parte te has tomado atribuciones que no te corresponden pues el autor del articulo no se ha sentido plagiado porque esto no ha sucedido ni con el ni con los miles de autores publicados aca.

    Para terminar considero una falta de respeto de tu parte que opines sobre el arduo trabajo que realiza el Dr Valda para hacer llegar a los que de verdad les interesa la tematica pyme, toda la informacion dispersa en internet.

    Tal vez deberias ocupar tu tiempo en realizar tareas provechosas y no criticar a quien de verdad ayuda al projimo
    atentamente Yamila

  3. Alina P. Gutiérrez dice:

    Yami o Yamila:

    Si el apartado “Comentarios” de este blog está abierto a los lectores, es porque se permite opinar y comentar. En ningún sitio figura que este espacio sea un “agregador de noticias” e insisto en que lo correcto es enlazar al lugar original en el que el artículo fue publicado, para no negarle el tráfico.

    Efectivamente, Yami, no soy la autora, pero sé el trabajo que hay detrás de cada artículo original que se escribe, porque soy periodista. Juan Luis Manfredi no se ha quejado, porque seguramente desconoce este espacio (como la mayoría de los autores que se referencian aquí): Internet es enorme y el número de publicaciones aún más.

    En cualquier caso, le doy las gracias al Sr. Valda por incorporar la fuente al final (aunque sigue faltando el enlace y sería aún más correcto ponerlo al comienzo del artículo).

    Saludos,
    Alina.

  4. Aliña P. Gutiérrez dice:

    Muchas gracias, Sr. Valda, por atender mi solicitud e incluir los enlaces a los artículos originales.

    Un cordial saludo,
    Alina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.