por Sandra Llinares

Cuando inicias un negocio lo habitual es que lo hagas todo tú. Explicaba esto al principio del Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » El problema de la Delegación » Cómo delegar cuando trabajas solo

sandra llinarespor Sandra Llinares

Cuando inicias un negocio lo habitual es que lo hagas todo tú. Explicaba esto al principio del artículo que escribí hace unos años “Emprender, ¿por donde empiezo?”. No comiences a añadir gastos fijos importantes, como sueldos de empleados, antes de tener ingresos. Aún sigo pensando esto, pero no creo que sea bueno que lo hagas tú todo. Con el tiempo he ido cambiando mi forma de ver los negocios de profesionales independientes, autónomos o de personas que trabajan principalmente a través de internet, como es mi caso.

Llega un momento en que tú eres el mayor obstáculo para el crecimiento de tu negocio, tú eres el cuello de botella que impide que tengas más clientes. Porque, aunque trabajaras 24 horas, el día no da para más. Y tampoco creo que empezaras tu negocio para trabajar a todas horas. Está muy bien aprender de muchas cosas distintas para saber que existen y lo que se puede hacer con ellas. Pero no necesariamente tienes que saber en detalle cómo se hacen. Puedes delegar.

¿Qué tareas puedes delegar?:

1. Aquellas cosas que sabes hacer pero que no son de tu profesión en sí. Cosas que te quitan tiempo. Esas actividades que no son tu mayor habilidad, no te gustan aunque son necesarias, te aburren, las dejas para más adelante o no aportan un valor directo a tu trabajo. Déjaselas a otra persona que disfrute con ellas y tú dedícate a lo que sabes hacer mejor.

2. Aquellas cosas que no tienes ni idea o muy poca idea de cómo se hacen. Sabes lo que quieres y cómo lo quieres pero no sabes cómo hacerlo. ¿Para qué vas a perder el tiempo en aprender cómo se hace si puedes pagarle a alguien para que lo haga? El tiempo que dedicarías a aprender cómo se hace vale mucho más que contratar a otro para que lo haga. Además, aunque aprendieras, no vas a dominarlo como una persona que lleva tiempo haciéndolo.

 

Entonces, ¿en quién delegas si trabajas solo y no tienes dinero para contratar a una persona a tiempo completo? Puedes delegar en otros freelances o profesionales independientes que sólo te cobrarán por el trabajo que realicen. No necesitas pagarles un sueldo. ¿No es genial? Supone un gasto variable que depende del volumen de trabajo que les encargues. Puedes tener tu diseñador gráfico de confianza a quien le envías tus trabajos, por ejemplo, una vez cada dos meses.

Lectura relacionada  ¿Por qué es importante para un líder saber delegar?

La nueva economía ya está funcionando así. Los profesionales somos a la vez clientes y proveedores entre nosotros. Todos ayudamos a todos y todos salimos ganando. Por eso dicen los expertos que

Trabajo hay, lo que no hay son empleos

Un profesional que te recomiendo mucho contratar es una asistente virtual. A mi forma de ver, un chollo para los profesionales independientes y una profesión con mucho futuro. Una asistente virtual es como una secretaria de dirección de los “mandamases” de las grandes compañías que contratas sólo cuando la necesitas. Ella trabaja desde su casa y tú desde la tuya. Podéis estar a miles de kilómetros de distancia y comunicaros por teléfono, Skype o email. Digo “ella” porque todas las que conozco son mujeres, pero seguro que debe de haber algún hombre que también sea asistente virtual.

Una asistente virtual te puede ayudar en la programación de citas con clientes, gestión de emails, corrección de textos, facturación, contabilidad, gestión de redes sociales, envío de newsletters, mantenimiento de tu blog, diseño web, diseño gráfico, edición de vídeo, acciones de marketing online, asistencia en webinars y mucho más. Las hay con distintos conocimientos y habilidades. Busca en internet, habla con varias para explicarles lo que necesitas y elije a quién quieres contratar. Incluso puedes trabajar con varias según tus necesidades.

Cuando tengas claro qué quieres delegar, escribe cómo quieres que se haga, una especie de manual de operaciones, y envíaselo a tu asistente virtual. De hecho, puedes pedirle a ella que lo escriba con lo que tú le cuentes.

El ejercicio que te propongo hoy es que pienses cuáles de las cosas que haces a diario en realidad las podría hacer otra persona para así tener más tiempo para las actividades que te generan dinero. Haz una lista, luego contacta con varias asistentes virtuales y ¡verás que alivio!

Sandra Llinares es fundadora de EscuelaEmprenderConExito.com y creadora del “Sistema Más y Mejores Clientes”, el método en 10 pasos con el que ayuda a profesionales independientes a llenar sus agendas en tiempo récord con el tipo de clientes que les gustan y que les pagan lo que se merecen, para que puedan vivir la vida que quieren haciendo el trabajo que les apasiona.

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante

para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

ingresando tu dirección de correo en:

suscribete 02

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. […] por Sandra Llinares Cuando inicias un negocio lo habitual es que lo hagas todo tú. Explicaba esto al principio del artículo que escribí hace unos años “Emprender, ¿por donde empiezo?”. No comiences…  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.