Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Gestión del Conocimiento » Motivación a través de la gestión de talento

Motivación a través de la gestión de talento

por workmeter.com

Es importante implementar técnicas de motivación en la empresa, y existen muchas técnicas y estrategias prácticas para motivar a un trabajador.

Alcanzar objetivos en cualquier empresa depende de las personas y del talento. En otras palabras, lograr el éxito está en función de compromiso y motivación, sin los cuales es imposible plantearse la corresponsabilidad que empuja hacia la productividad, el cuidado por el detalle y la satisfacción laboral.

La estrategia de gestión del talento es un factor clave en la consecución de metas, ya que tiene mucho que ver con la percepción por parte de los empleados de cómo su empresa los valora y de cómo el rol que juegan es o no decisivo en el plan de negocio. Motivar es necesario porque:

  • Consigue que los empleados se sientan a gusto con las funciones desempeñadas en su puesto de trabajo.
  • Es la manera idónea de combinar esfuerzos con la empresa a través del talento.
  • Supone la clave del éxito en el entorno actual donde la competencia también se moderniza.
  • La opción contraria conduciría al fracaso o la pérdida de posicionamiento, debido a la pérdida de compromiso por parte de las personas.

A lo largo de los siguientes posts hablamos de la gestión del capital humano y el talento en la empresa.

La implementación de técnicas y estrategias que favorezcan la motivación laboral de los trabajadores debe ser esencial en las compañías. Todas ellas obedecen a una elección que ha de hacerse desde los roles directivos que, previamente, han de haber tomado conciencia de la criticidad de la gestión del talento en su organización.

Las mejores técnicas de motivación empresarial para la gestión del talento

Motivar es fundamental para llegar al éxito empresarial. Siempre que se parta de la base de un salario justo, hay cosas más importantes que los incentivos monetarios. Algunas de ellas son:

  • Conexión emocional: basada en el vínculo entre empleado y empresa que fortalece la relación existente, alejándola de un mero contrato laboral.
  • Reconocimiento: además de las compensaciones económicas, es importante que el empleado reciba ese feedback positivo cuando realiza bien sus tareas y su aporte a la empresa es digno de mención. Hay que dejar de centrarse en hacer notar sólo los aspectos negativos y extender la retroalimentación a los logros en forma de reconocimiento.
  • Posibilidades: las personas necesitan poner la vista en un futuro que les impulse a luchar por unos ideales. Ofrecer oportunidades de trabajo atractivas dentro de la empresa logrará que el empleado esté motivado para emprender nuevos proyectos dentro de la empresa, sintiéndose satisfecho.
  • Condiciones de trabajo: además de proporcionar a las personas las herramientas y tecnología adecuadas para realizar sus tareas, hay que procurar que su jornada de trabajo sea lo más confortable posible y revisar de forma continua que, no sólo las condiciones ergonómicas, sino también las higiénicas, más concretamente las termo-higrométricas, sean las apropiadas.
  • Formación: velar por el crecimiento y desarrollo profesional de las personas contribuye a mejorar la calidad de los procesos y la satisfacción personal. está demostrado que es un factor altamente motivador por su relación con la mejora de posición dentro de la organización en forma de ascensos.
  • Participación activa del empleado: la corresponsabilidad que se busca y que funciona como elemento motivador sostenible, parte de cierto nivel de autonomía, que se consigue permitiendo al empleado tener control sobre las tareas asignadas y facilitándole el desarrollo dentro de las mismas en la medida de lo posible.
Lectura relacionada  Howard Gardner: La inteligencia nos hará libres

Quienes más entienden de factores motivadores, los que mejor saben lo que les crea satisfacción en el entorno laboral y lo que la resta son las personas. Randstad, en una de sus encuestas sobre la gestión del talento humano en las empresas, recogió las siguientes observaciones por parte de los empleados entrevistados:

  • Un buen salario, horario adecuado y buen ambiente, unidos a sentir el respeto y el reconocimiento de los jefes son para todos, con mayor o menor énfasis, ingredientes necesarios para que su implicación no decaiga.
  • De sus primeras experiencias laborales, todos destacan sus ganas y entusiasmo, que en algunos casos decayeron en respuesta a las adversas circunstancias laborales que tuvieron que vivir en los años siguientes.
  • La mayoría asegura que si no pudiera implicarse, cambiaría de trabajo.
  • Muchos de los empleados encuestados relacionan claramente la motivación con las realidades que experimentan en su día a día.
  • Los factores motivadores más valorados fueron: autonomía, creatividad, reconocimiento por parte de la empresa, buen ambiente laboral y unas condiciones de trabajo acordes a su valía. Asumir nuevas responsabilidades fue el punto en común más favorable, por asociarse con evolución personal, desarrollo de carrera y desafío.
  • Los factores más desmotivados para los empleados participantes en la encuesta fueron: los jefes inadecuados, el estrés, el trabajo improductivo y las malas condiciones laborales.

Fuente http://es.workmeter.com/blog/bid/336408/motivacion-a-traves-de-la-gestion-de-talento

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.