Aunque de manera natural ciertos eventos o circunstancias traen preocupación a nuestra vida, siempre tenemos la posibilidad de elegir si nos Leer más..." />
Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » La Inutilidad de Preocuparse

amanecer 06Aunque de manera natural ciertos eventos o circunstancias traen preocupación a nuestra vida, siempre tenemos la posibilidad de elegir si nos abrazaremos a dicha preocupación o si la dejaremos ir.

El asunto no es que la preocupación llegue sino que le abramos las puertas de nuestra mente y le preparemos un cuarto, es decir, que la invitemos a quedarse en lugar de despedirla o hacerle saber que su presencia en nuestra vida no es grata.

La forma como manejamos la preocupación está íntimamente ligado a la clase de persona que elegimos ser. Los productivos y fructíferos ocupan su tiempo generando soluciones y atendiendo aquellas cosas que producen verdaderos resultados entre tanto los infructuosos se estacan en preocupaciones y mal usan el tiempo en tareas o acciones de bajo impacto y de poca productividad. Quizás esté es un buen momento para tomar una decisión consciente respecto al manejo de nuestras preocupaciones.

Los problemas existen y hay que atenderlos, ignorarlos no es un acto de sabiduría, sin embargo, ten claro que preocuparte por un problema no es atenderlo, es sencillamente malgastar fuerzas y emociones en algo inútil. Darle vueltas a una situación negativa, solo logra dañar tu vida emocional, provoca decaimiento espiritual e incluso en algunos casos hasta enfermedades físicas. Pasar cantidad de horas preocupado, lleno de ansiedad y temor producto de la adversidad que estás atravesando no quiere decir en lo absoluto que la misma se vaya a solucionar, de hecho lo que podría suceder es que todo empeore gracias al maltrato al que te estás sometiendo a ti mismo(a). No te digo esto para desanimarte sino para que cobres consciencia y despiertes, es tiempo de pasar la pagina de la preocupación y entrar en el capitulo de la solución.

Preocuparse profundamente es sencillamente inútil, improductivo y estéril. Bien dijo Jesús “¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?” Mateo 6:27 Mientras que estemos llenos de afán y ansiedad no generaremos absolutamente nada positivo o provechoso y el único rédito real será el desgaste de nuestras propias vidas.
No quiero parecer insensible, quizás estás atravesando un gran problema, solo te digo que preocupándote no lo resolverás, cobra ánimo y esfuérzate por colocar tus pensamientos, sentimientos y todas tus fuerzas en generar soluciones y alternativas a tu situación, recuerda que es inútil preocuparse porque eso no producirá ningún cambio o salida.

Lectura relacionada  Si no hubiera tenido miedo

3 Consejos Para Manejar la Preocupación:
1.- Cambia lo que piensas: ya sabes que preocuparte no genera ninguna solución a tus problemas, deja de desgastar tus pensamientos en los problemas. Debes estar muy pendiente y cuando te sientas preocupado o abrumado, intencionalmente cambia tus pensamientos de “todo lo malo que está pasando” a “¿como puedo solucionar lo que está pasando o sintiendo?”.

2.- Entiende que la preocupación va y viene: de vez en cuando algún problema vendrá a tocar la puerta de tu vida, sino manejas la preocupación la misma te manejará a ti, dominará tu vida y te hará vivir por debajo de lo que debes, así que debes aceptar las problemas y los retos como un hecho de la vida y disponerte a manejarlos y no que ellos te manejen a ti.

3.- Busca con quien hablar: tener amistades confiables con las cuales puedas conversar sobre tus problemas es algo positivo, eso te ayuda a drenar las emociones y al mismo tiempo te permite escuchar el feedback de otros, eso si, busca personas que sean generadores de soluciones, no te juntes con algunos que vayan a preocuparse contigo sino que quieran solucionar junto a ti.

Ser dominado por la preocupación es una señal clara de que el pesimismo tiene una fuerte influencia sobre tu mirada de la vida y por ende en tu manera de comportarte, tus emociones y tus acciones.
Si tienes más fe en que los problemas te destruirán a que Dios te ayudará o en que las cosas saldrán bien y podrás solucionarlas es tiempo de que redescubras que es posible vivir de otra forma, tener días fructíferos y productivos, cambia el enfoque de tus pensamientos. Entiendelo amigo(a) ¡preocuparse es completamente inútil!
Decide ser un generador de soluciones, no un acumulador de preocupaciones.

Continua potenciando tu vida al máximo

Éxitos y bendiciones

Abraham Figuera Alvarez
Coach / Escritor / Conferencista
@lidereshoy (twitter/instagram)
af@afiguera.com

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante

 para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Sólo ingresa  tu dirección de correo en:

suscribete 02

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. […] Aunque de manera natural ciertos eventos o circunstancias traen preocupación a nuestra vida, siempre tenemos la posibilidad de elegir si nos abrazaremos a dicha preocupación o si la dejaremos ir. E…  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.